Opinion

Cosas de este “mundo raro”

Entre los políticos, solo los que sufren de idiocia (idiotez), son incapaces de evolucionar en sus puntos de vista

Cada día me convenzo más, siguiendo la opinión de los psicólogos, de que entre los políticos –o quienes se creen tales— solo los que sufren de idiocia (idiotez) son incapaces de evolucionar en sus puntos de vista, no importa cuánto puedan haber cambiado las circunstancias, porque son víctimas de ideas fijas y, por ende, sus pensamientos son expresados de forma mecánica.

No sé, ni imagino, cuáles sean las causas o los mecanismos que así les condicionan para actuar de esa manera, pero es fácil identificarlos a través de sus incursiones en los medios de comunicación, y no precisamente por sus buenos razonamientos. En verdad, no razonan, solo agreden a quien no piensa como ellos.

******

Pienso sí, que una de las causas de la idiotez podría ser el fanatismo político, inductor de una fe ciega en las informaciones tergiversadas servidas por las transnacionales de prensa, radio y televisión, sin posibilidad de sospechar siquiera –mucho menos de confrontarlas con los hechos— que no todo lo que leen es cierto. Por esa vía se forman esquemas mentales con solidez metálica.

Y, por ello, a todo le encuentran una absurdo explicación con toda la fuerza emocional de que son capaces, sin ninguna racionalidad. Los países convertidos en el blanco de los ataques de las transnacionales, son sus propios blancos y les disparan a ciegas cualquiera cosa.

******

Uno de esos países, en la actualidad es Venezuela, como lo ha sido Cuba, lo es Bolivia y lo pueden ser muchos otros más, o todos juntos a la vez, pues no les importa el orden, porque son otros los que disparan de primero. Ellos solo saben secundar, hacer la resonancia. De tales prácticas solo pueden emanar enfoques parciales, visiones deformadas y omisiones importantes. Para ejemplos, dos cosas: 1) mantienen absoluto silencio sobre el Leit Motiv del intervencionismo gringo contra Venezuela: el petróleo, causa también de las guerras del Medio Oriente; y 2) que los países agredidos no son agresores de ningún otro otro país, y sus vínculos con los otros países, son de solidaridad y cooperación.

******

Los países agredidos, no por casualidad son los que han despertado e impulsado la unidad latinoamericana y caribeña, sin renuncias a su soberanía y con respeto a las diferencias, tal como ha venido ocurriendo con Petrocaribe, Unasur y la Celac. Estas instituciones están en la mira imperial, por su carácter reivindicador y de rechazo a la vieja dependencia de los intereses geopolíticos norteamericanos. Ningún ataque a Venezuela, a Cuba y a cualquier otro país, está desligado del interés por acabar con la unidad latinoamericana, porque esos países han roto la unidad en la servidumbre de la Unión Panamericana, la OEA, etcétera. ¡Mayúsculo e imperdonable pecado!

******

Junto a esa miopía prefabricada que sufren los creyentes a ciegas de las desinformaciones periodísticas, son entretenidos con asuntos secundarios,superficiales y banales. Entre esos recursos, están las comparaciones personales entre los líderes; los toman como un conjunto homogéneo y culpable de todo lo que hace uno o deja de hacer el otro. Si fulano habla de temas revolucionarios, zutano es igual porque habla de lo mismo, no importa lo que cada quien haga en la realidad, ni si es discordante o armónico con lo que dice. O, simplemente, porque son amigos, se hacen saludos, mantienen comunicación entre sí participan las mismas reuniones internacionales con puntos de vista coincidentes.

******

Con esa óptica que no reconoce las individualidades, se compara a Fidel con Daniel, por ejemplo. Voy a referir una anécdota de Fidel, y después otra de Daniel. En agosto de 1994, durante los días más duros del llamado “período especial”, radios y televisoras gringas lanzaron la mentira de que desde Miami llegarían al malecón habanero lanchas y yates para recoger a quien quisiera salir de Cuba. En el malecón se concentró gente que cumplía ese “requisito”, y cuando pasaron las horas y no aparecieron yates ni lanchas, surgieron gritos de provocadores acusando al gobierno de haberles impedido entrar a las aguas territoriales cubanas, y comenzaron a romper ventanas y a saquear tiendas cercanas.

******

Cuando Fidel se enteró, ordenó retirar a la Policía, montó en su jeep con su ayudante y un escolta, a quien ordenó no disparar, y se dirigió al malecón; su aparición causó un efecto de choque, los que habían participado en los desafueros se calmaron y el resto comenzó a corear su nombre: ¡Fidel! ¡Fidel!

El grupo de provocadores y los delincuentes desaparecieron del lugar, él habló con la gente y todo volvió a la calma. La personalidad de Fidel causa tanto respeto y admiración en la mayoría de su país, como odio profundo en una minoría de enemigos.

******

Ahora, la anécdota diaria de Daniel: mantiene un aparato de seguridad en varias manzanas en torno al parque El Carmen, y los vecinos son sometidos a control policial. Anda con una caravana de vehículos y un montón de escoltas armados que se conducen con prepotencia por las calles. En diez años nunca ha tenido encuentros con la gente inconforme, ni ha dado entrevista a medios independientes. Nunca ha ordenado retirar a la policía los días miércoles, cuando la gente se planta frente a su Consejo Electoral. Nunca ha llegado a conversar con esa gente. (Se dice que toda comparación es odiosa, y es verdad. Pero aquí no se ha hecho comparación alguna, solo una exposición de dos realidades opuestas).

Cronología imperial (*)

1918.- 1) El 28 de abril, marines gringos desembarcaron en las ciudades de Colón y Panamá para intervenir en asuntos locales. 2) En julio desembarcaron y actuaron en Chiriquí fuerzas navales estadounidenses con motivo de los disturbios provocados por las elecciones fraudulentas; se quedaron allí hasta el año 1920.

3) En septiembre, el presidente Carranza, en su informe anual a la Nación mexicana, anunció que se habían producido nueve intervenciones armadas en la frontera Norte, incluyendo el asesinatos de mexicanos en diversas poblaciones de los Estados Unidos.

1919.- 1) Durante este año se produjeron seis expediciones punitivas estadounidenses en México, entre otras tantas violaciones a su soberanía.

2) En agosto se retiró de Cuba el grueso de las fuerzas norteamericanas acantonadas en el país, pero dos compañías permanecieron en Camagüey, hasta febrero de 1922.

3) Entre el 8 y 12 de septiembre los marines gringos ocuparon los puertos de Honduras, para persuadir al candidato presidencial opositor a retirarse de la contienda electoral.

1920.- Entre el 9 el 27 de abril desembarcaron marines gringos para proteger al dictador de Guatemala Manuel Estrada Cabrera, de una insurrección popular que intentaba derribarlo. Pretexto acostumbrado: resguardar la Legación de su país, y los bienes de ciudadanos norteamericanos.

1921.- 1) En abril, desembarcaron marines yanquis y ocuparon la región de La Chorrera, en la república de Panamá.

2) En Guatemala, por intrigas del ministro yanqui, y en resguardo de los intereses de la United Fruit Company, fue desalojado de la presidencia el civil Carlos Herrera y reemplazado por un militar.

(Continuará)

(*) Resumida de Guía del Tercer Mundo-86.

Más en Opinion

Send this to a friend