Emergencia Coronavirus

Curva de contagios de covid-19 en Nicaragua irá “para arriba por largo tiempo”

Epidemiólogos advierten que el coronavirus ya se encuentra hasta en las zonas rurales del país y los casos se multiplicarían en las próximas semanas

La curva epidemiológica de la covid-19 comenzó a subir durante la última semana en Nicaragua, al pasar de 25 a 279 casos confirmados por el Ministerio de Salud (Minsa), marcando el inicio de un ascenso prolongado, aseguran epidemiólogos. En el país, sostienen, la curva tardará en llegar al punto de inflexión porque no se implementaron medidas de prevención y dos meses después de haber registrado el primer caso, el pasado 18 de marzo, la población continúa exponiéndose al virus.

Los datos del Minsa están muy por debajo del conteo independiente del Observatorio Ciudadano COVID-19, basado en denuncias de la población y valoraciones de especialistas independientes, que registra 1594 casos. Sin embargo muestran una tendencia hacia arriba y en las próximas semanas los casos van a “multiplicarse” según los epidemiólogos Rafael Amador y Leonel Argüello, durante una entrevista en el programa Esta Noche.

“Estamos en el inicio del despegue de la curva y por lo menos vamos a pasar unas tres o cuatro semanas para –tal vez– llegar a un pico”, comentó el doctor Amador. Quien  estimó que el total de enfermos (ya sean los confirmados por el Minsa o los registrados por el Observatorio Ciudadano), pudieron haber transmitido el virus a una cantidad tres veces mayor.

Para el doctor Argüello, la curva epidemiológica en Nicaragua podría tener “varios picos”, ya que la gente se ha expuesto a “oleadas de contagio”; esa situación provocará que Nicaragua tarde más tiempo para resolver la crisis sanitaria.

Incremento insólito comprueba subregistro

A criterio del doctor Amador, los últimos datos presentados por el Minsa reforzaron la teoría de que en Nicaragua existe “un subregistro de la pandemia”, ya que el incremento fue superior al mil por ciento. “Eso significa un incremento de diez veces. Es algo que no se había visto en ninguna parte del mundo, un incremento tan grande en una semana, sobre todo cuando la curva comienza a subir”, valoró.

El doctor Argüello reiteró que los datos del Minsa siguen siendo confusos y no reflejan el total de defunciones, ya que únicamente reconoce 17 fallecimientos a causa de la pandemia en contraste con las 266 muertes por sospecha de covid-19 reportadas por el Observatorio.

Mientras tanto, en los principales hospitales del país “tenemos información de que hay un promedio de entre 7 y 10 personas que fallecen diario”, enfatizó Argüello.

Covid-19 hasta en zonas rurales

Aunque los datos del Minsa no brindan información demográfica sobre los 279 casos confirmados de covid-19, la información reunida por el Observatorio Ciudadano indica que la mayoría de los brotes se han registrado en Managua, Masaya, Chinandega y Matagalpa, aunque la enfermedad ya se encuentra diseminada “hasta en las zonas rurales del país”.

El doctor Argüello observa “con preocupación” la situación de las comunidades indígenas de la Costa Caribe de Nicaragua, quienes son particularmente vulnerables debido a sus costumbres, la lejanía de los hospitales y porque el Minsa no ha desarrollado ninguna estrategia de comunicación para informarles sobre la enfermedad, por lo que emplazó al Gobierno a que reconozca la gravedad de la pandemia.

“Aquí (en Nicaragua) no se ha hecho nada por esta población que es minoritaria. Yo no sé cómo, desde su cosmovisión, van a entender lo que es la covid-19”, comentó el doctor Argüello. Para las comunidades indígenas los funerales constituyen un ritual importante y la covid-19 ha generado “mucha preocupación por el manejo de los cadáveres” y los entierros exprés que ha ordenado el Minsa en las últimas semanas.

Por otro lado, los estudiantes universitarios originarios de la Costa Caribe que estudian en universidades del pacífico “podrían estar llevando la enfermedad a sus comunidades de origen”, precisó el doctor Amador.

Jubilados e INSS: Una actitud “criminal”

Mientras tanto, en las principales ciudades del país los ancianos jubilados continúan haciendo enormes filas para cobrar su pensión de vejez. Tal situación es “criminal” afirmó el doctor Argüello, ya que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) es también una institución de salud que está exponiendo a la población más vulnerable, cuando pudieran buscar alternativas para evitar la aglomeración.

Estas aglomeraciones “no se pueden seguir dando” explicó el doctor Argüello. “El INSS es responsable del contagio” porque no está cuidando a los ancianos, “me parece absolutamente criminal el hecho de poner a ese montón de gente mayor de 60 años en un solo lugar”, continuó.

Por su parte, el doctor Amador hizo un llamado a la población a evitar aglomeraciones en los hospitales, ya que podrían contagiarse del virus y por otro lado, están saturando el sistema de salud haciendo más lenta la atención en medio de la emergencia sanitaria.

“El 80% de las personas que se contagien –quizá– no van a tener síntomas, el 20% restante es el que va a tener un nivel leve, moderado o grave. No todos tienen que ir a los servicios de salud al inicio, corren más riesgos que beneficios”, subrayó el epidemiólogo.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend