Municipios-2017
Nación

Oficial del ejército demandaba acceso a contraseñas del sitio web

Confidencial denuncia actos de intimidación y espionaje

Carlos Fernando Chamorro: la Constitución prohíbe al Ejército practicar el espionaje político



El director de Confidencial, Carlos Fernando Chamorro, denunció este viernes ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) actos intimidación y espionaje político de parte de oficiales del Ejército de Nicaragua y del partido Frente Sandinista.

Chamorro relató que dos trabajadores de Confidencial –uno del área administrativa y otro del área técnica– fueron requeridos por separado por un oficial del Ejército de Nicaragua y por operadores del FSLN, para tratar de recabar información sobre el funcionamiento de este periódico independiente, así como de la seguridad informática.

“En un acto de gran valentía cívica e integridad, los dos trabajadores de Confidencial, rechazaron de forma rotunda la pretensión de los agentes oficiales de someterlos a la intimidación, y se negaron a brindarles la información requerida a través de medios ilegales e inmorales”, aseguró Chamorro.

La presidenta y el director jurídico del CENIDH, Vilma Núñez y Gonzalo Carrión, acompañaron al periodista, quien aseguró que no interpondrá denuncia alguna ante la Policía y el Ejército de Nicaragua. ¨En la policía hay oficiales y estructuras capaces de investigar y esclarecer estos hechos, pero carecen de autonomía, pues la institución está controlada por las órdenes políticas que bajan de arriba¨, explicó.

El periodista recordó que en 2013 presentó una denuncia ante el jefe del ejército, por los actos de acoso y espionaje político a que fue sometido el entonces periodista de Confidencial, Ismael López, por oficiales de la Dirección de Información para la Defensa (DID). Pero la institución se negó a investigar, aduciendo que ellos ¨no realizan espionaje político¨, lo cual está prohibido por la Constitución de la República.

“Por la experiencia del CENIDH, estamos conscientes que en Nicaragua se ha implementado como sistema de justicia la impunidad. No hay posibilidad de una investigación, no hay posibilidad de que el gobierno asuma su responsabilidad”, fustigó la doctora Núñez.

La nueva denuncia detalla que el veinte de septiembre, un trabajador del equipo administrativo de Confidencial fue citado a través de un conocido a encontrarse en un lugar público con dos personas de nombres Rafael Moreno y Ramón Abarca, para abordar asuntos de una supuesta oferta de trabajo.

Moreno le indicó al trabajador que necesitaban información sobre este medio de comunicación, aduciendo que Confidencial “le estaba causando daño a las actividades del FSLN en la campaña electoral”.

Entre otros temas, los operadores del FSLN demandaron información sobre los funcionarios del gobierno que visitan Confidencial, fuentes diplomáticas, y los dirigentes campesinos que demandan la derogación de la ley canalera. Adicionalmente, demandaron acceso los dispositivos que se utilizan para trasladar los programas de televisión Esta Semana y Esta Noche a canal 12.

Dos días después, el 22 de septiembre, una persona que se identificó con un carnet del Ejército de Nicaragua, de nombre Walter Abarca, se presentó en el domicilio de un profesional del área técnica de Confidencial.

“Según hemos constatado en las propias memorias del ejército, Walter Ramón Abarca Flores es un oficial que fue ascendido al rango de Teniente Primero el dos de septiembre de 2014”, detalló Chamorro, quien mantuvo en reserva los nombres de los trabajadores para proteger su integridad.

Abarca demandó información sobre las condiciones de seguridad de Confidencial, las contraseñas del sitio web, y acceso al sistema de seguridad informática contra virus. Sin embargo, el técnico de Confidencial no cedió a las presiones del oficial del ejército y decidió documentar una denuncia ante el CENIDH.

dsc_3334

Para la doctora Núñez, estos actos de intimidación y espionaje son violatorios a los derechos humanos, específicamente a la libertad de expresión, por lo que remitirá la denuncia de forma inmediata a Edison Lanza, relator especial de la libertad de expresión la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La denuncia también será dada a conocer a organismos defensores de la libertad de prensa y no gubernamentales como Artículo 19 y Periodismo sin Fronteras.

“Sabemos que esto traerá cola. Los que andan impulsando el espionaje conocen a las personas que trataron de sobornar, los van a buscar y estamos listos para su defensa”, dijo Núñez.

Chamorro dijo que el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo Silvio Báez ya conocen los hechos, y son “garantes morales” de la denuncia, e instó a los ciudadanos a no someterse al miedo y la autocensura. ¨La libertad de expresión es un derecho constitucional, y a los ciudadanos les corresponde defender ese derecho¨, señaló el periodista.

 

Archivos adjuntos:

Descargue denuncia presentada ante el CENIDH

  • pdf
  • 345,10 KB

  • 345,00 B