Nación

Construyen a marcha forzada la “Campana de Murillo”

Inaugurarán el nuevo “monumento a la paz” el 17 de julio, en el ocaso del régimen, en plena pandemia de la covid-19.

Una torre de 17 metros que contrendrá una campana de 7,590 libras de bronce y casi dos metros de altura, en el Centro Histórico de Managua, construye a marcha forzada una empresa contratada por la Alcaldía de Managua a un costo de 29 millones de córdobas. La maquinaria de construcción y los obreros trabajan sin cesar desde hace varias semanas, para concluir el monumento “Campana de la Paz”, que repicará por primera vez el próximo 17 de julio.

El tono de la campana se escuchará en todo el centro de la capital, a través de un sistema automatizado que anunciará las horas. También hará un repique cada media hora y cada hora. A partir de las seis de la mañana hasta las diez de la noche, de acuerdo a los medios oficialistas del Gobierno.

La campaña también tocará, durante cinco minutos, el Ángelus a las seis de la mañana, al mediodía y a las seis de la tarde.

La obra ha sido promovida por la vicepresidenta Rosario Murillo, quien desde 2013 ordenó la construcción de más de 90 estructuras metálicas en Managua y otros departamentos del país, conocidas como “árboles de la vida“ o “chayopalos”.

Murillo describió el nuevo símbolo monumental, ahora en el ocaso del régimen, como un homenaje a la “Paz y bien, paz, amor, familia, comunidad, luchas y victorias priorizando siempre la paz y la vida que van a ser todo el tiempo recordadas y estarán presente a través del repique hermosísimo de esta campana”.

Una inversión millonaria

El diseño de la torre tendrá una corona giratoria, con un mirador al que habrá acceso para visitantes, quienes podrán observar el centro histórico de Managua y conocer el mecanismo de la “Campaña de la Paz”.

El monumento tendrá grabada la leyenda: “Siempre más allá. Como hermanos y hermanas repicaré y tocaré las horas, para mi patria Nicaragua”.

Las bases de la obra fueron colocadas el pasado 18 de mayo y la adjudicación de la misma fue resuelta hasta el nueve de junio, mediante la figura de contratación simplificada, reveló el sitio Despacho 505 con un costo de 29.1 millones de córdobas a la Alcaldía de Managua.

Campana de la Paz
La campana será colocada en una torre de 17 metros con un mirador, al que se le dará acceso al público. Foto: Tomada de El 19 Digital.

La millonaria construcción fue adjudicada a la empresa Sánchez Soluciones Constructivas S.A., según consta en el acta de Contratación Simplificada 120-2020. Esa empresa fue registrada el 3 de mayo de 2013 para prestar servicios de construcción, reparación, instalación, además de transporte, embalaje y almacenamiento de mercancía, según consta en La Gaceta No. 147 del 7 de agosto del 2013. Tiene oficinas en Ciudad Sandino, Managua.

“Este es un proyecto de nuestro Gobierno que complementa todo el esfuerzo de remozamiento, reconstrucción y relanzamiento del casco histórico de Managua donde hemos hecho en los últimos once años de gobierno innumerables inversiones con la idea de recuperar este centro cultural, este centro de encuentro de las familias nicaragüenses y de las familias de Managua”, declaró esta semana el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno.

Las obras, de acuerdo a las autoridades capitalinas, llevan un 78% de avance.

Sandinistas cancelan acto del 19 de julio

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) decidió suspender el tradicional acto masivo por el aniversario de la revolución popular el próximo 19 de julio debido a la pandemia del coronavirus.

En lugar de conmemorar el 41 aniversario de la caída de la dictadura somocista, lo celebrarán de manera virtual y con un concierto que será transmitido por el estatal Canal 6, dijo Rosario Murillo.

Es la primera vez que los sandinistas no conmemorarán con un acto de masas el aniversario de la revolución, evento al que siempre asiste Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes no han salido a actos públicos desde antes del inicio de la pandemia de covid-19.

Los sandinistas, que suelen ver en las multitudes el “músculo político” de Ortega, fueron animados por Murillo, quien dijo que celebrarán “como se puede celebrar ahora”.

“Eso no le resta entusiasmo a nuestros corazones, todo lo contrario, hacemos lo que tenemos que hacer, y como lo podemos hacer, en estas circunstancias”, alegó.

Una decisión similar ya había sido tomada por Ortega el viernes pasado, cuando suspendió repentinamente la segunda fiesta sandinista más importante del año, conocida como “el repliegue”, que pasó de ser una celebración que abarcaba dos ciudades a un concierto apenas advertido en las redes sociales.

El 13 de marzo pasado el Gobierno llamó la atención por celebrar una marcha multitudinaria denominada “Amor en tiempos del covid-19”, similar a un carnaval, a la que asistieron miles de sandinistas y empleados del Estado, atendiendo un llamado de Ortega y Murillo, quienes, sin embargo, no hicieron presencia.

Con información de EFE

Más en Nación

Share via
Send this to a friend