Política

Coalición Nacional: “Ataque a la iglesia es para infundir terror al pueblo”

Dirigentes opositores urgen organización territorial para responder “al abuso de la fuerza” del régimen de Ortega

La escalada de violencia contra la Iglesia católica en Nicaragua, tras el atae atentado “terrorista” que provocó el incendio en la capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, son “ataques planificados” del régimen de Daniel Ortega que “pretende infundir el terror en el pueblo”, afirman dirigentes de la Coalición Nacional (CN).

“Este ataque es una expresión de la soledad y debilidad del régimen que trata de imponer el terror pretendiendo paralizar la intención de reclamo y de un cambio que demandan todos los nicaragüenses y por eso recurren a lo único que tienen que es, el abuso de la fuerza, el abuso del poder y la violencia”, expresó José Pallais, de representante del partido Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN) en la Coalición.

Durante una entrevista en el programa Esta Semana que se transmite este domingo, el politólogo y miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Félix Maradiaga, expresó que el “sacrilegio” cometido “no es solo una ofensa para el pueblo católico, sino un gravísimo ataque a la libertad”.

“Esto demuestra que el régimen se sigue sostenido por la fuerza represiva, pero la población ha tomado una posición indeclinable de salir del régimen. Ahora corresponde a la Coalición Nacional, que necesita pasar de ser un Comité Nacional a una expresión territorial”, valoró.

“El régimen tiene miedo a que el pueblo salga a las calles, pero la escalada de violencia contra el periodismo, una de las principales trincheras donde el pueblo expresa su repudio y sus necesidades; contra la Iglesia Católica que ha sido un refugio social y espiritual;  y contra los familiares de los presos políticos provoca, mayor indignación y es una bomba de tiempo que la población proteste”, manifestó Miguel Mora, delegado del Partido Restauración Democrática ante la CN.

Pueblo exige organización y protestas

Maradiaga explicó que la mayoría de pobladores, durante recorridos que ha realizado por diferentes lugares del país, le reclaman “organizarse en los territorios” para protestar contra la dictadura Ortega-Murillo. La gente nos dice “estamos listos, ustedes son los que atrasan”, dijo Maradiaga.

Confirmó que hasta el momento, como Coalición Nacional, no han establecido un cronograma de organización y visitas territoriales pero que los integrantes de la misma “está moviendo sus bases”.

La Coalición Nacional está formada por la UNAB; la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD); el Movimiento Campesino; y los partidos por políticos: Liberal Constitucionalista; Restauración Democrática (PDR); Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN); y el partido indígena Yatama.

Sin embargo, mencionó que como UNAB tienen directivos organizados en 64 municipios y enlaces territoriales en 126 municipios de Nicaragua.

Demanda de espacio para jóvenes

Por su parte, Mora afirmó que no se había organizado los territorios porque se estaba “estableciendo los cimientos” de la CN, lo que incluía discutir los espacios de representación y los mecanismos de  toma de decisión a lo interno de esta organización porque quieren que sea “una organización altamente inclusiva”.

Las siete organizaciones que conforman la Coalición Nacional (CN) aprobaron el artículo transitorio y lo relativo a la constitución de una posible alianza electoral, además de ampliar el espacio a los jóvenes, sobre los que había diferencias a lo interno de la organización.

Mora reveló que decidieron que “21 jóvenes en siete representaciones tendrán siete votos”, la mitad dentro del comité nacional de la CN“Es un evento histórico (…) nunca en ningún coalición política se les había dado tanto poder y representación a los jóvenes. Es la mitad de los votos. Hay una multiplicación de jóvenes en toda la estructura”, afirmó.

Nueva revolución Nicaragua

Cinco de las siete organizaciones votaron por ampliar el espacio a los jóvenes, incluyendo los de los partidos políticos. La Alianza Cívica y la UNAB se opusieron y “no es un tema que esté cerrado”.

Maradiaga expresó que la posición de la UNAB “es lamentar que no se ha encontrado un modelo participativo para la juventud que tuvo un rol protagónico durante la insurrección cívica de abril”.

“Reconozco que muchos jóvenes vinculados a partidos lo hicieron como ciudadanos independientes, muchos participaron en tranques y protestas. Pero para nosotros todavía no se ha dado el espacio necesario a la juventud autoconvocada”, estimó.

La negociación finalizó en consensos

Entre los temas sobre los que debatían, a solicitud de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), estaba el nombramiento del Secretario Ejecutivo de la CN; el plan de nación; el procedimiento para selección democrática de candidatos; las reformas electorales a lo interno de la CN; los posicionamientos y comunicados; las movilizaciones y protestas, y la constitución de una posible alianza  electoral.

Cuatro de estos temas serán decididos “exclusivamente por consenso”, aunque en todos tendrá que haber “bastante entendimiento”, afirmó José Dávila, uno de los representantes de la ACJD.

El nombramiento del Secretario Ejecutivo de la CN, el plan de nación, el procedimiento para selección democrática de candidatos y las reformas electorales a lo interno de la CN serán aprobados hasta que llegue a una discusión en la que haya consenso, sin posibilidad de otra forma de elección.

“En esos cuatro asuntos es obligación que se aprueben por consenso, es decir, discutir, acercar posiciones hasta que haya entendimiento”, explicó José Pallais, representante de representante del partido Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN) y exintegrante de la ACJD.

Por posible votación

Dávila indicó que los otros tres temas “que serán decididos por consenso con posibilidad de mayoría en una votación” son: las movilizaciones y protestas, los posicionamientos y comunicados; y la constitución de una alianza electoral.

Para ello “quedó establecido que se va a intentar el consenso en cinco sesiones, pero si no se alcanza en ese término, se hará por votación”, mencionó Pallais.

Coalición Nacional
Firma de la Coalición Nacional, el 25 de junio de 2020. // Foto: Nayira Valenzuela

En el caso de la alianza electoral, se estableció una salvedad, informó Pallais. “Si no se alcanza el consenso en una fecha determinada se abre la posibilidad de aprobarlo con la votación calificada de los integrantes de la Coalición”, dijo.

Pallais dijo que esto se anticipa para que no venza el término para inscribir la alianza en un proceso electoral. Sin embargo, insistió, que todo será aplicado solo si hay las condiciones para unas elecciones libres, luego de una profunda reforma electoral.

Se estableció un diálogo

Además, aprobaron reformas a los incisos 13 y 14 del artículo tres de los estatutos de la CN. En su lugar, ahora se lee, acordaron “aprobar todo lo relativo o necesario para la constitución de una posible alianza electoral de acuerdo al marco legal vigente al momento de su constitución, que recoja los propósitos, el espíritu y la pluralidad que representa esta Coalición Nacional, permitiéndole participar en eventuales procesos electorales bajo condiciones democráticas”

“Hubo mucho avance, hubo un buen ambiente, se hicieron concesiones y creemos que todo esto se hace para seguir el proceso de convertir a la Coalición Nacional en una organización con credibilidad para el pueblo nicaragüense”, insistió Dávila.

Más en Política

Share via
Send this to a friend