Opinion

Diccionario político actualizado

Para la historia de Nicaragua, abril de 2018, es la juventud de la lucha por la libertad y la democracia

A

Abalear: (americanismo. Este verbo puede ser transitivo, o lo que usted quiera, pero su práctica merece muchos “verbos”) Actividad ilícita preferida de policías y paramilitares (alias “policías voluntarios”) cuyo blanco suele ser cualquier ciudadano, aunque no sea del Movimiento de los Azul Blanco, y quienes, con especial eficacia, abalean los jóvenes –sean estudiantes o no—. Por sus justificare en el supuesto “golpe de estado”, parece que les ha sido muy placentero practicar este deporte. Y, a manera de entrenamiento dentro de la “modelo”, abalearon a Eddy Montes, prisionero político desarmado.

Abarcar: (sinónimo de acaparar) Otro de los deportes preferidos de los miembros del exclusivo equipo del poder, practicado con todo tipo de cosas, preferentemente cargos públicos de todos los niveles –comenzando con los magistrados de los cuatro Poderes del Estado—, y de ahí hacia abajo, todo lo que les quepa en el saco; puede ser el soborno a un negocio extranjero, adulteración de costos de las obras públicas de “progreso”, pasando por coimas menores (la mordida de policías de tránsito), hasta el cobro por la libertad de un secuestrado.

Abarrocado: (adjetivo) Discurso ampuloso y recargado, incluso, con invocaciones pseudo religiosas. Por ejemplo, el discurso que todos los santos días del mundo, transmite por sus propios canales de televisión la vicepresidenta del Estado, primera dama y única portavoz del reino de El Carmen, gracias a Dios. Ella, también es modelo preferida –y ad honoren— de dos insignes artistas de la plástica, y grandes retratistas, don Pedro X de Molina y Estelí, y don Manuel de Guillén y Managua.

Aberración: (sustantivo femenino) Enfermedad maligna, solo comparable con el cáncer, que afecta con no muy rara preferencia, a los usurpadores del poder político, sea por medio de pactos amañados o por elecciones fraudulentas, pero todo fuera de lo natural, lo normal y lo lícito, lo cual redunda en perjuicio de lo libertario y democrático en la vida de los ciudadanos, o de los súbditos, tratándose de un reino.

Ad initio: (un latinazo) Y como yo no lo entendía, consulté y me salió que significa algo que viene desde tiempos inmemoriales, muy remoto; algo así como el sustento político ideológico de los conservadores y liberales colaboracionistas, más los orteguistas, quienes han contratado sus servicios en la Asamblea Nacional.

Ablandar: (verbo oportunista) Algo que los dictadores no han podido lograr en el pueblo para que renuncie a la lucha, y, al mismo tiempo, lo que el pueblo no ha podido lograr que se produzca en la conciencia de los dictadores. Eso, durante más de un año, pese a las más de 300 vidas, los miles de heridos, los centenares de secuestrados, el dolor y las lágrimas con que les han cobrado a las madres y sus familiares la rebeldía de sus hijos.

Abonar: (verbo antimoroso) Se dice de algo que ya no pueden hacer miles de personas endeudadas con los prestamistas del sistema financiero, por causa de la crisis política y social de año y medio, la que no solo tiene efectos mortales cotidianos, sino también en el empleo, lo que todo desquicia, especialmente, la convivencia familiar y el bienestar social.

Abortar: (verbo que merecen ciertas ideas) Por ejemplo, la idea que produce alguna cosa imperfecta o abominable, como la que tienen los dictadores acerca de un supuesto “golpe de estado”, el cual nunca se intentó, no fue visto por nadie en este país ni por la gente honesta del resto del mundo… solo por los paramilitares y sus jefes.

Abracadabramente: (adjetivo medio brujo) Palabras que producen confusión. Pero los dos discursos anuales de Daniel (uno en el aniversario de su ejército y el otro en el aniversario de su policía), además de producir confusión histórica… produce historias confusas. Aplicable también, a los discursos de la vice de Daniel.

