Política

Admiten falta de condiciones, pero llaman a ejercer y defender el voto

CxL “confía” en misión de la OEA

OEA

“Las lluvias aplazaron a la fórmula del continuismo en Managua”, argumenta Mauricio Díaz candidato a la Alcaldía en la capital.



El primer grupo de los sesenta miembros de la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), para las elecciones municipales del cinco de noviembre, llegará a Nicaragua este diez de octubre, y aunque observadores nacionales y un sector de la oposición tienen pocas expectativas en su trabajo, el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) ha optado por darle un voto de confianza.

“No nos gustó ese nombramiento (del uruguayo Wilfredo Penco, como jefe del grupo), pero tenemos la confianza de que la composición de la misión va a recoger lo que la realidad le indique y se va a guiar por los términos de referencia, el mandato y la envestidura que tienen, y no solo por el señor Penco”, asegura el candidato a la Alcaldía de Managua de CxL, Mauricio Díaz, en entrevista con el programa de televisión Esta Semana.

Penco ha sido cuestionado por sus elogios al colapsado sistema electoral nicaragüense, durante sus visitas anteriores como miembro del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA), en 2008, 2011 y 2016.

Según Díaz, la “inconformidad” de CxL se expresó “de manera privada” a la OEA, y la Organización alegó que “Penco goza de la confianza del secretario general (Luis Almagro, también uruguayo)”. Además, indica que el partido preguntó quién será el segundo al mando de la misión y cómo estará integrada.

“Esto lo van a dar a conocer ellos, yo no puedo adelantarme, pero puedo decirte que vienen amigos de la Carta Democrática y funcionarios de alto nivel de la organización, que tienen que ver con el fortalecimiento de la democracia en el continente”, afirma Díaz.

“Hay que votar”

Las elecciones nacionales de 2016, en las que Daniel Ortega se reeligió para su tercer período presidencial consecutivo, junto a su esposa Rosario Murillo como vicepresidenta, estuvieron marcadas por una abstención masiva y sin precedentes, que la oposición estima hasta en un 70%, aunque el Poder Electoral la ubica por debajo del 40%.

Díaz considera que el escenario para las municipales puede ser distinto, porque “hay militancia activa, motivación para votar por un cambio político y pelear espacios”.

“Cuando la gente dice que no va a ir a votar porque ya sabe quién va a ganar, significa que ya cayeron en la trampa, en lo que quiere el Gobierno, porque es al revés, cada ciudadano debe votar y ser un fiscal en sí mismo, y eso es lo que le estamos enseñando a nuestros militantes: usted tiene el deber de cuidar su voto, de revisar el entorno, pero es peleando, no absteniéndose”, opina Díaz.

FSLN aplazado en Managua Como candidato a alcalde de Managua, Díaz considera que las lluvias que inundaron la capital a finales de septiembre “aplazaron la fórmula del continuismo” del Frente Sandinista, que controla el gobierno local desde hace dos décadas.

“Ha quedado demostrado que Managua sigue siendo una ciudad muy vulnerable y que esta Alcaldía, no ha atendido adecuadamente esta problemática”, reclama.

Su propuesta de gobierno es atender la vulnerabilidad y necesidades de Managua con una “propuesta de nación”, que reúna esfuerzos del Ejecutivo, la municipalidad, el capital y la banca privada.

“Tal vez la lógica de este Gobierno ha sido vestir bonita a la capital, pero eso no resuelve los problemas medulares de Managua”, razona.

¿A cuántas alcaldías aspiran?

Solamente 14 de 153 alcaldías son actualmente del grupo de Ciudadanos por la Libertad (CxL), que en las municipales de 2012 iba con el Partido Liberal Independiente (PLI). La mayoría de estos municipios están en los departamentos de Jinotega, Chontales, Boaco y la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RAACS).

El secretario general de CxL, Rodolfo Quintana, asegura que el partido aspira a ganar “un número importante” de alcaldías, aunque no precisa el número.

Según Quintana, las “plazas fuertes” son León, Juigalpa, Jinotega y varios municipios de Matagalpa, todos controlados hoy por el FSLN. Además, algunos municipios de Chontales, el Caribe Sur y Nueva Guinea, donde se concentran los campesinos que se oponen a la concesión del canal interoceánico.