Nación

Coordinadora Universitaria define su posición sobre gran coalición opositora

Estudiantes: ingreso de partidos a gran coalición opositora debe ser “como cualquier otra organización” y sin imposiciones sobre los otros miembros

La Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia (CUDJ) estableció su posicionamiento político sobre la integración de una gran coalición opositora en Nicaragua, este miércoles, al anunciar que tomó distancia de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, para trabajar con la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), que a su juicio debe ser la plataforma que sostenga a una gran coalición opositora que se dispute el poder en unas elecciones generales libres y transparentes, para derrotar a la dictadura a través de las urnas.

El cisma, explicaron los estudiantes, tiene como fin una “redefinición de identidades”, debido a que la Coordinadora Universitaria tenía presencia en ambas organizaciones opositoras, pero les solicitaron “exclusividad” y los jóvenes se inclinaron por la UNAB.

Luego de definir su rol dentro de la oposición, la Coordinadora Universitaria urgió la consolidación de la Coalición Opositora cuya prioridad debe ser materializar la propuesta de reformas electorales consensuadas entre la Unidad Nacional y la Alianza Cívica, “para restablecer la confianza de los nicaragüenses”. Afirmaron que las reformas electorales, “son el primer paso para lograr los cambios estructurales que necesita el país”.

Los estudiantes instaron a “la unidad de todas las fuerzas políticas, sociales, económicas y estudiantiles para encontrar una salida a la crisis sociopolítica por vías pacíficas y constitucionales”. Sin embargo, rechazaron la participación de “los dirigentes de partidos políticos que tengan antecedentes en actos de corrupción, fraudes electorales o hayan tenido vínculos con el Frente Sandinista”.

El rechazo a los dirigentes de los partidos políticos –según los universitarios– no limita la participación de la ciudadanía que pertenece a estas estructuras. “No se les puede excluir, siempre y cuando, no se hayan visto involucrados en los históricos actos de corrupción y violaciones a los derechos humanos”, dice un posicionamiento político de los estudiantes.

Coordinadora Universitaria contra dedazo

Para los miembros de la Coordinadora Universitaria el ingreso de los partidos políticos a la Coalición Opositora debería ser “como cualquier otra organización” y sin imposiciones sobre los otros miembros, simplemente “estar unidos para alcanzar un mismo beneficio, es decir, que todos mantengan el objetivo de salir de la dictadura”, agregaron los estudiantes.

De igual forma, los estudiantes insistieron en la necesidad de elecciones primarias dentro de la oposición para elegir a los candidatos a cargos públicos. “No podemos pensar en cambiar el sistema con los mismos actores ya desgastado. Los partidos y organizaciones que estaban antes de abril deben reconocer que sus propuestas, métodos y acciones, no han producido ningún resultado”, concluye el documento.

Por otro lado, la Coordinadora Universitaria rechazó cualquier “acuerdo” clandestino entre “las élites y la dictadura” y ratificaron su compromiso de continuar trabajando “no solo como fiscalizadores del proceso, también como actores claves en las tomas de decisiones” una vez que se forme la Coalición.

La Coordinadora Universitaria está conformada por ocho organizaciones estudiantiles, entre estas Estudiantes Organizados de Farem Estelí; Acción Universitaria de Managua; Frente Amplio por la Autonomía Universitaria, Facun; Movimiento 19 de abril; Integración Estudiantes Universitarios de la UCA; Comité Cívico Universitario de la UCA; La Coalición Universitaria de Estelí.

Más en Nación

Send this to a friend