Confidencial

Condena internacional a represión oficial y violencia

Desde el primer día de las protestas, las portátiles del FSLN han agredido a los manifestantes pacíficos, hasta escalar la violencia, muerte y vandalismo. Confidencial | Carlos Herrera

La represión oficial y la violencia que han sufrido los nicaragüenses en las masivas protestas contra el Gobierno del comandante Daniel Ortega en diferentes ciudades, dejando un saldo de al menos 30 muertos, fue condenada enérgicamente este martes, por separado, por la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH), la Casa Blanca de los Estados Unidos y la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA).

La Casa Blanca señaló directamente a la Policía y a los “matones favorables al Gobierno” por la “repugnante violencia política” y “represión” ejercida contra el pueblo en las protestas de la última semana.

“Como nación que apoya la libertad de expresión como un derecho humano y civil, Estados Unidos condena la violencia y la represión propagada por el Gobierno de Nicaragua y cualquier cierre de medios”, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Las protestas comenzaron hace siete días por las reformas de la Seguridad Social que aprobó (y luego derogó) Ortega y desataron movilizaciones multitudinarias sin precedentes que reclaman su salida, después de 11 años, con acusaciones de abuso de poder y corrupción.

CIDH pide investigación exhaustiva y sanciones

La CIDH, por su parte, anunció que solicitará al Gobierno una visita in loco para analizar la situación de los derechos humanos en el país.

Además exhorta a las autoridades a “investigar de forma pronta y exhaustiva la conducta policial” durante las manifestaciones “y establecer las sanciones correspondientes” por el uso de la fuerza durante la protesta social.

“La Comisión reitera además la importancia de que las autoridades contribuyan decisivamente a la construcción de un clima de tolerancia y respeto en el cual todas las personas puedan expresar su pensamiento y opiniones sin miedo a ser agredidas, sancionadas o estigmatizadas por ello”, indica el comunicado.

IDEA: Asegurar paz social duradera

Al menos veinte exjefes de Estado y de Gobierno firmantes de las declaraciones de Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) solicitaron al secretario general de la OEA, Luis Almagro, que impulse “la adopción de medidas” que “permitan la normalización institucional de Nicaragua y aseguren una paz social duradera” en el marco de la Carta Democrática Interamericana.

Carlos Herrera | CONFIDENCIAL.

El grupo saludó la iniciativa por la CIDH y recordaron que se espera otra iniciativa de la Relatoría para la Libertad de Expresión de la OEA “para que, dentro de sus respectivas competencias, abran las investigaciones que conduzcan al establecimiento de las responsabilidades del gobierno Ortega-Murillo por violaciones agravadas de derechos humanos y del ejercicio del derecho a la información, con pérdidas de vidas y libertades personales”, indican en la carta.

Los exmandatarios señalaron que las masivas protestas civiles tras una fallida reforma a la seguridad social reflejan el “malestar social y democrático incubado, producto de graves alteraciones en el régimen de libertades” en Nicaragua.

Contra la censura 

La CIDH además relata las denuncias recibidas que incluyen los fallecidos, decenas de personas heridas, lesiones a periodistas, la censura a cuatro canales de televisión. También mencionan el asesinato con un disparo de arma de fuego en la cabeza, del periodista Ángel Gahona, mientras transmitía en vivo a través de Facebook la jornada de protestas en Bluefields.

La CIDH y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión recuerdan al Estado de Nicaragua que “la represión directa a los manifestantes o la detención arbitraria de manifestantes es incompatible con el derecho de manifestar su opinión pacíficamente”.

“El hecho de que algunos grupos o personas ejerzan violencia en una manifestación no vuelve, per se, violenta toda la protesta ni autoriza a las fuerzas de seguridad a disolver la protesta mediante uso de la fuerza ni a practicar detenciones indiscriminadas”, señala el comunicado.

Agregan que los operativos de las autoridades “deben ser planificados bajo protocolos de actuación claros que garanticen el uso adecuado, progresivo y proporcional de armas menos letales y favorezcan el diálogo”.

Ataques contra periodistas y destrucción de equipos

“Los ataques contra periodistas y la destrucción o incautación de equipos de quienes cubren estas situaciones violan la libertad de expresión, tanto en su dimensión individual como colectiva. Del mismo modo, una orden oficial para retirar canales de televisión del aire, de ser confirmada, constituiría una forma de censura y atentaría contra el derecho de la sociedad a estar informada sobre asuntos de alta relevancia pública”, agregan.

Al menos una docena de periodistas han sido vapuleados y han sufrido el robo o la destrucción de sus equipos. También las transmisiones de 100% Noticias (que estuvo fuera del aire cinco días), Canal 12 y otros tres canales, entre nacionales y locales, fueron suspendidas de la señal de televisión por cable. En Bluefielfds, además, el periodista caribeño Ángel Gahona, murió de un disparo a la cabeza durante una transmisión en vivo de los disturbios tras una manifestación en esa ciudad.

A la lista de acciones de censura y represión contra la libertad de prensa se sumó el cibertataque contra Confidencial, que inhabilitó el sitio durante más de siete horas, este 23 de abril. El diario La Prensa también denunció intentos de ataques cibernéticos similares a los que afectaron el sitio de Confidencial.

Llamado a diálogo amplio

Finalmente, en su comunicado, la Casa Blanca indica que “la repugnante violencia política de la policía y los matones afines al Gobierno contra el pueblo de Nicaragua, particularmente estudiantes universitarios, ha impactado a la comunidad democrática internacional”.

“La Administración se une a la comunidad internacional en su llamada a un diálogo amplio y en su apoyo al pueblo de Nicaragua, que anhela la libertad política de expresión y las reformas verdaderamente democráticas que sobradamente merece”, agrega.

Foto: Carlos Herrera. Confidencial

Estados Unidos ordenó este lunes a los familiares de los diplomáticos estadounidenses en Nicaragua que abandonen el país debido a esta crisis, y autorizó a los funcionarios que lo deseen a salir también de la nación.  El pasado domingo, EE.UU. llamó a un “diálogo amplio” que incluya a todos los sectores de la sociedad para resolver el conflicto actual, restaurar el respeto por los derechos humanos y lograr un futuro “mejor y más democrático” para todos los nicaragüenses.

También pidió a Ortega que permita a los periodistas “operar libremente y restablecer toda la cobertura televisiva” e instó a los dirigentes nicaragüenses a realizar una investigación independiente y enjuiciar a los responsables de las muertes.