Confidencial

Continúan despidos ilegales en la UNAN

Tres de los trabajadores administrativos y docentes despedidos ilegalmente de la UNAN - Managua. Carlos Herrera | Confidencial

Las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) han despedido a unas 40 personas, entre docentes y trabajadores administrativos, desde el pasado lunes, según denunció Josvell Saintclair, uno de los maestros a los que se les canceló el contrato.

“Me citaron a un recinto distinto al que yo trabajaba, pero me excusé porque no podía ir. Sin embargo al día siguiente recibí por correo mi carta de despido sin ninguna explicación de por qué me estaban corriendo”, explicó el docente de física y coordinador de la maestría en enseñanza de la ciencia.

En entrevista con el programa televisivo Esta Noche, Saintclair manifestó que la mayoría de personal despedido “no les explicaron motivos” de su despido y cree que “pierden material humano cualificado con años de trayectoria”.

En su caso laboró por ocho años en la UNAN-Managua y considera que estos nuevos despidos “podrían obedecer a una revancha política” porque algunos de los trabajadores apoyaron a los estudiantes o se pronunciaron contra las violaciones a la autonomía universitaria.

“Muchos trabajábamos ahí porque fuimos becados y queríamos servir al pueblo, para apoyar a jóvenes que no tienen para pagarse una educación de calidad y nos vamos desencantados de los atropellos que están cometiendo”, denunció.

“Por poner una bandera en su Facebook”

“Uno no puede mantenerse callado o insensible a la represión que ejercieron contra los estudiantes, todos (los despedidos) participamos de alguna manera (en las protestas) y nos pronunciamos contra los atropellos a la autonomía”, dijo Anielka Montoya, trabajadora administrativa de la UNAN-Managua.

Mencionaron el caso de un docente formado en Alemania que administraba un laboratorio valorado en 100 mil euros, que gestionó él mismo, pero fue despedido porque “llegaba a supervisarlo” durante las protestas.

“A una de las maestras la despidieron por poner en su biografía de Facebook una bandera de Nicaragua, aunque no compartió nada más. Ese fue su único delito y por eso la corren”, lamentó.

“No es un delito”

Montoya dijo que “no es un delito lamentar que maten a alguien” y por eso “no estoy faltando el respeto a la UNAN por decirlo, porque no mataron un perro”.  Sin embargo, cree que por eso la despidieron, pero lo único que le dijeron verbalmente fue que “no era por motivos laborales”.

Jorge Luis Benítez, docente de física del Farem Chontales, explicó que las autoridades se han “lavado las manos” porque les dicen “que no sabían de los despidos y que los tomaron por sorpresa”.

Explicó que todos tomarán medidas legales para demandar su reintegro a su centro de labores porque “no hay justificación para que nos manden a la calle”.

El campus de la UNAN Managua había permanecido cerrado para el personal administrativo desde mediados del mes de mayo, cuando estudiantes de diversas facultades decidieron tomarse el recinto “Rubén Darío”, demandando una verdadera autonomía universitaria.

Los jóvenes mantuvieron el control de ese centro hasta el pasado 13 de julio, cuando fueron expulsados por un fuerte operativo represivo que dejó dos estudiantes fallecidos.