Nación

Dictadura busca 55 millones de dólares del Banco Mundial

Organizaciones ambientales rechazan que la dictadura reciba esos fondos que se invertirían en pagos y procesos burocráticos

La dictadura de Daniel Ortega busca oxigenar sus finanzas con 55 millones de dólares provenientes del Banco Mundial (BM) y para eso presentó a inicios de julio un proyecto al programa de Fondo de Carbono del organismo –que otorga recursos a aquellos países que reduzcan sus emisiones de gases– y ha sido preseleccionado.

El ambicioso proyecto de la dictadura fue presentado ante el Programa de Reducción de Emisiones del BM y consiste en una propuesta para reducir las emisiones de dióxido de carbono en 11 millones de toneladas entre 2020 y 2025 mediante la conservación de bosques, y recibió el voto favorable de los representantes de Francia, Reino Unido, Noruega y Canadá, y el voto en contra de Estados Unidos y Alemania.

El Banco Mundial incluyó el proyecto de la dictadura en su portafolio de proyectos a financiar, sin embargo, no está aprobado totalmente y hace falta revisarlo en lo que queda de 2019 y los primeros meses de 2020 para tomar una decisión final. El proyecto consiste básicamente en un pago por reducir las contaminaciones.

Sin embargo, organizaciones defensoras del medio ambiente como Fundación del Río, ilegalizada por la dictadura, se opone a que el régimen Ortega-Murillo reciba esos fondos.

La Fundación del Río alega que en el país existen problemas de gobernabilidad “desde el punto de vista ambiental pero también de violación de derechos humanos” y que por tanto la dictadura no debe recibir esos fondos”, dijo su director Amaru Ruiz a CONFIDENCIAL.

Hasta el directorio del BM la fundación hizo llegar una carta con sus quejas subrayando que “los estándares ambientales y sociales establecidos en el banco para determinar la aprobación de un proyecto no están siendo cumplidos en Nicaragua sobre todo por la crisis sociopolítica y ambiental que vive el país”.

“Nuestra petición fue la suspensión temporal del programa sobre todo cuando no tenemos garantías de que el régimen vaya a utilizar esos fondos para el beneficio de los destinatarios que son las comunidades indígenas y las comunidades locales. No hay garantía de que exista voluntad política para la conservación de esos grandes recursos”, dijo Ruiz.

¿Conservar 50% de Bosawás e Indio Maíz?

El proyecto que la dictadura pretende sea financiado por los millonarios fondos del BM propone la conservación del 50% de las reservas de Bosawás e Indio Maíz, según Ruiz. Sin embargo, el dinero se invertiría no en la protección de los bosques, sino en los pagos y procedimientos burocráticos para el programa.

Al tratarse solo de una propuesta sobre el 50% de las reservas, Ruiz cuestionó: “¿Qué están asumiendo ellos? En sus cálculos asumen que Nicaragua va a perder el 50% de los bosques en esas áreas protegidas y que solo protegerán el otro 50% para ser financiado”.

“Desde nuestro punto de vista es una visión lamentable, porque reafirma la falta de compromiso que ha tenido hasta ahora para la conservación”, criticó Ruiz.

Más en Nación

Send this to a friend