Economía

Cosep: hay un grave riesgo económico

Impase en procesos de certificación para exportar a EE.UU. Empresarios demandan diálogo a Ortega ante crisis de credibilidad

Empresarios, académicos, y administradores de empresas han expresado a Confidencial su certeza de que el ‘ruido’ político generado por la decisión de Daniel Ortega de impedir que haya observación electoral, sumado al cierre del espacio electoral a la coalición opositora, y el deterioro de la relación bilateral con Estados Unidos, tendrá severas consecuencias económicas.

José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, (Cosep), asegura que “la afectación económica no será inmediata, pero puede atrasar la captación de inversión extranjera. ¿Se mantendrá el mismo nivel de cooperación internacional? No sabemos. Los indicadores económicos de 2016 y 2017 nos lo dirán”.

Al ser entrevistado en el programa de televisión ‘Esta Semana’ que se transmite por Canal 12, el líder gremial defendió que la cúpula empresarial ha logrado que en el país exista un marco económico que da certeza a las empresas, pero que el marco político “no está siendo bien trabajado”.

El líder de la patronal nicaragüense explica que la situación afectará no solo a las grandes empresas, sino también a los trabajadores. “Entre 2010 y 2015, Nicaragua mostró el mayor crecimiento de la región lo que se tradujo en un incremento del empleo, tanto formal como informal, y ese crecimiento puede verse afectado de múltiples maneras”, mencionó.

Socio número 1: EE.UU.

El sector empresarial ve con desconcierto cómo la confianza, la coordinación y comunicación con el gobierno que tanto les costó construir, “puede destruirse con muy pocos hechos y muy pocas acciones”.

La expulsión de tres funcionarios estadounidenses –el politólogo Evan Ellis y dos funcionarios de Aduanas de ese país- generó una protesta del gobierno de Barack Obama, advirtiendo un eventual deterioro de las relaciones bilaterales con un impacto particular en el ámbito comercial.

Consultado sobre las consecuencias del incidente diplomático, Aguerri concuerda que el sector privado puede resultar siendo el primer afectado, porque Estados Unidos “es y seguirá siendo nuestro mercado principal”, en especial después que Venezuela no logró mantener por mucho tiempo, el papel de estrella emergente en el firmamento de las relaciones comerciales nicaragüenses.

“Necesitamos profundizar los esquemas de intercambio comercial con Estados Unidos, que debe certificar a nuestras empresas exportadoras en varios sectores, y ahora todos esos procesos están detenidos. Hay un impasse en las negociaciones de varios rubros, incluyendo maní, tabaco y carne”, aseguró.

“Necesitamos mucho diálogo con Estados Unidos, y lograr que las agencias regresen al país, para que continúen con los procesos de certificación” de nuestras empresas exportadoras, añadió.

Pero la urgencia del diálogo no es solo con el gran socio comercial norteamericano, sino también a escala local, con Daniel Ortega, con el que el sector privado organizado espera reunirse a la mayor brevedad para advertirle de los riesgos que corren las empresas y la economía nacional.

¿Peleando de nuevo?

“Nicaragua no está aislada, no es una isla, no es un satélite”, dijo Aguerri, recordando que cada vez estamos más vinculados con la comunidad internacional, de modo que “lo que pase en Nicaragua, repercute en el área centroamericana”, e interesa sobremanera a Estados Unidos. Eso explica que el Cosep haya estado “en comunicación directa con el Departamento de Estado, con los staffers [del Congreso], en comunicación constante con la embajada estadounidense en Managua”.

Del mismo modo, Aguerri recuerda que el país aún depende mucho de la cooperación internacional, en especial después que se secó la fuente de recursos que ofrecía el socio venezolano. “Si queremos más inversión extranjera directa, necesitamos reencausar este tipo de situaciones”, dijo, en referencia a la crisis electoral, y la expulsión de los tres estadounidenses.

“Vemos que los ataques no son solo contra el sector privado, sino también contra la Iglesia y contra Estados Unidos, igual que en los años 80, y esa combinación hizo que [en 1990] heredáramos un país en ruinas”, recordó Aguerri.

El líder empresarial asegura que los empresarios están dispuestos a ir más allá de la zona de confort en que se mantienen con el fluido diálogo económico con Ortega, y poner en la agenda nacional la necesidad de un diálogo político, el retorno a la legalidad, y ponerle límites a los abusos de poder.

“Ya lo hicimos, cuando la reforma constitucional, cuando se estaba redactando la Ley de Seguridad Soberana, cuando se atacó a la libertad de prensa, o cuando se quiso dar al gobierno la facultad de nombrar a los ejecutivos del sector de telecomunicaciones”, enumeró.

Aguerri dijo que así como coinciden con la Iglesia católica acerca de lo nocivo que sería para el país instaurar un sistema de partido único, el gremio empresarial mantiene que se necesita que haya observación electoral, y prometió que efectuarán una nueva campaña cívica para demandar que haya “observación y transparencia” en los comicios de 2016.

