Mundo

Gobierno de Santos y la guerrilla suscribieron acuerdo sobre justicia transicional

Colombia supera escollo para alcanzar la paz con las FARC

Los guerrilleros deberán entregar las armas en un plazo de 60 días tras la firma de un eventual acuerdo de paz definitivo



La Habana.- El Gobierno de Colombia y las FARC anunciaron este miércoles un importante acuerdo sobre justicia transicional que incluye la creación de un tribunal especial para la paz, anunciaron en La Habana, sede permanente de los diálogos de paz. La guerrilla deberá entregar las armas en un plazo de 60 días tras la firma de un eventual acuerdo de paz definitivo entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla.

El Estado de Colombia otorgará la amnistía “más amplia posible” para los delitos políticos, pero dejará fuera de esa medida los crímenes que la legislación nacional tipifique como de lesa humanidad, genocidio o graves crímenes de guerra.

Representantes de los países garantes, Cuba y Noruega, leyeron el comunicado del acuerdo, acompañados de las dos delegaciones de paz al completo, encabezadas por el presidente Juan Manuel Santos y el líder máximo de las FARC, alias “Timochenko”.

El Gobierno colombiano y las FARC anunciaron los detalles del acuerdo sobre justicia transicional, uno de los asuntos más controvertidos de las negociaciones iniciadas en 2012, ya que es un mecanismo que permite procesar a responsables de delitos durante el conflicto armado, sin caer en la impunidad. El acuerdo sobre justicia incluiría la creación de un tribunal especial y la posibilidad de que los guerrilleros cumplan pena que no serían de cárcel, aunque no está confirmado por ninguna fuente oficial.

El acuerdo facilitará poder cerrar pronto el punto de la agenda referido a la reparación de las víctimas, tema que las partes discuten desde hace más de un año y que llevaba meses estancando precisamente por sus diferencias en justicia.

Santos partió de Bogotá en el avión presidencial de la base militar de Catam, acompañado de representantes políticos como el senador del izquierdista Polo Democrático Alternativo, Iván Cepeda, que es copresidente de la Comisión de Paz de la Cámara alta; y el exministro conservador Álvaro Leyva, que ha sido negociador de paz en el pasado con las guerrillas del M-19, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las FARC.

Además, Santos viajó acompañado del general Javier Flórez, que encabeza la subcomisión técnica que desde agosto de 2014 ha asesorado a los negociadores del Gobierno colombiano para perfilar los detalles de un alto el fuego definitivo, asunto en el que se han logrado avances en los últimos meses según las partes.

El presidente colombiano sorprendió esta mañana cuando anunció en su cuenta de Twitter que de camino a Nueva York, donde asistirá a la Asamblea General de Naciones Unidas, haría escala en La Habana para una “reunión clave con negociadores con el fin de acelerar el fin del conflicto”. Poco después, fuentes de la guerrilla confirmaron que ya se encontraba en la capital cubana alias “Timochenko”, el máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), para participar en el anuncio del acuerdo junto con Santos, y, aunque no se sabe cuándo llegó, sí se han divulgado imágenes que dan cuenta de su presencia en La Habana.