Nación

La Fiscalía los acusó de lesiones graves, riña tumultuaria y amenazas. La sentencia absolutoria será leída el 11 de junio

Declaran “no culpables” a nueve presos políticos de Juigalpa

El abogado Maynor Curtis junto a su defendido Wellbin Javier Suárez Fernández, y sus familiares. Foto: Cortesía.

“Este es el primer proceso penal en contra de presos políticos que se ha realizado con tribunal de conciencia”, explicó Maynor Curtis, abogado.



Una juez y un tribunal de jurado en Juigalpa, Chontales, declararon no culpables a nueve presos políticos a quienes la Fiscalía los acusó de lesiones graves, riña tumultuaria y amenazas, informó Maynor Curtis, abogado de Wellbin Javier Suárez Fernández, uno de los imputados en el caso. Es el primer caso contra presos políticos de la dictadura que son declarados “no culpables”, mientras el proceso continúa contra cientos de reos de conciencia que permanecen en prisión o están bajo régimen de convivencia familiar o casa por cárcel.

Además de Suárez Fernández, las otras personas vinculadas al caso son Antonio Velázquez Báez, Roberto Antonio López López, Minerva Castellón Morales, Agustín Antonio Dávila López y Wilber Rafael Flores González. También Kener José Hurtado Lumbí, Óscar Gabriel Martínez Gutiérrez y Junior José Castellón Rueda. A todos se les leerá la sentencia absolutoria el próximo martes 11 de junio en la ciudad de Juigalpa.

“Al concluir los alegatos finales, el tribunal de jurado fue a deliberar y cuando regresó emitió un veredicto de no culpabilidad por el delito de lesiones graves. Seguidamente la honorable judicial titular de esa judicatura, pronunció un fallo de no culpabilidad por los delitos de riña tumultuaria y amenazas”, explicó el abogado.

Curtis señaló que estos nueve presos políticos fueron excarcelados el 15 de abril de este año e inicialmente estaban en la lista de aproximadamente 53 imputados que el Estado de Nicaragua no reconocía como reos de conciencia, sin embargo, después de haber documentado los patrones que los identifica como presos políticos ante el Comité Internacional de la Cruz Roja, fueron recalificados y elevados a esa categoría.

“Este es el primer proceso penal en contra de presos políticos que se ha realizado con tribunal de conciencia y considero que esto facilitó mucho a las defensas para poder convencer al tribunal de conciencia, que los delitos imputados eran absurdos y que los ciudadanos se encontraban en un lugar distinto al lugar de los supuestos hechos”, explicó Curtis.

La integración del jurado

Curtis explicó que este grupo de nueve presos políticos no fueron absueltos como parte de los acuerdos firmados por el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. Todos fueron declarados no culpables por un tribunal de conciencia y por la jueza del Juzgado de Distrito Penal de Juigalpa.

“Pero no fue por instrucciones de Managua que en Juigalpa los encontraron no culpables. Fue el jurado que se dio cuenta que era un montaje y también hubo testigos de la defensa que aportaron a demostrar la no culpabilidad de los muchachos”, insistió Curtis.

El jurado de conciencia se eligió en tres ocasiones. La primera vez se citaron a 18 personas y todas eran sandinistas, sin embargo, los seis abogados defensores lograron eliminar a 13 de estos, quedando solo cinco, quienes no pudieron constituir el jurado.

Posteriormente se presentaron 25 personas y los abogados lograron excluir a 13 personas que también eran simpatizantes del Gobierno. Solo se quedaron ciudadanos que no pertenecían a ningún partido y que tampoco se identificaban con el Estado.

Sin embargo, el juicio se interrumpió y se constituyó uno nuevo, y por ende otro jurado de conciencia. Esta vez estuvo integrado, en su mayoría, por mujeres que no se identificaron como sandinistas.