Nación

“Es una victoria procesal para Nicaragua”

El presidente Santos anuncia que Colombia "no seguirá compareciendo" ante la CIJ para tratar litigio marítimo

Fue un buen día para Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya, Holanda, ya que el alto tribunal de Naciones Unidas (ONU) rechazó las objeciones presentadas por Colombia, y se declaró competente para juzgar las dos demandas que Managua interpuso en 2013 contra el país andino por el contencioso limítrofe en el mar Caribe, lo que supone un golpe para Bogotá.

El presidente de la CIJ, Ronny Abraham, leyó en la gran sala de La Haya las dos sentencias correspondientes a sendas demandas que planteó Managua contra Bogotá con pocos meses de diferencia. Empezó rechazando una por una las cinco objeciones preliminares de Colombia, hasta declarar que tiene jurisdicción para juzgar la demanda que Nicaragua interpuso el 26 de noviembre de 2013, y lo hizo por catorce votos contra dos. En ella Managua pidió a la CIJ que declare que Bogotá viola su obligación de no utilizar o no amenazar con el uso de la fuerza y de no violar las zonas marítimas nicaragüenses delimitadas por la corte el 19 de noviembre de 2012, así como sus derechos soberanos y su jurisdicción sobre estas zonas.

Tras un descanso de quince minutos, Abraham dejó claro que la CIJ también es competente para juzgar la segunda demanda de Nicaragua, del 16 de septiembre de 2013, en la que pide a la corte que le reconozca los derechos sobre una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas. En su demanda solicita a la CIJ, además, que indique los derechos y deberes de los dos Estados en relación con el área de pretensiones superpuestas y el uso de sus recursos hasta que se delimite con precisión la línea fronteriza.

Mauricio Herdocia, experto en Derecho Internacional, y el canciller Norman Caldera, dan una conferencia en Managua tras conocer decisión de la CIJ. Carlos Herrera/Confidencial

Expertos en Derecho Internacional nicaragüenses celebraron la decisión del Tribunal y la catalogaron como una “victoria procesal para Nicaragua”. “La CIJ declara jurisdicción y visibilidad a la demanda de Nicaragua (sobre plataforma marítima) e inicia la fase de fondo del caso. Nicaragua ya presentó su memoria y ahora le toca a Colombia presentar su contramemoria. Podríamos tener sentencia en dos años y medio. Es una victoria procesal para Nicaragua”, aseguró Mauricio Herdocia, jurista internacional y rector de la Universidad American College de Managua.

El representante de Nicaragua en la CIJ, el doctor Carlos Argüello, dijo que la decisión de la CIJ “es una Victoria total para Nicaragua, y nosotros estamos aquí muy contentos con el trabajo de todo el equipo”. “Todo ha salido muy bien, y creo que esto manda un Mensaje claro: que las Sentencias de la Corte tienen que respetarse… ¡Y punto!”, sostuvo.

Sin embargo, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció que su país “no seguirá compareciendo” ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para tratar el litigio marítimo con Nicaragua porque considera que ese tribunal incurrió en “contradicciones” en los fallos emitidos este jueves en La Haya.

“Los temas bilaterales entre Nicaragua y Colombia no van a seguir sujetos a la decisión de un tercero y deberán abordarse mediante negociaciones directas entre las partes, de conformidad con el derecho internacional”, dijo Santos en un mensaje al país.

Sin embargo, Herdocia explicó que el hecho de que Colombia se retire del Alto Tribunal de Naciones Unidas no implica que los procedimientos queden cancelados. “Se activará la fase de fondo del litigio y no altera los procedimientos, el proceso va a seguir”, dijo.

Para Herdocia, Bogotá “quiso evadir lo inevitable” al desconocer la sentencia que reeditó la frontera en el Caribe entre ambos países en 2012. “Colombia le da la espalda al Derecho Internacional… lamento su retiro del Pacto de Bogotá, además Colombia es parte de la Carta de Naciones Unidas que propicia la paz en el mundo, y actitudes como esa la ponen en riesgo y puede habilitarse el Consejo de Seguridad de la ONU”, aseguró el abogado.

El experto en Derecho Internacional dijo que la defensa nicaragüenses logró demostrar que Colombia no acató el fallo de 2012 y que el caso se basa en el Pacto de Bogotá cuya competencia surte efecto un año después del retiro y no a lo inmediato como pretendía Colombia.

