Reporte ciudadano

Ciudadanos denuncian detenciones y represión

Antimotines asedian a grupo de personas que pretendían marchar. EFE | Confidencial

Más de 60 personas fueron arrestadas cuando trataron de unirse a la marcha convocada por la UNAB.



Un gran despliegue de fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional reprimió a decenas de ciudadanos que pretendían marchar esta tarde, del colegio Teresiano hasta la estatua Alexis Arguello. Esto ocurre a un día de cumplirse el aniversario de las protestas cívicas en Nicaragua.

Según la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), al menos 60 personas fueron arrestadas, entre ellas, el periodista, Abixael Mogollón, de Artículo 66, quien transmitió a través de Facebook Live el momento en que un grupo de antimotines lo arrestó, a pesar que él se identificó como reportero. Mogollón fue liberado una hora después, sin embargo, fue despojado de todas sus pertenecías y, según cuenta, en la camioneta en que lo trasladaron iban cuatro mujeres.

“Me golpearon y me robaron todo. Los policías también montaron a cuatro mujeres a la patrulla, a una de ellas la manosearon y también le robaron todo. Fue tan fuerte lo que les hicieron que una de ellas se orinó del miedo”, contó.

Minutos antes que iniciara la marcha, convocada para las dos de la tarde, varios miembros de la Alianza Cívica llegaron al parqueo de Lafise Bancentro para comenzar aglomerarse, sin embargo, en poco tiempo fueron rodeados por decenas de camionetas cargadas con antimotines y tuvieron que buscar refugio.

Los policías también arrestaron a personas que iban a bordo de una ruta 119 que pasaba por esa zona, según logró captar una ciudadana en redes sociales. Asimismo, arrestaron a una mujer que trataba de huir, a bordo de un taxi, del perímetro donde estaban los antimotines, sin embargo, estos detuvieron el vehículo y se la llevaron.

Ante el asedio y las redadas, efectuadas por la Policía Nacional, muchos se resguardaron en el Edificio Pellas, Lafise, la zona de donde fue El Quetzal y la Catedral de Managua. En este último punto continuaron protestando.

Según identificaron varios ciudadanos en redes sociales , al igual que en las otras marchas, hubo personas infiltradas que llegaron a grabar e intimidar a los manifestantes.

Otros ciudadanos lograron grabar con sus celulares el momento en que un grupo de policías detuvo a unas muchachas que viajaban a bordo de un vehículo por el sector del colegio Teresiano.

Desde finales de septiembre del año pasado, el régimen de Daniel Ortega prohibió las manifestaciones a través de un comunicado emitido por la Policía Nacional. Según ese documento las personas que convoquen marchas deben solicitar un permiso, pero hasta ahora nunca lo han otorgado.