Nación

Costa Rica dice que Nicaragua insiste en crear una controversia artificial

Gobierno de Alvarado insiste en que quieren "desviar la atención ante la grave crisis política y social" que vive el país



Costa Rica informó que recibió una tercera nota de protesta de Nicaragua por un incidente ocurrido cerca de la frontera que dejó cuatro nicaragüenses muertos, y que con ello el Gobierno de Daniel Ortega insiste en su intento de crear una “controversia artificial” para desviar la atención de sus problemas internos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica reiteró en una tercera nota de respuesta su rechazo a las afirmaciones de Nicaragua sobre las actividades de bandas delincuenciales que supuestamente operarían desde Costa Rica y afectarían al país.

En respuesta a la tercera nota diplomática remitida el 24 de enero por Nicaragua, Costa Rica reiteró su advertencia de que “Managua intenta crear artificiales controversias”, y reafirmó “lo expresado en dos anteriores notas, con lo cual, considera que el tema está agotado”.

En los textos remitidos en los últimos días, Costa Rica no solo ha refutado las afirmaciones de Nicaragua, si no que ha advertido de que el Gobierno nicaragüense busca “crear artificiales problemas o controversias, como un medio para desviar la atención ante la grave crisis política y social que el país afronta desde abril del año pasado”.

La Administración del presidente costarricense, Carlos Alvarado, indicó el pasado 22 de enero que “ante la grave crisis política y social que desde abril pasado vive Nicaragua, Costa Rica advierte sobre todo intento de crear artificiales problemas o controversias como medio para desviar la atención”.

El Ejecutivo costarricense también recordó a Nicaragua que desde el 6 de mayo de 2011, ambos países acordaron un “Mecanismo de acciones policiales y de seguridad coordinadas Costa Rica-Nicaragua (aire-mar-tierra)”, el cual Nicaragua puede utilizar para promover coordinación bilateral en casos de delincuencia que opere en la zona fronteriza.

Nicaragua en una primer nota de protesta alegó que una agrupación delincuencial conocida como Banda el Jobo, que supuestamente “tiene su base de operaciones en territorio costarricense”, atacó a miembros de la policía nicaragüense el día 17 de enero pasado, en el territorio de ese país conocido como Comarca San Ramón, del municipio de San Carlos.

La Policía Nacional de Nicaragua denunció en ese momento que agentes patrullaban la zona en una camioneta cuando fueron atacados “cobardemente con armas de fuego por la agrupación Banda el Jobo, que comete delitos de asalto, narcotráfico y robo de ganado, desde su base en Costa Rica”.

El ataque dejó como saldo cuatro policías nicaragüenses fallecidos, entre ellos una mujer.

El Gobierno de Costa Rica indicó desde ese momento que “rechazaba de plano”, cualquier intento de Managua por vincular a Costa Rica con actividades de grupos de delincuentes que operan en el territorio nicaragüense.