Mundo

El autor de la masacre fue abatido por la Policía

Cifra de muertos asciende a 84 por atentado de Niza

Entre ellos se encuentran 10 niños y adolescentes que celebraban este jueves el 14 de julio al sur de Francia



Un total de diez niños y adolescentes han muerto por el atentado de anoche en Niza, que causó la muerte de un total de 84 personas, informó este viernes el fiscal de la República, François Molins, en una declaración a la prensa.

El fiscal dijo que este acto de “nueva barbarie terrorista” provocó también 200 heridos, entre ellos 52 que siguen en estado crítico, de los que 25 están en reanimación, por lo que advirtió de que el balance “puede ser modificado al alza”.

La noche del 14 de julio, un camión arremetió contra una multitud que presenciaba los fuegos artificiales de la Fiesta Nacional, explicó este jueves el gobernador de la región Provenza, Alpes Costa Azul, Christian Estrosi, en su cuenta de Twitter.

El atacante, origen tunecino y quien manejaba un camión blanco, mató a 84 personas y fue abatido por las fuerzas de seguridad, agregó el subprefecto (subdelegado del Gobierno), Sébastien Humbert. El portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henri Brandet, precisó que el hombre “neutralizado por la policía” era el único que iba en el camión, en el que no había bombas.

Brandet, en declaraciones al canal “BFM TV” señaló que las investigaciones se centran ahora en ese hombre y “sobre eventuales cómplices”, aunque a continuación negó que hubiese una toma de rehenes ni ningún grupo de hombres armados en Niza, como habían informado algunos medios.

Identifican al autor del atentado 

La Policía francesa identificó al autor del atentado por sus huellas dactilares. Según los medios franceses, corresponden a Mohamed Lahouaiej Bouhlel, de 31 años y nacionalidad tunecina aunque con permiso de residencia en Francia. El apartamento de este hombre, que trabajaba como repartidor, en el barrio de Niza Norte está siendo registrado por la Policía.

El retrato del presunto autor presenta grandes semejanzas con los terroristas que han perpetrado el reguero de atentados que han sacudido de Francia en el último año y medio, desde la matanza en la sede de la revista satírica “Charlie Hebdo”, en enero de 2015.

Los testimonios de sus vecinos difundidos por la prensa gala dibujan a un hombre con antecedentes policiales por actos de violencia -y específicamente de violencia doméstica-, robo y otros delitos menores, aunque no estaba en el radar de los servicios antiterroristas.

Hace solo quince días fue colocado bajo control judicial, según el canal informativo “BFM TV”, por haberse quedado dormido al volante.

El terrorista se hallaba en trámites de divorcio y tenía problemas con su familia en Túnez, supuestamente originaria de Susa, donde hace un año murieron 38 turistas en un atentado en las playas de dos hoteles.

Padre de tres hijos, Bouhlel no era, siempre a falta de la confirmación por parte de las autoridades, una persona conocida por sus convicciones religiosas. Sus vecinos comentan que era una persona muy “discreta y silenciosa”, que vestía a menudo pantalones cortos y que solía moverse en bicicleta y en una pequeña furgoneta que aparcaba en las cercanías del apartamento.

La investigación trata de determinar ahora si actuó solo -como los llamados “lobos solitarios”- o bien si contó con la asistencia de cómplices entre su círculo de allegados.

El camión utilizado anoche por el autor del atentado había sido alquilado el pasado lunes por el propio Bouhlel con documentación válida para hacerlo, según reveló el canal público de televisión “France 2”. Una empresa de Saint Laurent du Var, a pocos kilómetros al oeste de Niza, alquiló el vehículo al presunto terrorista, que actuó, según todos los indicios, de forma premeditada.

El hombre tenía en su poder un arma corta de calibre 7.65 que utilizó antes de ser abatido por la Policía, además de varias armas largas y una granada de mano, que resultaron ser falsas. En el camión, también se descubrió una tarjeta de crédito y un móvil que podrían servir para avanzar en la investigación.

Hollande regresa de urgencia a París 

El presidente francés, François Hollande, regresó de urgencia a París procedente de Aviñón para participar en la célula de crisis reunida en el Ministerio del Interior, informó el Palacio del Elíseo.

Según la presidencia francesa, Hollande se mantuvo desde que se tuvieron las primeras noticias de la matanza en contacto telefónico con el primer ministro, Manuel Valls, y con el ministro del Interior, Bernar Cazeneuve, que esta noche iba camino de Niza para seguir allí la marcha de los hechos, y en particular la atención a los heridos.

Diferentes vídeos con decenas de víctimas desperdigadas por el suelo y escenas de caos están siendo difundidos a través de las redes sociales. François Hollande informó que medio centenar de heridos por el atentado se hallan “en estado crítico, entre la vida y la muerte”, en una alocución en esa ciudad mediterránea, tras visitar a las víctimas.