Política

Dictadura atrasa reformas electorales con la OEA

OEA lista para emprender reformas electorales, pero Gobierno de Ortega persiste en negar adelanto de comicios



En medio del impase de las negociaciones políticas entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y la dictadura de Daniel Ortega, las comitivas se reunieron este miércoles para sostener “una reunión informativa” con la Organización de Estados Americanos (OEA). El encuentro versó sobre las reformas electorales y la disposición inmediata del organismo interamericano para comenzar a implementarlas.

“Lo importante de la propuesta presentada por la OEA es que ya están en disposición de arrancar (a implementarlas)”, narró José Pallais, integrante de la Alianza Cívica. “Se requería aprobación de ambas partes para proceder. Los expertos internacionales están listos para viajar a Nicaragua, iniciar consultas amplias con todos los sectores, y empezar con un proyecto de reformas y de equipamiento del Consejo Supremo Electoral con el objetivo muy claro de lograr elecciones creíbles”, detalló Pallais en el programa Esta Noche.

La reunión estuvo presidida por Cristóbal Fernández, enviado especial de la OEA. Al salir de la cita, Fernández expresó que el organismo interamericano está dispuesto a trabajar y avanzar “en una propuesta” que no ha sido revelada públicamente. Además, en el encuentro estuvieron los testigos y acompañantes de las negociaciones: el nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag y Luis Ángel Rosadilla de la misma OEA.

“Fue una reunión informativa, donde se les explicó a los miembros de la mesa el programa para efectos de emprender el proceso de electoral. Esperamos iniciar pronto para iniciar con el proceso”, dijo Fernández.

Aunque no se conoce los detalles de la propuesta de la OEA, el Secretario General Luis Almagro insistió este miércoles que la salida a la crisis nicaragüense pasa por la realización de elecciones anticipadas. Almagro participó en un conversatorio celebrado por la Universidad de Nueva York, en Washington D.C., en el que disertó sobre el papel de la comunidad internacional para reforzar la democracia las Américas.

“La vía institucional es la correcta. Las elecciones libres, claras y con observación internacional es extremadamente necesario hoy para Nicaragua. Es la solución”, enfatizó Almagro.

Sin embargo, al terminar la reunión en Managua con el enviado especial de la OEA, el canciller de la dictadura, Denis Moncada, remarcó que el adelanto electoral “no está sobre la mesa” aunque aceptaron discutir la propuesta traída por Fernández. “No vamos a tocar el tema de adelanto de elecciones en la mesa de negociación”, señaló el funcionario.

Alianza Cívica: “Adelanto electoral irrenunciable”

La Alianza Cívica también resaltó en la reunión su posición “irrenunciable” al adelanto electoral, lo que desde ya supone un nudo en la discusión de este tema.

“La crisis de Nicaragua no puede resolverse con la permanencia de Ortega en el poder hasta 2021”, dijo Pallais en Esta Noche. “Las consecuencias serían desastrosas. Hay un verdadero estado de necesidad que se genere un cambio. Para devolver la esperanza a los nicaragüenses y a los actores económicos para salir de la crisis. Para eso se necesita ese adelanto electoral como indispensable”, agregó.

A la reunión estuvo invitado el presidente de facto del Consejo Supremo Electoral (CSE), Lumberto Campbell, en calidad de asesor de la comitiva oficial. La Alianza Cívica también llevó a asesores, pero ninguno de lo de ambas partes opinaron.

¿Parte del Memorando de Entendimiento?

Además de proponer reformas electorales, la OEA presentó su plan de “Apoyo Técnico al Consejo Supremo Electoral”, y la “Implementación de Recomendaciones Técnicas” al Poder Electoral, de acuerdo a la nota de prensa publicada tras el encuentro por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la dictadura.

El régimen sostuvo que la propuesta presentada por Fernández es parte del Memorando de Entendimiento con la Secretaría General de la OEA firmado en febrero de 2017, para el “fortalecimiento Institucional Político-Electoral”.

Sin embargo, la Alianza Cívica ha insistido en que la propuesta de la OEA fue una petición hecha por la Alianza en el marco de las recientes negociaciones.

“Lo que sucedió fue una reunión informativa que la Alianza había solicitado”, dijo Pallais. “En el comunicado del 11 de abril emplazamos al Gobierno para que viniera delegación técnica de la OEA. Eso quiere decir que mesa de negociación no ha arrancando”.

Según Pallais, las partes están a la espera para poder retomar el diálogo de que los testigos y acompañantes presenten una propuesta de implementación para el cumplimiento de los dos acuerdos firmados en el INCAE, hasta el día de hoy violados por el régimen.

“Es una posición firme que no se puede avanzar si no se logra lo firmado”, afirmó Pallais.

No negociarán “sin hechos”

La Alianza Cívica ha reiterado que no retomarán las negociaciones si no encuentran “hechos concretos” de parte de la dictadura. Pallais explicó que esos hechos son la liberación de los presos políticos y el nombramiento de un garante internacional para que vele por el acuerdo de los derechos y garantías, es decir la libertad de manifestación y expresión.

“Los testigos y acompañantes, ante el incumplimiento del Gobierno, han tenido una actitud mas beligerante. Su plan implementación debe traducirse en hechos concretos que no son nuevos compromisos. Por ejemplo, fechas determinadas para la liberación de los presos políticos”, aseveró Pallais. “Y que los nicas puedan disfrutar de derechos y garantías suspendidas de facto, y eso inicia por la asignación de un garante internacional que dé seguridad de que tendrán una autoridad a la que recurrir cuando se infrinjan los acuerdos”.