Denuncias

Diez casas perjudicadas por cambios de último momento en el diseño

Construcción de paso a desnivel afecta a vecinos

Pobladores de Rubenia piden a la Alcaldía de Managua llegar a un acuerdo



Diez viviendas están siendo afectadas por los cambios de último momento que ha hecho la Alcaldía de Managua en la construcción del paso a desnivel de Rubenia. La maquinaria pesada que trabaja en la obra ya demolió una plancha de tierra que sostiene el muro trasero de las viviendas.

Desde el nueve de mayo, la señora Maritza Zapata, propietaria de una de las casas afectadas, recibió una notificación de la Alcaldía, en la cual le indicaban que 2.16 metros del terreno de su vivienda se iba a utilizar para la ampliación de dos carriles que tiene previsto ejecutar la Alcaldía en su nuevo diseño.

Así mismo fueron notificadas las demás viviendas, que conforman el sector N de Rubenia, al noroeste de donde se ejecuta la obra.

Fidel Moreno, secretario de la Alcaldía de Managua, informó que la obra sufriría cambios de su diseño inicial: se construirían ocho carriles, en vez de seis como se tenía previsto. Esta variante es la que ha afectado directamente a las diez casas.

Los dueños de las casas afectadas acudieron a la Alcaldía para solicitar un topógrafo que realizara las mediciones de terreno, y de esta manera poder negociar con la Alcaldía. Sin embargo, la comuna no respondió.

El pasado viernes 16 de mayo, los pobladores recibieron otra notificación de la Alcaldía, esta vez “amenazante e intimidante”, según Zapata. En la notificación señalan que los diez afectados son “usurpadores de dominio público” y que en un plazo de 48 horas deben despejar el terreno que van ocupar.

“Nosotros somos dueños legítimos de las viviendas. Las compramos al Bavinic, todos tenemos nuestras escrituras. Nadie nos ha regalado nada”, afirmó Zapata.

Agregó que su temor es que los muros traseros de las viviendas se encuentran en el “aire”, sin poder sostenerse a una base fuerte. “Ayer las maquinarias socavaron más y no hay tierra que respalde el muro. Cualquier temblorcito o lluvia fuerte y ese muro se viene abajo”.

Los vecinos no están en contra de la construcción del paso a desnivel, según Zapata. “Nosotros lo que queremos es que la Alcaldía envíe a un personal calificado. Que mida bien el terreno y así nosotros podemos darle un presupuesto de los gastos que vamos a acarrear”, indicó.

Zapata lamenta que este paso a desnivel, que representa una obra de progreso, no tuviera un mejor diseño y planificación. “Esto debió haber sido más formal y no andar haciendo cambios a último momento que nos han perjudicado a todos”, señaló.

Esta obra inició el 13 de octubre de 2014 y tiene previsto culminarse el 15 de agosto de 2015. El costo ronda los 170 millones de córdobas.