¨Una maña señal para las inversiones¨

*Humberto Belli: El camino electoral está cerrado¨

El exministro de Educación, Humberto Belli, columnista del diario La Prensa, considera que la vía elegida por Daniel Ortega “confirma sin ambigüedad que el camino electoral está cerrado. Es trágico para Nicaragua, porque al cerrarse, solo queda la violencia -que no se desea- o la calle, para llevar hasta ahí la protesta cívica y pacífica”.

“La virtud de la democracia representativa es que da avenida para canalizar el descontento de la población a través del voto. Antes de eso, se hacía por medio de insurrecciones, atentados y envenenamientos. Estamos regresando a la Edad Media, o a los tiempos de Somoza, cuando oposición conspiraba porque no le quedaba de otra”, señaló.

El educador considera que el líder del FSLN “muestra falta de prudencia, al enviar una mala señal para las inversiones”, y dijo saber que ya hay perjuicios porque “se están postergando convenios que se estaban negociando. Veremos menor crecimiento del PIB”, vaticinó.

El economista Mario Arana recordó que el sector privado ya expresó su preocupación ante el complicado horizonte que se presenta desde el punto de vista económico, al combinarse la caída de las exportaciones y el descenso de la ayuda venezolana, que obliga a buscar las formas para que se sostenga el crecimiento.

Para lograrlo “es importante atraer inversión nacional e internacional en cantidades mayores que hasta la fecha”, pero para ello es menester “eliminar esas tensiones que no necesitamos, y generar el mejor clima de negocios que sea posible¨.

“Necesitamos un clima de inversión apropiado para buscar el crecimiento. Debe haber una normalidad política que apoye y acompañe el desempeño económico, y esto que sucedió no abona en esa dirección”, aseguró.

Del ‘ruido’ y sus consecuencias

Si un millón de dólares es tan temeroso como sugiere el eslogan, la inestabilidad creada por la decisión de Ortega que los magistrados de la Corte reflejaron en su sentencia, puede tener consecuencias nefastas para el país.

Confidencial conoció que los directivos de un gremio productivo que exporta a Estados Unidos efectuaban grandes esfuerzos para no perder un contrato que sus contrapartes extranjeras quieren posponer hasta saber en qué dirección marchará el país.

Humberto Belli considera que el gran capital, y aun el mediano, pueden poner a salvo sus fortunas en el extranjero, llevándolas a donde se respeten las reglas del juego, y buscar cómo invertir fuera de Nicaragua, lo que es fácil y especialmente posible en estos momentos en que la tecnología facilita la movilidad del dinero.

“Un país donde todo está concentrado en la voluntad de una sola persona, no de las leyes e instituciones, crea incertidumbre. En Nicaragua todo está sujeto a las distintas reacciones hormonales o sicológicas que tiene una sola persona [Daniel Ortega] cuando se levanta por las mañanas”, graficó.

El error de “cerrar las válvulas”

*Mario Amador: ¨si el Cosep sigue presionando, probablemente en algún momento se cierre el espacio que tenemos en el Cosep¨.

El vicepresidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), Mario Amador, dijo al ser entrevistado para el segmento ‘Cuentas Claras’ del programa de TV ‘Esta Noche’ que se transmite por canal 12, que la decisión del FSLN es “un error”, que perjudicará el proceso electoral, la economía del país, y al mismo partido de gobierno.

¿Cuál es la posición del sector privado en este tema?

Creemos que cerrar espacios es un error innecesario, cuando Nicaragua lo que necesita son válvulas de escape para poder generar opinión y participar. Cerrando las válvulas no se puede hacer nada.

¿Qué impacto puede tener en términos económicos?

Probablemente habrá algún espacio de reconsideración de las inversiones que se estaban haciendo. Es probable que algún inversionista extranjero que vea esto piense que es mejor detenerse un poco y esperar a ver qué va a pasar en Nicaragua, además que podría generarse algún nivel de violencia. Ojalá que no.

¿Afectaría esto las buenas relaciones que ha sostenido el sector privado con el gobierno de Daniel Ortega?

Esas relaciones han sido de interés económico. El Cosep ha sido muy fuerte, criticando constantemente la participación en las elecciones; ha tenido campañas durante los procesos electorales de 2011 y 2012 pidiendo observación electoral, y que las elecciones sean transparentes, y creo que eso no ha afectado las relaciones hasta este momento.

Podría llegar el momento en que se afecte, porque si el Cosep sigue presionando, y es la intención del gobierno ir cerrando espacios, probablemente en algún momento se cierre el espacio que tenemos en el Cosep.

Como digo, se van a ir cerrando las válvulas de escape que tiene el país para evitar las acumulaciones de presión que se dan. Es un error político que no debería haber ocurrido. No lo deberíamos estar viviendo, sobre todo en este país, en que ya hemos pasado por esos procesos.

Advertisements

Más en Economía

Send this to a friend