El artículo 56 dice que el pacto de Bogotá puede ser denunciado mediante aviso anticipado de un año, transcurrido el cual cesará en sus efectos para el demandante”, dijo. Nicaragua introdujo su procedimiento un año después, el 16 de septiembre de 2013, antes de que expirara el plazo de un año.

El ex canciller Norman Caldera señaló que la única objeción que los jueces de la CIJ pusieron a las posturas de Managua fue que no consideraron que no hubo por parte de Colombia violencia y uso de la fuerza en la zona del mar Caribe. “Colombia se apoyó de declaraciones hechas por Nicaragua en la que hubo relativa calma”, dijo.

Respecto al reclamo nica de ampliar la plataforma continental, Herdocia dijo que a Managua le asiste la razón, ya que es competencia esencial de La Haya delimitar el curso del traslape continental entre ambas naciones.

“Ahorita lo que ha sucedido es que la Corte declaró que tenía Competencia, Jurisdicción, y que los dos casos eran admisibles. Esto significa que ahora la Corte va a entrar a conocer el fondo del asunto, y para eso hay un Procedimiento, que hay que presentar alegatos escritos, después van a venir alegatos orales”, describió Argüello desde La Haya. El caso ahora puede durar aproximadamente dos años y medio para tener una nueva sentencia.

Pacto de Bogotá, la clave

El presidente del alto tribunal de la ONU explicó que, por unanimidad, los jueces interpretan que tienen jurisdicción sobre el caso sobre la base del artículo XXXI del Pacto de Bogotá. Añadió que, con un empate de ocho a ocho y gracias al voto de calidad del presidente de la CIJ, el requerimiento de Nicaragua es, por lo tanto, admisible.

La CIJ rechaza así el argumento de Colombia, que denunció el 27 de noviembre de 2012 el Pacto de Bogotá por el que aceptaba la jurisdicción de la CIJ y afirmaba que la renuncia “tuvo efecto inmediato” con respecto a la iniciación de nuevos procedimientos contra Colombia.

Las dos sentencias han sido acogidas por el agente de Bogotá ante la CIJ, Carlos Gustavo Arrieta, con “total sorpresa” y han sido consideradas “completamente injustificadas, al no ajustarse para nada a derecho”, señaló a los medios en La Haya.

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, dijo en Bogotá: “No nos sentimos derrotados, lo que nos sentimos es que la corte está tomando unas decisiones de fondo trascendentales para los países, trascendentales para el Caribe, de una forma en que no es usual en la corte ni en ninguna corte del mundo”.

Santos bajo presión

Analistas colombianos han mencionado que el presidente Santos está bajo tensión con todos los temas que maneja su gobierno, como la negociación de la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC), y que esta disposición de la CIJ le cae como un balde agua.

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe (2002-2010) afirmó que “es mejor soportar un siglo de dificultades diplomáticas que ceder un milímetro de la patria”, en alusión a la retirada del país de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en el litigio marítimo con Nicaragua.

Uribe, senador del opositor partido Centro Democrático, es uno de los principales críticos de Santos y de los que más le meten presión. Esta vez respaldó la decisión Santos, de que el país no siga compareciendo a las audiencias por el tema de Nicaragua porque, según dijo en una rueda de prensa, “Colombia no puede aceptar competencia alguna” de la CIJ.

Trabajo de Nación

La primera dama Rosario Murillo celebró el fallo a través de los medios oficialistas. Dijo: “Vamos ahora a trabajar, a esperar que la Corte se pronuncie sobre los tiempos y también los procedimientos, todo lo que hay que presentar… imaginamos que van a ser convocados, nuestro equipo, ese excelente equipo que tenemos en La Haya y estamos a la espera de que el doctor Argüello en los próximos días o semanas informe al Presidente de la República sobre los pasos que la Corte defina que deben darse en las próximas semanas, meses y hasta años”.

Herdocia dijo que el fallo positivo para Nicaragua en La Haya se debió a que la defensa de Managua valoró la estrategia de la Comisión Territorial Asesora “sin distingos ideológicos”. “No así con otros casos, como el de Costa Rica, en el que no se tomó en cuenta a la Comisión y no tuvimos resultados triunfantes”, dijo el jurista.

Más en Nación

Send this to a friend