Nación

Denuncian difamación y hostigamiento contra líderes del movimiento campesino

“Hacemos responsables al Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo de cualquier cosa que pueda sucedernos”, afirma asesora del movimiento campesino

La líder campesina del movimiento anticanal, Francisca Ramírez, y la asesora legal del movimiento, Mónica López Baltodano, denunciaron ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la campaña agresiva, difamatoria e intimidatoria, que aseguran ha impulsado el Gobierno de Daniel Ortega desde hace meses en los territorios de la ruta canalera.

El principal objetivo de las acciones del gobierno, según López Baltodano, es presentar a ella y Ramírez, como “infiltradas” en el movimiento campesino y como “agentes” de una conspiración a favor del orteguismo, creando confusión, desaliento y hostilidad en su contra.

“Dicha campaña ha incorporado el uso de agentes del Gobierno y de algunos de sus aliados políticos en los territorios de la ruta canalera, quienes promueven acciones que incluyen divulgación de documentación difamatoria, acciones de desinformación, intervención de líneas telefónicas, envío de mensajes falsos y acciones de vigilancia y hostigamiento”, explicó López Baltodano.

Las denunciantes coincidieron en que otro de los propósitos de todas estas acciones es golpear la unidad, debilitar y desarticular al movimiento campesino anticanal, generando desconfianza y crisis entre sus líderes, además de un desprestigio en contra de la imagen del movimiento, que es Francisca Ramírez.

Movimiento Anticanal
La asesora legal del movimiento campesino anticanal, Mónica López, durante la denuncia en el Cenidh. Confidencial | Carlos Herrera

La líder campesina aclaró que ni ella ni el movimiento al que representa, ha recibido un córdoba de alguna organización o partido político. También explicó que el único interés que tienen es luchar por sus tierras, que no están persiguiendo ninguna cuota de poder y que la única bandera que representan es la “Azul y Blanco”, que cobija a todos los nicaragüenses.

“Con esta campaña pretenden crear diversas acciones favorables para una agresión a nuestra integridad física, por lo que hacemos responsable al Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo de cualquier cosa que pueda sucedernos”, destacó López Baltodano.

La ruta de la arrechura

La líder campesina y la asesora del movimiento anticanal, aprovecharon la denuncia para informar que con Ramírez a la cabeza, emprenderán una campaña nacional en 2018, para promover la articulación con todas las luchas sociales que deseen juntar esfuerzos, más allá de banderas partidarias.

“Queremos dejar en claro al pueblo de Nicaragua que no tenemos intereses económicos, sino que lo que queremos es el respeto a los derechos humanos. Por eso la campaña ‘La ruta de la arrechura’, va a tener espacio para todos los nicaragüenses que estemos en contra del sistema corrupto, y a favor de la lucha por vivir en paz y tranquilidad”, agregó Ramírez.

El contexto de la campaña es el recrudecimiento de varios fenómenos político-sociales que se han desarrollado a lo largo de este 2017. La desconfianza masiva de la población con el sistema electoral, operativos represivos y masacres del Ejército Nacional y la Policía, el incremento de la violencia machista y la profundización de la impunidad, entre otros.

“Por eso queremos conocer y estudiar las experiencias de lucha y las demandas políticas, sociales, económicas, ambientales y de otras índoles articuladas por diversos sectores de la sociedad. Compartir con ellos la experiencia de la lucha y los aprendizajes de la movilización campesina en contra de la concesión canalera”, dice el documento en el que hacen el lanzamiento oficial de la campaña.

Vilma Núñez, directora del Cenidh, expresó su total apoyo hacia Francisca Ramírez y Mónica López, y aseguró que pedirán medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para garantizar la seguridad de la asesora del movimiento anticanal.

“Esta campaña es una violación de derechos humanos, con métodos ya conocidos y usados de diferentes formas y en diferentes momentos por el régimen. El Cenidh condena esta agresión a dos defensoras y estamos dispuestos a hacer lo que esté dentro de nuestras posibilidades como organismo de derechos humanos para buscar cómo detener o dejar al descubierto esta situación”, finalizó Núñez.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend