Política

Coalición Nacional nace con tareas pendientes

Alianza Cívica firma y espera el cumplimiento de una promesa; mientras el sector estudiantil y juvenil se muestra fracturado

La Coalición Nacional en Nicaragua ya es una realidad. Este jueves 25 de junio, fue constituida por tres movimientos cívicos y cuatro partidos políticos: la Unidad Nacional, Alianza Cívica,  Movimiento Campesino, y los partidos: PLC, PRD, Yatama, y FDN, quedando fuera por autoexclusión el partido CxL.

Nace con dos tareas urgentes: unificar al sector juvenil y universitario; y cumplir lo prometido a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), que había pedido tiempo para ratificar los estatutos de la gran unión opositora.

Antes de la firma de constitución, el Consejo Ejecutivo de la Alianza Cívica decidió que firmarían. “Encontramos una fórmula de como trabajar rápido para firmar el 25 (de junio) y dejar la puerta abierta para los cambios que nosotros creemos que son importantes”, dijo a CONFIDENCIAL Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la ACJD.

Esa fórmula fue la inclusión de un artículo transitorio en el reglamento que establece: “Los firmantes se comprometen a que, una vez constituido por los siete representantes de las organizaciones, el Comité Nacional conocerá, discutirá y en su caso resolverá la propuesta de la Alianza Cívica de establecer el consenso como único mecanismo de aprobación de los siguientes asuntos”.

Entre esos asuntos están: “contrato social (plan de Gobierno); constitución de la alianza electoral; mecanismo de selección de candidatos; posicionamientos públicos y comunicados de la Coalición Nacional; reformas electorales; elección del secretario ejecutivo; y formas de protesta, estrategias de presión interna y movilización”.

Félix Maradiaga, representante del sector político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), aseguró a CONFIDENCIAL que el tema del artículo transitorio “se va a tratar a lo inmediato”, ya que “es uno de los compromisos”, por lo que “habrá un equipo de trabajo que atenderá las solicitudes de la Alianza Cívica”.

La regla del consenso

Los estatutos, en su artículo siete, indican que el Comité Nacional —integrado por tres representantes de cada organización— “procurará” que la toma de decisiones sea por “la vía del consenso”. Establecen dos sesiones para alcanzar el consenso, de no lograrse, se hará una tercera sesión para realizar “una votación calificada sobre la base de las tres cuartas partes de las organizaciones”; en caso de no obtener resultados en esa votación, ordena una segunda votación similar.

El reglamento otorga un voto a cada organización en el Comité Nacional. “El voto lo ejercerá la persona representante que la organización defina”.

Chamorro aseguró que la Alianza Cívica quiere que los “temas más controversiales”, como las alianzas electorales y selección de casilla, se haga por “consenso para que una mayoría no imponga a una minoría”.

El exdiplomático y político liberal José Pallais Arana —que el lunes renunció a la Alianza Cívica— advirtió que “cuando vos obligás a que todo sea por consenso, estás dándole a una de las organizaciones el derecho de vetar”.

“El derecho de veto hoy te puede convenir, pero mañana puede ser en contra, pero definitivamente el derecho de veto es una herramienta que atrasa el funcionamiento de organizaciones colegiadas, diversas y múltiples”, explicó el exvicecanciller en una entrevista con el programa Esta Noche, que se transmite en el canal de YouTube de CONFIDENCIAL,

Lección aprendida

Maradiaga mencionó que la postura de la Alianza Cívica los tomó por “sorpresa”. “Estábamos listos para firmar desde la semana pasada y leímos el comunicado en redes sociales. Nos enteramos de la misma manera que se enteraron ustedes (medios de comunicación)”.

En ese comunicado, la ACJD pidió más tiempo para ratificar los estatutos, bajo los argumentos de que debía ampliar con sus bases la discusión sobre la propuesta de estatuto, y por un litigio en el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), tras unas cuestionadas elecciones internas de directivos.

“El comunicado de la Alianza fue una voz de alerta. Esperaría que aprendiéramos de esta lección, en el sentido de que es fundamental mantener canales más fluidos de comunicación internamente”, manifestó Maradiaga.

El activista opositor reconoció que “todas las organizaciones nicaragüenses, sin excepción, están insertas en un clima antidemocrático, y sería maniqueísmo decir que la falta de democracia solo está dentro del sandinismo, también las organizaciones que somos democráticas, tenemos ese recordatorio perenne de la democratización. Esa fue la lección aprendida”.

Inclusión de jóvenes y universitarios

En la firma también estuvo presente, aunque no firmó, un represente del sector estudiantil y juvenil de la Unidad Nacional. Mauricio Muñoz, representante de los jóvenes de la UNAB, aseguró: “No firmamos, no porque no queremos o apoyemos, sino porque es necesario la presencia de los dos sectores estudiantiles y juveniles en este cambio por Nicaragua”, en referencia a los otros grupos juveniles y estudiantiles adscritos a la Alianza Cívica.

Fuentes de la Alianza han señalado a CONFIDENCIAL que, dentro de la organización, el sector juvenil era uno de los que empujaba por posponer la firma de los estatutos.

CONFIDENCIAL solicitó, sin éxito, al equipo de comunicación de la ACJD una entrevista con uno de los representantes del sector juvenil y estudiantil, pero la respuesta fue: “mañana (viernes) por la tarde se reúnen para dar su posición”.

Desconocen razones

Muñoz subrayó que públicamente han expresado su interés por dialogar y trabajar en conjunto con los jóvenes de la Alianza Cívica, pero “han dado muy pocas respuestas”. “Desconozco cuál es la razón para no aceptar nuestras invitaciones”, añadió.

El tema de los jóvenes fue tocado públicamente por Medardo Mairena, líder del Movimiento Campesino, quien en su discurso dijo que “este es un momento muy importante para hacerle un llamado a los jóvenes, que iniciemos un proceso de diálogo entre los diferentes movimientos estudiantiles, para que podamos tener la representación de ellos”.

Chamorro evitó referirse a las razones que tienen los jóvenes de la Alianza Cívica, y se limitó a señalar que “esta llama de abril la encendieron los estudiantes, los jóvenes, y obviamente tienen un papel fundamental que jugar en esta Coalición”.

Más en Política

Share via
Send this to a friend