Política

"La sangre de nuestros hermanos nos demanda fortaleza, frontalidad, contundencia y valor", afirma Víctor Quadras

Cuadras espera que Almagro apoye al pueblo de Nicaragua

Victor Cuadras

Miembro de la Coalición Universitaria asegura que Almagro "conoce sumamente" bien la situación de Nicaragua,y reitera compromiso con resistencia cívica



Víctor Cuadras y Zayda Hernández, representantes de la Coalición Universitaria, regresaron este sábado a Nicaragua después de un viaje en Washington, donde constataron el apoyo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y su secretario, Luis Almagro, para poner fin a la crisis del país.

Cuadras dijo estar “muy satisfecho” después de las reuniones que tuvieron en Estados Unidos y aseguró que Almagro “conoce sumamente” bien la situación de Nicaraguay que se ha comprometido a apoyar al pueblo, por lo que está revisando una “estrategia” que será consensuada con los nicaragüenses.

“No huíamos, íbamos a la guerra, a la guerra contra la burocracia y ganamos. Corrimos por los pasillos del departamento de Estado, por las calles de Washington. Estuvimos en las oficinas del Congreso, del Senado, lloramos y nos rompimos, pero jamás declinamos. La sangre de nuestros hermanos nos demanda fortaleza, frontalidad, contundencia y valor”, declaró el joven al resumir su viaje.

En la serie de reuniones que mantuvieron, prosiguió, encontraron a congresistas, senadores y otros líderes estudiantiles de Cuba y Venezuela que “replicaron la voz del pueblo nicaragüense” y aseveró que han encontrado en Estados Unidos “un aliado”.

“La lucha sigue fuera y dentro de esta tierra, aunque nos maten, nos fumiguen, nos persigan, nos secuestren, nos torturen. Hemos conseguido la victoria, hemos conseguido despertar del oscurantismo político y social que nos había llevado a soportar la corrupción, la mezquindad y la tiranía de un minúsculo grupo de seres llenos de odio y ansia desmedida de poder”, proclamó.

En este mismo sentido, advirtió que ellos, “las hormigas”, siguen trabajando “duro y sin descanso” para contribuir con su esfuerzo a alcanzar la patria con la que sueñan: “Las hormigas venceremos”.

Cuadras reiteró que el Gobierno de Nicaragua sigue demostrando que no hay voluntad de poner fin a esta crisis y condenó la violencia represora de los últimos días, que ha elevado a 135 las víctimas mortales.

“Esperamos que por fin llegue la luz a su cerebro”, añadió, y envió unas palabras de ánimo a la madre de Chester Javier Chavarría, un joven de 19 años que murió el pasado jueves durante un ataque a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) y que hoy fue enterrado.

A ella le dijo que sentían “su dolor” y recordó, antes de abandonar el aeropuerto de Managua, que a todos los nicaragüenses les están “arrancando pedazos de vida”.

Este sábado se cumplen en Nicaragua 53 días de la crisis sociopolítica que ha dejado al menos 135 muertos, la más sangrienta de del país desde los años 80.

Las protestas contra el presidente Daniel Ortega y su mujer y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.