Emergencia Coronavirus

Contagio covid-19 ya supera proyección del 11 de junio del Imperial College

Epidemiólogos advierten subregistro en cifras oficiales: el país ya está viviendo un aumento exponencial

El aumento de casos sospechosos de coronavirus registrados por el Observatorio Ciudadano COVID-19 en la última semana y las proyecciones realizadas por el Imperial Collage London indican que en los próximos diez días Nicaragua podría convertirse en el epicentro de la pandemia en Centroamérica. Los datos “son alarmantes”, señalan epidemiólogos, pero es una realidad que ya está sucediendo en el país al margen de las estadísticas oficiales del Ministerio de Salud (Minsa).

El epidemiólogo Rafael Amador explicó, durante una entrevista en el programa Esta Semana, que la gran diferencia entre las estadísticas del Minsa, que muestran 759 casos positivos y 35 muertes por covid-19, y los datos del Observatorio Ciudadano, que indican 3725 casos y 805 fallecidos, evidencia el subregistro de la enfermedad en el país y muestran que los datos del Minsa no se corresponden con la realidad.

En hospitales y clínicas privadas se han atendido casos sospechosos de covid-19 “donde la evidencia es bastante y lo único que hace falta es la prueba de laboratorio porque solo la maneja el Minsa”; entonces, esos casos no se registran en las estadísticas oficiales, indicó el doctor Amador. De igual forma, aseguró que el total de fallecidos está siendo “enmascarado” por las autoridades.

Las personas que posiblemente van a morir por causa de la covid-19  son las que tienen “comorbilidad de base”, dijo Amador. Entonces, esas personas al entrar en contacto con el nuevo coronavirus, “desarrollan la forma más severa de la enfermedad y esto acelera su muerte”. Actualmente, las autoridades del Minsa “están utilizando esta situación para enmascarar las muertes (por covid-19) como cardiopatía, problemas pulmonares y otras enfermedades”.

Realidad podría superar las proyecciones

Las cuestionables estadísticas del Minsa fueron analizadas por el  Imperial Collage London y en base a esos datos alertó que en los próximos 14 días, los casos de covid-19 en Nicaragua y la demanda de camas de hospital para pacientes que necesiten tratamiento con oxígeno a alta presión, incrementará en un 380%, al pasar de 329 a 1581. Y la demanda de camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para pacientes que requieren ventilación mecánica pasará de 83 a 189, un incremento del 128%, si el Gobierno de Daniel Ortega no cambia la estrategia contra la pandemia.

A criterio del epidemiólogo Leonel Argüello las proyecciones que hizo el Imperial Collage London para las próximas semanas es una situación que “ya se está viviendo en Nicaragua”, pero que no aparece en las estadísticas oficiales debido al subregistro. “Los hospitales ya están llenos en las áreas de covid-19, no existen manómetros, los trabajadores de la salud están sin equipos de protección”, dijo.

Para el doctor Amador, el subregistro de la pandemia en Nicaragua causará que “la situación va a ser diez veces más grave de lo que está registrando en ese estudio”, pero explicó que aproximadamente el 80% de las personas que se contagien del virus son asintomáticos y solo el 20% de las personas que se contagien van a presentar síntomas de la enfermedad.

Mientras tanto, Argüello analizó la proyección y explicó que solo con el dato de los fallecidos “Nicaragua va a sobrepasar a toda la región Centroamericana”. Ya que el Imperial Collage London establece un periodo de 21 días desde que una persona se infecta hasta que fallece. “Eso significa que todos los fallecidos que estamos viendo ahorita son gente que se infectó hace 21 días”, dijo.

También, el médico indicó que cada tres días los muertos se multiplican; es decir, “si la semana pasada había 35 muertos, esta semana lo menos que esperaría son 105 muertos en los reportes oficiales”. Por otro lado, agregó que  por cada 100 casos se duplican en tres días. “Es decir si tienes 100 casos, en el día tres, doscientos, en el día seis 400…. en 15 días vos pasas de 100 a 3600 casos”.

Un ataúd es retirado del Hospital Bolonia, del Seguro Social, utilizando protocolos de seguridad para muertes por COVID-19 en Managua. EFE | CONFIDENCIAL

Hospitales una fuente de contagio

Tanto Argüello como Amador, advierten que ante al aumento de casos de covid-19 en Nicaragua y la saturación de los hospitales, la población debería evitar visitar estos lugares de no ser extremadamente necesario, ya que los hospitales son ahora “un foco de contagio” de la enfermedad.

“Deben ir al hospital únicamente cuando sientas problemas para respirar”, indicó el doctor Argüello. Lo recomendable es “mantener la calma” y tomar las medidas de seguridad dentro de la casa, “recuerden que no hay vacuna ni tratamiento curativo”, para la covid-19.

Asimismo, el doctor Amador recomendó a las personas que tienen enfermedades crónicas a “identificar el riesgo”, mantener contacto con su médico de cabecera y “no salir para nada de casa”, ya que son más propensas a desarrollar síntomas graves de covid-19.

“Se ha visto que las personas que tienen tendencia a desarrollar la fase severa de la enfermedad pueden ser identificadas cuatro días antes que se presente esa sensación como si se le está sentando un gordo en el pecho”, dijo el doctor Amador. Si la persona ya tiene identificado el personal médico que le puede ayudar y se le dificulta respirar puede comenzar el tratamiento temprano.

Médicos doblemente desprotegidos

Según el Observatorio Ciudadano, la covid-19 ha causado el fallecimiento de 28 trabajadores de la salud y otros 348 habrían enfermado. Las razón principal es que el Minsa no les ha proporcionado todo el equipo necesario para evitar el contagio en hospitales e inclusive varias semanas después de que se reportó el primer caso el país los trabajadores de la salud tenían prohibido usar mascarillas y guantes “para no alarmas a la población”.

A criterio del doctor Argüello los trabajadores de la salud se encuentran doblemente desprotegidos. Por un lado, el Minsa -como empleador- no está velando por la seguridad de sus trabajadores y en el otro extremo, la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud), el sindicato que dirige el diputado sandinista Gustavo Porras, amenaza con despedir a los trabajadores que se atrevan a reclamar sus derechos.

El problema es que “hay un aparato de represión y de hostigamiento permanente” dentro de los hospitales, explicó el doctor Amador. Generalmente “agarran a los colegas de manera aislada, los someten y les obligan a firmar compromisos. En alguna medida los chantajean porque si no los despiden”. La situación es aún peor para los médicos que están haciendo servicio social o están en la residencia, porque “si los despiden prácticamente les están truncando la posibilidad de terminar su carrera”, subrayó.

Por otro lado, el doctor Argüello reclamó que el Ministerio del Trabajo (Mitrab) se ha quedado callado ante la falta de protección que el Minsa está brindando a sus trabajadores y reclamó que el Mitrab “deberá exigirle al Minsa tal como lo hace con la empresa privada”, dijo.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend