Nación

Visitaron diez países y 23 ciudades, y se reunieron con partidos de izquierda

Destacan “gran impacto” de Caravana Informativa por la Solidaridad

Caravana

"Ha sido un gran impacto y seguimos viendo los frutos y tratando de sistematizar toda esa ayuda”, explica Madelaine Caracas, miembro de la iniciativa



El impacto de la Caravana Informativa por la Solidaridad con Nicaragua, que ha recorrido varios países de la Unión Europea, ha sido lento pero profundo. Así lo afirmó Madelaine Caracas en una entrevista en el programa televisivo Esta Noche, quien explicó que poco a poco los medios de comunicación, organismos de derechos humanos y partidos políticos de izquierda, abrieron la puerta para que se pusiera en agenda el tema de Nicaragua y la represión que el régimen del presidente Daniel Ortega que ha dejado más de 300 muertos.

“En mayo no se conocía mucho sobre la situación en Nicaragua. Empezamos en Dinamarca y de ahí cada vez más periodistas, medios de comunicación, organizaciones de derechos humanos, políticos, se acercaron y abrieron la puerta. Hemos tenido contacto con la Federación de Derechos Humanos en Francia. Hemos ido a todos los parlamentos de los diez países que visitamos, entre ellos el parlamento donde está la sede de la Unión Europea que es Bruselas”, informó Caracas, quien junto a Jessica Cisneros, del Movimiento Cívico de Juventudes, y Yerling Aguilera, profesora de la UCA y Socióloga, participaron de esta iniciativa.

La joven estudiante de Comunicación estuvo en el parlamento de Estrasburgo, Francia, desde el que se dictó una resolución condenando las graves faltas del Gobierno de Ortega a los derechos humanos de los nicaragüenses. A través de la Caravana se realizaron contactos con otras organizaciones que podrían aportar en un futuro a la reconstrucción del país.

“Vamos a necesitar reactivar lazos de solidaridad, hasta ahora ha sido un gran impacto y seguimos viendo los frutos y seguimos tratando de sistematizar toda esa ayuda”, informó Caracas.

Las integrantes de la Caravana se reunieron con representantes del parlamento Europeo. Caracas manifestó que si bien de entrada lo que se aprobó fue una resolución, se ha estado hablando de medidas de presión en contra del régimen de Ortega y de todo su gabinete. También se construyó, a través de los grupos de solidaridad de nicaragüenses que residen en cada uno de esos países, puentes para que sean estos los que den continuidad al trabajo realizado por las jóvenes.

“Lo importante de todo esto son las conexiones, los trabajos de los grupos de solidaridad en diferentes países, porque los nicaragüenses están organizados, y la Caravana aportó a eso, a esa organización de grupos de solidaridad, y son estos grupos los que van a apostar para la ayuda económica que necesitemos y para seguir procesos de denuncias y procesos políticos que quedaron pendientes”, afirmó la joven estudiante de Comunicación.

Izquierda “reacia” a establecer una posición contra Ortega

A nivel internacional ha habido críticas contra los líderes de partidos de izquierda ortodoxa, que defienden a Gobiernos que se denominan de izquierda, como Nicaragua o Venezuela.

Caracas y las demás integrantes de la Caravana se reunieron con diversos políticos de izquierda en Europa. Lo que descubrieron es que existe una izquierda reacia a establecer una posición contundente al régimen de Ortega, pues continúan con la idea romántica de la revolución y se han quedado con ese imaginario del Daniel revolucionario.

“Ha sido duro, pero se nos ha abierto puerta, hemos tenido espacios de debate político, en los cuales establecemos como principal parámetro que no se trata de ni de izquierda ni derecha, sino de una crisis humanitaria en la que más de 400 personas han sido asesinadas”, agregó Caracas.

En estos debates las jóvenes nicaragüenses se han encontrado con cuestionamientos de políticos que preguntan si esta “revolución pacífica” es financiada por Estados Unidos. A algunos les ha costado entender cómo la insurrección cívica ha sido espontánea y que no ha estado controlada por ningún líder político de oposición del país.

Tras la visita de la Caravana, los partidos políticos de izquierda mantienen en su agenda el tema de Nicaragua. Sin embargo, algunos todavía mantienen una posición reacia, y es porque la revolución sandinista significó mucho para la izquierda en todo el mundo, pues marcó un hito histórico y se apegó a la ideología de otros sectores en distintos países.

“Para entenderlo es importante tratar de conversarlo con estos partidos y para que tomen una posición. Hasta el momento les es difícil tomar una posición, porque las pruebas y mutaciones de Ortega (a dictador) no han sido evidentes a nivel internacional. En Nicaragua lo sabemos, pero temas como el pacto con Alemán, la pretensión del Canal Interoceánico, la corrupción, no han sido tan vistas por estos sectores”, continuó la joven.

Caracas manifestó que a pesar de estas posiciones, los partidos políticos han abierto la puerta y se han producido debates productivos, en los cuales en primera instancia se condena la masacre desencadenada por el régimen sandinista.

“A medida que nos vayamos posicionando y organizando, se va a ver esto con más claridad y más sectores podrán tomar una posición radical. Lo claro es que Ortega está solo y que la izquierda no lo reconoce en sí mismo hasta cierto punto por sus acciones, pero falta que más sectores se pronuncien. Ortega está solo y hemos visto como Pepe Mujica, y otros sectores de izquierda en España se han pronunciado y están dando seguimiento, y con los cuales seguimos trabajando y brindando la información que podemos desde nicaragua”, aseguró.

Hostigamiento y ataque internacional

A pesar de estar lejos de los simpatizantes sandinistas, las integrantes de la Caravana, no estuvieron exentas de los intentos de boicots de algunos grupos de personas aliados al régimen de Ortega. Estos actos nefastos fueron dirigidos por grupos bolivarianos que están radicados en Francia y Suecia. Trataron de botar varios eventos y atacaron verbalmente a las jóvenes.

“Nos atacaron alegando que Ortega se debía quedar y aparecían con el discurso de siempre, en el cual no estaban para debate político, sino para atacar. Nos dijeron palabras ofensivas, y se hizo una campaña de criminalización. En Francia se detuvo un ataque gracias a los nicaragüenses. En Chile la Caravana recibió los mismos ataques”, refirió Caracas.

Las excusas de los grupos que trataron de boicotear las actividades de la Caravana, inferían que las posturas de las jóvenes integrantes de esta iniciativa, no tenían validez y afirmaban que todo era un acto orquestado por Estados Unidos.

“Los mismos argumentos vacíos que se quedan sin soporte. También hemos tenido debates con quienes dudan y a quienes presentamos pruebas de quién es Ortega. Ha sido duro, pero ha habido dos tipos de acciones de la izquierda, los que daban debate respetable, claro, y otros que llegaron a gritos. Seres energúmenos a la hora de hablar”, insistió.

La caravana ha visitado países como Dinamarca, Suecia, Francia, Holanda, Alemania y España. Actualmente hay facciones que están desarrollando el mismo trabajo en Sudamérica, Centroamérica, diferentes estados de Estados Unidos y Canadá.

“En Europa hay un equipo que está dando seguimiento y todo esto es seguir tejiendo esfuerzos y buscar cómo apoyar a Nicaragua en esta crisis humanitaria, a los refugiados, que ahora tenemos un gran problema de refugiados, que están en exilio, que no podemos regresar por amenazas y órdenes de captura”, finalizó Caracas.