Abraxas: Palabras entre los gnósticos que expresan el conjunto de las 365 manifestaciones sucesivas atribuidas a Dios. (gnosticismo: sistema filosófico y religioso de los primeros siglos después de Cristo, que defendía la existencia completa y trascendental de la divinidad. Para mayor claridad y mejor entendimiento del concepto, vea y escuche a mediodía de todos los días los canales de televisión del reino.

Abril: (Para nos, mes glorioso y mortal, a la vez) Para el calendario, cuarto mes del año, y para los seres humanos, símbolo de la primera juventud. “Estar hecho un abril”: es lucir hermosura y galanura. Para la historia de Nicaragua, abril de 2018, es la juventud de la lucha por la libertad y la democracia, pero la represión oficial y oficialista de abril del 2018, y los meses que le siguieron se sobrepasaron, hasta convertirlo en el lado oscuro de la historia.

Abrogar: lo más deseado por el campesinado para el tratado canalero anti patriótico de Daniel Ortega con el chino Wang Jing, para proteger sus tierras, defender el medioambiente y la soberanía nacional. Pero, aún sin lograrlo, ya han pagado con secuestros, muertes, exilio y cárcel. Por eso, abolir, o revocar la Ley 840, se ha convertido en otro objetivo del pueblo que lucha por la conquista de su libertad y sus derechos democráticos.

Abrumar: (otro verbo merecedor de otros “verbos”) Agobiar con el peso de la carga de la represión gubernamental, causar confusión y desaliento con las marchas militares, pretendiendo que el pueblo se sienta insignificante y abatido. Sobre todo, con la exhibición de la cruel destreza de los policías, apta para masacrar a civiles desarmados.

Absolutismo: (del cual aún no libramos) Régimen político en el que todos los poderes se hallan bajo la autoridad única del jefe del Estado. Como el que aquí conocemos y sufrimos en una versión a veces aumentada y corregida con sangre, dolor y lágrimas. Pero, al parecer, con solo esta versión del absolutismo, nos les basta.

Absorbente: Cualidad similar al de las toallas sanitarias, propia de los gobernantes que siempre intentan y, generalmente, logran absorber todos los poderes del Estado, e imponer su voluntad, a cualquier costo humano. Y si el humano que paga ese costo es, además, opositor, mejor todavía.

Abstracto: El contenido de los discursos oficiales, oficialistas y oficiosos de los gobernantes, con sus características inevitables: algo general, vago y alejado de la realidad.

Abstruso: (adjetivo nuevo para mí) Pero de viejo y conocido significado, pues siempre ha estado en los discursos sobre “historia” del gobernante, y sobre “religión” de la gobernanta: algo muy difícil de comprender.

Absurdo: el adjetivo más chiche de entender para nosotros, los nicas, porque está en todos los contenidos del modo de pensar, de hablar, de sentir y de actuar de nuestros paisanos dictadores: algo contrario a la razón.

Abuchear: (verbo expresado con silbidos, gritos y puteadas) Algo muy merecido por cierta gente, y como protesta ruidosa contra su actuación, habitualmente, en perjuicio de la mayor parte de la otra gente del mismo patio o solar.

Abulia: ausencia patológica de voluntad, lo que el orteguismo creyó haber eliminado de la conciencia popular. Pero esa falta de voluntad para protestar ante sus maniobras políticas y violaciones a la Constitución Política, que los dictadores creyeron ver en el pueblo durante doce años, quedó desmentida en grande y para siempre, a partir del 18 de abril del 2018.

Abultar: (verbo maligno) Exagerar, aumentar la represión contra las actividades informativas profesionales, en especial, contra la libertad de prensa, de expresión y de trabajo de los periodistas. A quienes cercenan esas libertades, no les importa que un Diario sea Nuevo o viejo, a los dos les aplican La Prensa por igual.

Más en Opinion

Share via
Send this to a friend