Economía

Comerciantes e industriales esperan respuesta de Daniel Ortega

Enviaron carta en la que pidieron al Gobierno trabajar en “la búsqueda de una propuesta tributaria que ayude a fomentar el crecimiento económico”

Carmen Hilleprandt, presidenta de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), y Marcos Pierson, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), están a la espera de una respuesta a una carta conjunta enviada al presidente Daniel Ortega, en la que pidieron al Gobierno trabajar en “la búsqueda de una propuesta tributaria que ayude a fomentar el crecimiento económico”.

La presidenta de la Cámara de Comercio dijo que después de enviar la carta “esto está en la cancha del Gobierno para que decida si quiere que aumente el desempleo. Tenemos el derecho de hacérselo ver. Ojalá que no vaya a oídos sordos, por el bienestar del país”.

La filtración del documento generó fuertes críticas entre internautas que interpretaron el documento como una suerte de capitulación ante el régimen, acusando a los empresarios de cuidar solo sus intereses.

Ambos líderes gremiales ofrecieron el lunes pasado una conferencia de prensa conjunta, para explicar que “más del 90% de los socios estuvo de acuerdo en enviar la carta”, dijo Hilleprandt, recordando que el mismo texto de la reforma tributaria de 2019, decía que se haría una revisión en 90 días, sin que hasta ahora se haya corregido nada.

En vez de eso, el sector observa la pérdida de casi 70 000 empleos desde 2018, y la destrucción de más de 200 000 puestos de trabajo, si se suman otros sectores, añadió, recordando las “lamentables cifras de afiliados” a la seguridad social.

La reforma “hizo menos competitiva a la industria nicaragüense”, señaló Pierson por su parte, explicando que algunas de sus consecuencias son una reducción de las importaciones y con ello, de la producción nacional, “con lo que el desempleo ha ido creciendo”, en una circunstancia en que las pymes son las que tienen menos capacidad para seguir operando en esta situación.

La explicación es que “la carta apuntaba a buscar cómo resolver el problema; a mostrarle al Gobierno las inconsistencias que están ocurriendo para que las corrija, y salvar la economía. Eso no quiere decir que no abordemos los problemas políticos y sociales”, dijo Pierson.

“Esta carta aborda solo lo económico, pero ya hemos abordado esos temas en otras cartas… Lo más cómodo para el Gobierno sería subirnos los impuestos, y que nos quedáramos callados, sin señalarle que lo que está haciendo más bien destruye el país”, defendió.

Reforma tributaria sigue ahogando a empresas

Desde el inicio, tanto los economistas independientes como los empresarios y los líderes de diversos gremios, advirtieron del daño que la reforma tributaria causaría a la economía del país. El 3.9% de crecimiento de 2019, mostró que tenían razón.

La lideresa gremial explica que “a raíz de la carga tributaria se ha incrementado el contrabando en algunos sectores”, con lo que las empresas formales deben soportar el golpe impositivo más una baja en sus ventas, lo que se explica parcialmente por causa del contrabando.

La consecuencia es que “decrece la empresa y el empleo, pero el contrabandista está feliz, porque no paga salarios, ni cotiza a la seguridad social, mientras disminuye el tamaño de las empresas”, detalló.

Pierson explicó que algunas empresas han optado por cerrar operaciones en Nicaragua y trasladarse a otros países, porque encuentran más incentivos para salir a producir a otro lado, versus las “políticas confiscatorias” que encuentran en el país.

“Necesitamos poner orden en la casa, para que permita a las pymes desarrollarse, y al empleo establecerse y crecer”, sentenció.

Regresando a las razones para enviar la carta, el presidente de Cadin, razonó que “si este problema se arregla, es todo el país el que se va a beneficiar, no solo nuestras dos cámaras”.

Por eso, además de enviar esa carta, están “trabajando en propuestas de cómo resolver el problema, y las vamos a hacer públicas para despertar conciencia en la sociedad y en el Gobierno; si no, tendremos que ver qué otras opciones tomar para salvar las empresas, el empleo y el comercio. A nadie le conviene destruir el empleo y la economía”, recordó.

En ese sentido, la presidenta de la Cámara de Comercio recordó que “es nuestra obligación y responsabilidad hacer esta comunicación al Gobierno y al presidente, porque es el que puede solucionar”, insistió.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend