Confidencial

Denuncian campaña oficialista para ganar “la guerra” en redes sociales

La construcción de una estrategia para ganar “la guerra de las redes sociales”, es una prioridad para simpatizantes del Frente Sandinista, según audios de diversas discusiones, filtrados este sábado, que han puesto en alerta a miles de nicaragüenses que exigen el cese a la represión y las “mentiras” del discurso oficial, tras más de dos meses de protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega, con un saldo de 212 muertos, que sigue creciendo.

En las grabaciones, que se habrían hecho durante una asamblea o reunión, un hombre insiste que la presencia en las redes sociales no depende “solo de los jóvenes” y plantea una nueva estrategia que ejecutarán en Managua”como plan piloto”.

Se trata, explica, de un mecanismo en el que un grupo de diez personas –“diez compañeros comprometidos”, con un coordinador al que le llamarán “tayacán”– compartirán simultáneamente “mensajes positivos” para “controlar” las plataformas digitales.

Objetivo: fabricar comentarios positivos

Como ejemplo, el hombre cita el caso de una anciana que días atrás fue agredida por un pariente en un país centroamericano, y que durante uno de los ataques de esta semana en Masaya, se afirmó en redes que era una pobladora agredida en esa ciudad. De inmediato, seguidores oficialistas aprovecharon el bulo para desmentir la represión paramilitar que esta semana sumó cinco muertos en Masaya.

“Ya ven con el tema de la viejita que salió golpeada (…)  ¿qué es lo que hicimos?”, increpa. Luego, el interlocutor sugiere a su audiencia de simpatizantes oficialistas que cada uno abra diez correos electrónicos, que se tienen que ver “a lo interno” y de forma “ordenada”, para abrir cuentas en redes sociales y comentar en medios digitales, con el fin de fabricar comentarios positivos y descalificar aquellos que no les favorecen. “Tres por diez, son treinta, y tenemos diez dependencias, son trescientos, estamos hablando de 300 mensajes positivos”, calcula.

“De las 10 dependencias de Managua y la 27 dependencias a nivel municipal, y las 154 donde hay juzgado local único, ¿Cuánto se convierte eso en cinco minutos de ataque o defensa a un bombeo del enemigo de la derecha?”, vuelve a preguntar el hombre, que algunos han identificado como un alto funcionario del Poder Judicial.

Contra monseñor Silvio Báez, en Twitter

Este grupo de “multiplicadores de la información” trabajarían “disciplinadamente” en Facebook y también WhatsApp y Twitter, donde identifican al obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, como “el rey” de esa red social, en la cual efectivamente es uno de los nicaragüenses más activos, con más de 75 mil seguidores. Báez ha reconocido que ha recibido amenazas, pero ha justificado que no es tiempo para pensar en él, sino en el país.

Aunque no precisó si conoce los audios que han circulado este sábado, el obispo auxiliar, aconsejó desde su cuenta de Twitter que “no respondan nada, no difundan lo que ellos (que publican ofensas) escriben. Solo bloqueen esas cuentas inmediatamente”.

El Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo y simpatizantes del gobernante Frente Sandinista ya han iniciado una campaña de desprestigio y rechazo a la Iglesia católica, tras el papel que ha desempeñado la Conferencia Episcopal de Nicaragua, como mediadora del Diálogo Nacional, paralizado en dos ocasiones debido al incumplimiento de los acuerdos de parte del Gobierno.

Además, desde su posición de obispo auxiliar, Báez también exhorta con insistencia al cese de la represión y este jueves incluso participó junto al cardenal Leopoldo Brenes y el nuevo Nuncio Apostólico, Stanislaw Waldemar, en una caravana y caminata por Masaya, que vivía un nuevo ataque paramilitar que se estima hubiera sido una nueva masacre contra su población, que ya ha enterrado a más de 25 ciudadanos, la mayoría jóvenes menores de 27 años de edad.

“Tácticas no les han funcionado”

En la reunión plantean que, hasta ahora, la táctica usada (que no detallan) no está funcionando, por lo cual plantean la necesidad de crear correos para crear perfiles falsos en para redes sociales y comentarios en diarios digitales. Sin embargo, las redes sociales y códigos de verificación de los sitios ya dificultan este tipo de prácticas.

Además plantean saturar con llamadas a programas como Café con Voz, del periodista Luis Galeano, y Jaime Arellano en la nación. “Esa es una estrategia directa, ahorita, coyuntural, que no es permanente, pero podría ser permanente después si nos da resultado y la multiplicamos”.

La escritora Gioconda Belli se refirió a los audios circulados vía Whatsapp, y animó a “recurrir a la fuerza de la razón que nos acompaña y que cada acción violenta se convierta en convicción”.

La poeta afirmó que desde la sociedad civil deben crearse grupos que reproduzcan y divulguen la información.

“Usen un lenguaje cívico para que si los reportan no sirva para nada. No reproduzcan lo que ellos escriben, ni se distraigan contestándoles. Bloquéenlos para que no tengan acceso a sus redes, ni a sus amigos. Es importantísimo que sigamos hablando y contando lo que pasa y demandando el cese a la represión”, instó la escritora.

Informes para la CIDH

En las grabaciones, mencionan una cuenta de correo (denunciacivicacidh@yahoo.com) que abrirán para recopilar “la violación a los derechos humanos de cada uno de nosotros, porque violación a los derechos humanos es también que te ponen un tranque y vos ya vayas a dar la vuelta por el otro lado (…) y ahí nos están vergueando también en la CIDH”.

Hablan de disciplina y capacitación para reportar páginas o personas que les generen molestias, en lugar de discutir con ellos desde sus perfiles. “Este trabajo debe ser articulado, ordenadamente, con nombre y apellido, quién es el que va a publicar, quién valida la información, de dónde viene la información, y qué tenemos que informarle”, resaltan asegurando que “ya no es una política de sindicato, ahora el mandato del CLS, desde arriba, la jefatura”.

Este viernes, en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) responsabilizó al Gobierno de Daniel Ortega por el asesinato de 212 personas durante la brutal represión contra las protestas que iniciaron el 18 de abril.

La CIDH documentó la “acción represiva del Estado”, y las “ejecuciones extrajudiciales”, insistiendo nuevamente en suprimir los grupos “parapoliciales”. Además, denunció un “patrón de detenciones arbitrarias” y el “uso arbitrario y desproporcionado de la fuerza”. Y también recogió los testimonios de trabajadores públicos, coaccionados a participar en actos a favor del Gobierno.

La campaña que estarían diseñando ahora los simpatizantes del Gobierno surge en medio de críticas a la manipulación de la información de parte de instituciones como la Policía Nacional, que presenta reportes oficiales que contradicen los hechos y testimonios de testigos y familiares. Además, tienen el tono de la retórica oficial de los medios de comunicación controlados por el régimen, en los que cada día, la vicepresidenta Rosario Murillo hace su alocución.