Reporte ciudadano

"Hago un llamado a la Justicia, y un rotundo NO a la violencia", expresa

Dennis Martínez al Gobierno: “Dejen de usar Estadio para fines de violencia”

Estadio Nacional

"Me duele saber que el estadio nacional que lleva mi nombre se esté ocupando para fines de violencia", dice y demanda "dejen de usarlo para esos fines"



El exlanzador nicaragüense de las Grandes Ligas, Dennis Martínez (Granada, 1954), demandó a las autoridades del país a “dejar de usar” el Estadio Nacional que lleva su nombre para “fines de violencia”, después de que se ha divulgado que turbas orteguistas, paramilitares, y presuntamente hasta francotiradores, dispararan en contra de la cuarta y más multitudinaria manifestación pacífica contra el Gobierno de Daniel Ortega, el pasado 30 de mayo.

“Tenemos que parar ese ciclo vicioso de poder para que no se repita más”, dijo Martínez, tras añadir que “me duele saber que el estadio nacional que lleva mi nombre se esté ocupando para fines de violencia afectando a mis hermanos nicaragüenses”.

Dennis Martínez
El exlanzador abridor en las Grandes Ligas de Béisbol, Dennis Martínez (d), lanza la primera bola en la inauguraración del estadio que lleva su nombre. Atrás, Daniel Ortega y Rosario Murillo. Confidencial | EFE | Jorge Torres

El nuevo Estadio Nacional Dennis Martínez fue inaugurado en octubre de 2017, por el comandante Daniel Ortega y el exlanzador de las Grandes Ligas, tras una inversión de 36 millones de dólares.

El pasado 30 de mayo, durante la manifestación de apoyo y solidaridad a las madres de los asesinados en abril y mayo por la represión oficial contra las protestas antigobierno, ciudadanos y estudiantes denunciaron que nuevamente las turbas orteguistas y fuerzas paramilitares se asechaban desde el Estadio Nacional. La denuncia provocó un enfrentamiento, y los manifestantes que atacaban a pedradas recibieron disparos desde las instalaciones deportivas.

Este es el comunicado íntegro distribuido por Martínez (las mayúsculas corresponden al texto original):

Hermanos nicaragüenses, quiero expresar mis condolencias a todas las madres de Nicaragua en el día de ayer y en especial a las que han perdido un ser querido, por lo trágico y doloroso de la situación de mi país. No es lo que una madre se merece, porque gracias a Dios por ellas estamos aquí.
Hago un llamado a la Justicia, y un rotundo NO a la violencia.
Tenemos que parar ese ciclo vicioso de PODER para que no se repita más. Debemos de dar ejemplo a las nuevas generaciones que con mucho amor confían en nosotros para llevar a cabo sus sueños y metas.
Me duele saber que el estadio nacional que lleva mi nombre se esté ocupando para fines de violencia afectando a mis hermanos nicaragüenses.
Un lugar donde yo soñaba para que los nicaragüense nos reuniéramos a disfrutar del deporte que llevo en mi corazón.
Espero que comprendan que yo no tengo ninguna injerencia para que lo usen de la manera que quieran usarlo las autoridades de Nicaragua, pero si les pediría que por respeto a mi persona que me esforcé y llevé por muchos años sobre mis hombros representando a mi país con mucho orgullo dejen de usarlo para esos fines. Porque esos no son los valores y principios de mi persona.

“BASTA YA DE MÁS DERRAMAMIENTO DE SANGRE ENTRE HERMANOS”
DIOS Y NUESTRA MADRE MARÍA BENDIGAN A NICARAGUA.
DENNIS MARTÍNEZ