Reporte ciudadano

Denuncian escalada de represión y ataques contra periodistas de Nicaragua

Foro de la Prensa Independiente de Nicaragua condena agresiones del régimen Ortega-Murillo contra medios de comunicación y periodistas

El Foro de la Prensa Independiente de Nicaragua rechazó la escalada de la represión, ataques en contra de periodistas independientes del país.

Integrado por propietarios y directores de medios de comunicación nacionales y locales, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, PEN Nicaragua, Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN), editores, columnistas, camarógrafos, caricaturistas, blogueros y corresponsales internacionales, ante la escalada de la represión, ataques y agresiones en contra de periodistas independientes, declara:

Rechazamos los actos de intimidación contra Radio Darío en León, donde policías y paramilitares, al mando del jefe policial de la ciudad, comisionado Fidel Domínguez, el pasado sábado 26 de julio se apostaron en toda la calle donde se encuentran las instalaciones de la radio, impidiendo la entrada o salida de persona alguna durante nueve horas y media y, pasadas las diez de la noche procedieron a incautar de manera ilegal, dos vehículos de colaboradores de la emisora (empleados) que se encontraban estacionados sobre la calle, sin motivo ni explicación alguna.

La acción quedó grabada en las cámaras de seguridad de la radio. El lunes 27 de julio en horas de la tarde, efectivos antimotines fueron desplegados en formación, frente a la entrada principal de la radioemisora, lo cual provocó que el personal emitiera mensajes de alerta, ante lo que parecía seruna escalada en las accionesde acoso e intimidación.

Condenamos los actos de sabotaje contra las antenas de Radio Corporación el pasado domingo 12 de julio, ubicadas en el municipio de Tipitapa. Sujetos desconocidos sustrajeronlas cintas de cobre de sus bases, motivo por el que la emisora tuvo que salir del aire en su frecuencia de amplitud modulada (AM) por varios días.

Rechazamos las agresiones contra la periodista Suyén Sánchez de Radio Única en la ciudad de Bluefields. El viernes 24 de julio el jefe de la policía de Bluefields, el comisionado mayor Luis Valle, agredió a la periodista e impidió que pudiese realizar coberturaa un suceso.

Denunciamos las amenazas de muerte contra el periodista Gerall Chávez de Nicaragua Actual. El sábado 25 de julio recibió amenazas de muerte que le hicieron llegar por medio de una carta entregada en casa de su familia en Nicaragua y también por medio de un video que se puso a circular en las redes y en el que se simula su decapitación.

Denunciamos las intimidaciones contra el periodista y cronista deportivo Julio “el porteño” Jarquín. La mañana del lunes 27 de julio, su casa de habitación amaneció asediada por una patrulla policial cuyos efectivos se mostraban en actitud claramente intimidante.

Rechazamos estas arbitrariedades y flagrantes violaciones a los derechos humanos así como las amenazas a nuestra integridad física, a pesar de que muchosperiodistas contamos con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como es el caso de los trabajadores de Radio Darío, lo que muestra que el gobierno de Daniel Ortega continúa violando las libertades fundamentales en nuestro país.

Denunciamos el cierre de más de 20 espacios radiales y televisivos y la censura televisiva impuesta por la dictadura desde 2018. Demandamos la suspensión de la censura para que 100% Noticias, los programas televisivos que se transmitían en ese canal, así como Esta Semana y Esta Noche, puedan transmitirse a través de la televisión abierta y el sistema de cable, y exigimos al Estado que cese la ocupación policial de sus redacciones que mantiene de forma ilegal desde hace diecinueve meses.

Los ataques del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, en contra de medios, comunicadores y periodistas independientes, a partir de los sucesos de abril 2018, superan ya los dos mil casos y muy lejos de menguar, más bien se están agudizado en los últimos días, aún en medio de la pandemia del covid-19.

Hacemos del conocimiento de todos los nicaragüenses y la comunidad internacional de esta alarmante situación y hacemos responsable al estado de Nicaragua de cualquier daño a nuestra integridad físicay/o a nuestros familiares y a las instalaciones de nuestros medios de comunicación. ¡El periodismo independiente no cesará en su compromiso de informar para que se restituyan las libertades públicas! ¡Por una Nicaragua en verdadera libertad y democracia.

Más en Reporte ciudadano

Share via
Send this to a friend