ad-200x90
Política

Denuncian “imposición
 de candidatos” en el FSLN para las elecciones municipales

Descontento en Niquinohomo contra “dedazo” de Ortega

candidatos a alcaldes del FSLN

"No queremos más dedazo", protestaban simpatizantes del Frente Sandinista. "Exigimos un cambio. No más de lo mismo"



Un grupo de militantes sandinistas instalaron la tarde de este lunes un parlante a todo volumen en la entrada principal del cementerio de Niquinohomo. Sonaban canciones testimoniales y ondeaban banderas rojinegra. “No queremos más dedazo”, gritaba Erick Reyes Muñoz. Era una protesta contra la “imposición de candidatos que, según ellos, promovió el secretario político de ese municipio, Raúl Oviedo.

Era un pequeño piquete organizado por Carla Norory, ex concejal sandinista y una de las personas que aspiraba a ser la candidata oficial del Frente Sandinista en esa municipalidad. Norory entregaba volantes a los transeúntes. Un pequeño papel que rezaba: “Niquinohomo rechaza fórmula de candidatos FSLN. Exigimos el cambio. No mas de lo mismo”.

Aunque el Frente Sandinista inscribió a los candidatos ante el Poder Electoral para participar en las elecciones municipales de noviembre próximo, los nombres de las fórmulas han sido mantenidos en secreto. Sin embargo, los militantes en los municipios y cabeceras departamentales aseguran que ya saben quiénes son.

Martha Janeth Pérez, actual alcaldesa de Niquinohomo, correrá como candidata del partido gobernante, de acuerdo a Norory. Esta tónica se repite en otras localidades, donde los piquetes de reclamos en las filas sandinistas estallaron públicamente desde el fin de semana.

En Chinandega, Carazo, El Realejo, Corinto, Jalapa, Ocotal y Masaya se han registrado protestas por la inconformidad con los candidatos, electos, según la vicepresidenta Rosario Murillo a través de encuestas. Los resultados de las encuestas no fueron dados a conocer de forma oficial. Pese a que el comandante Daniel Ortega tiene la última palabra para elegir a los candidatos, los militantes de las bases “culpan a los cuadros intermedios” del partido por las imposiciones y no a la pareja presidencial.

El gobierno Ortega-Murillo publicó el sábado una circular en la que aseguraron que fueron realizadas 457 encuestas, entre el 11 de Mayo y el 18 de agosto, en todos los municipios de Nicaragua. De acuerdo a la información oficial, 600 mil militantes sandinistas fueron consultados.

“El Comandante Daniel, y yo, queremos felicitar a tod@s, felicitar a nuestro Pueblo que toma en serio estas Consultas de nuestra Democracia Interna (Sic)”, escribió Murillo.

Sin embargo, desde antes de la inscripción de los candidatos del Frente Sandinista, los militantes habían asegurado que el proceso de encuestas no fue masivo.

“Aquí (Niquinohomo) hubo encuestas, pero sentimos que el secretario político las manipuló. Solo hubo encuesta el barrio del secretario político y en el de sus allegados”, alegó Norory.

Confidencial entrevistó a varios militantes sandinistas que protestaban en Niquinohomo, y a otros originarios de la ciudad de Masaya. Ninguno de ellos dijo haber sido encuestado.

“Aquí (Masaya) no ha habido encuesta. Si usted va y pregunta en el mercado, aquí nadie quiere a Noguera”, relató Zayda García, comerciante de ropa interior en Masaya. Ella se refiere al actual alcalde Orlando Noguera, quien, según los militantes, es nuevamente el candidato.

Noguera enfrenta una fuerte oposición en las filas de su mismo partido. Lo acusan de “corrupto y ineficiente”. “No lo queremos otro período más como alcalde”, aseguró García. De ser Noguera el candidato, y de ganar las elecciones, estaría repitiendo como edil por tercera vez consecutiva.

Alrededor de 60 organizaciones sandinistas —entre desmovilizados, comerciantes y caravanas de ciclistas— comenzaron a promover como candidato a Jorge Luis Gutiérrez Dávila, a quien describen “como un líder carismático”. “Él punteaba en las encuestas”, afirmó Evert Morales, transportista de la cooperativa German Pomares Ordoñez.

Los militantes de Masaya rompieron su calma este lunes, cuando les fue “comunicado” que el candidato escogido era el alcalde Noguera. La exministra del Ministerio de Economía Familiar, Justa Pérez; y el ministro de la Juventud, Bosco Castillo han sido los encargados de negociar con las bases sandinistas inconformes.

Gutiérrez Dávila declinó hablar con Confidencial. Argumentó que estaba en una reunión de la Fraternidad de Hombres de Negocios. Aunque quienes lo postulan como candidato aseguraron que no brindaría declaraciones, porque todavía “hay esperanzas” de que el partido “rectifique”. 

Para este miércoles, los militantes solicitaron una reunión con estos dos representantes del partido de gobierno. Pero además exigen la presencia del secretario de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, una especie de super interventor para solventar crisis partidarias en las municipalidades. De acuerdo a los militantes, el hecho de la dirigencia nacional del Frente Sandinista no haya revelado todavía los nombres de los candidatos responde a esta crisis interna.

Militantes que se han reunido con Pérez y Castillo coincidieron en que si no le quitan la candidatura a Noguera, protestarán con fuerza. “Todavía creemos que podemos negociar”, dijo uno.

Mientras en Masaya los militantes cifran sus esperanzas en la reunión de este miércoles, en Niquinohomo piensan arreciar la protesta hasta lograr un cambio en la fórmula.

“Como sandinistas sentimos que rechazaron al pueblo, su voz, en sus comarcas, en municipios. Yo vi el comunicado de la compañera Rosario que dice que fue el pueblo que escogió. Y eso no fue así. Nosotros ya estamos hartos que se siga haciendo siempre lo mismo. Ya  no queremos mas dedazos”, lamentó Erick Reyes Muñoz, mientras remarcaba que es una pena que esto pase “en la cuna del general Augusto Sandino”.