Política

Empresarios esperan que presencia de la OEA en Nicaragua influya para que no se apruebe Nica Act en el Senado

COSEP elogia misión de observación de la OEA

COSEP

Aguerri asegura que misión encabezada por Penco "establece un precedente de observación que debe significar mucho para 2021"



Al presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, no le sorprendió la aprobación por unanimidad de la ley NicaAct en el Congreso norteamericano este lunes.

“A nuestro regreso de Washington, ya sabíamos que se iba a aprobar en la Cámara de Representantes”, aseguró el líder empresarial, quien recientemente visitó la capital estadounidense con algunos empresarios. “Lo novedoso es que algo que iba a ser aprobado en abril, fue aprobado hasta en octubre. Esta parte de la historia ya la conocíamos. Ahora viene la parte de la historia que no conocemos: ¿Qué es lo que va a suceder en el Senado?”.

Tras la aprobación de la Cámara Baja, Nica Act llega a un Senado que ya conoce el contenido de la ley que impondría sanciones económicas a Nicaragua debido al autoritarismo del régimen del comandante Daniel Ortega.

En abril pasado, el senador Ted Cruz –apoyado por Marco Rubio– presentó una segunda versión de la Nica Act en la Cámara Alta: Fue modificada haciendo énfasis en la persecución de la corrupción, con un mandato para que el Departamento de Estado presente un informe al respecto, ahora en noventa días, y no en 120 como la propuesta original.

La primera versión de la Nica Act salió de circulación de las cámaras de representantes norteamericanas en 2016, debido al cierre legislativo. La aprobación de la Nica Act en el Congreso sucedió a una semana de la llegada de los primeros miembros de la misión de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo papel no genera mayores expectativas en el mejoramiento de la credibilidad de los comicios municipales.

Sin embargo, Aguerri enfatizó la presencia de la misión de la OEA, encabezada por Wilfredo Penco, un político uruguayo que en el pasado ha elogiado la cuestionada administración electoral del magistrado Roberto Rivas.

“Para nosotros el tema importante es que tenemos una misión de la OEA en el país. Se está estableciendo un precedente de observación que debe significar mucho para 2021”, dijo Aguerri, en referencia a las elecciones generales previstas para ese año. “Se está desarrollando el memorándum de entendimiento, y que es algo que nosotros esperamos que las dos partes, gobierno-OEA, lo puedan cumplir. Y de esa manera que se fortalezca el proceso electoral del país de manera clara y específica”.

Aguerri no conoce lobby 

Aunque el gobierno del comandante Daniel Ortega contrató una firma de cabildeo en Washington para tratar de disuadir el avance de la Nica Act, al final terminó siendo aprobada en el Congreso. Aguerri dijo “no conocer” que el régimen sandinista “esté haciendo lobby”.

“No conozco lobby del gobierno. Y el lobby del empresariado que conocimos fue el viernes a través del comunicado que leímos”, dijo el presidente del COSEP. Aguerri se refirió al anuncio de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), que contrató a la firma Carmen Group para cabildear en contra de la NicaAct.

Amcham aseguró que el gobierno del comandante Ortega también debe “poner de su parte” para esquivar esta ley, que pone en peligro las inversiones. Para ello, el régimen sandinista debe ejecutar cambios para tener “elecciones con transparencia, procurar “la separación de poderes”, y hacer “mejoras” en el sistema de justicia.

Diego Vargas, directivo de Amcham, es el encargado de manejar “el tema de la Nica Act”, sin embargo, no respondió a las solicitudes de CONFIDENCIAL para ampliar más su postura. Tampoco lo hizo Álvaro Rodríguez, presidente de la cámara, ni Avil Ramírez, director ejecutivo.

Aguerri dijo que es “muy prematuro” obtener resultados del lobby contratado por Amcham, pero insistió que la presencia de la OEA está siendo seguida con atención en los pasillos del Senado en Washington.

Según el presidente del Cosep, para aprobar la Nica Act en el senado se necesita tener 60 senadores de acuerdo, incluidos dos senadores que conforman el Comité de Relaciones Exteriores, una instancia clave que decidirá si la Nica Act pasa o no a plenario.

“Hasta donde hemos sido informados, la posición es que esto se tiene que discutir allí (Comité) antes de que vaya a plenario. Ellos estarán atentos a la misión de la OEA en noviembre… Son procesos que nos señalan que no habrá antes de las elecciones una aprobación o propuesta de aprobación. Es algo que queda abierto hasta diciembre de 2018”, remarcó Aguerri.