Nación

Dictadura orteguista excarcela a presos políticos en lista de presos comunes

Familiares de los presos políticos excarcelados confirmaron que están en sus casas, mientras régimen confirma liberación de 1000 reos comunes

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo excarceló el mediodía de este jueves al menos a seis presos políticos. Los “liberados” son Katherine Martínez, de Managua; Lesther Renato Ruiz, de Carazo; Owen Ramsés Marín y Victor Pérez, de Masaya; Mayela Cruz, de Madriz, y Bryant Urbina de Managua. Las autoridades dijeron a algunos que “iban libres”, a otros no les especificaron el régimen carcelario por el que fueron enviados a sus casas.

“Me llegaron a buscar a las nueve de la mañana, llegaron dos tenientes, me dijeron que iba de traslado y alisté mis cosas. Me metieron a una parte desolada, me metieron a un carro y me dijeron que iba libre”, relató Martínez al medio de comunicación Artículo 66.

Martínez fue capturada por la Policía el 20 de noviembre de 2019 en su casa situada en el barrio 8 de marzo en Managua. Las autoridades la acusaron de provocar una explosión en las Américas 3 y también le “pusieron droga”, de acuerdo a la denuncia que realizó un familiar de la joven en ese momento.

En su casa las autoridades no pusieron ninguna condición. Solo le dijeron que firmara su “carta de libertad”, puso sus dos dedos y le tomaron fotos.

“Estuve tres días enferma en El Chipote, cuando me miraron grave fue que me atendieron. Me trasladaron a La Esperanza, ahí me cancelaron mis actividades, me tenían ahogada. Solo me dejaban ir a patio sol y con mi uniforme. Me trataron mal”, refirió la joven.

Fuentes de la Alianza Cívica indican que son nueve los presos políticos excarcelados, sin embargo, algunos no han sido entregados en sus casas.

En tanto la CPDH y la Unidad Nacional Azul y Blanco, también confirmaron la excarcelación de seis presos políticos.

“Yo era militante” sandinista

Lesther Ruiz Narváez, originario de Carazo, fue otro de los presos políticos excarcelado por la dictadura orteguista. “Doy gracias a Dios porque hizo el milagro. Yo no esperaba mi salida. Fue una sorpresa, llegaron los oficiales, me seleccionaron y me dijeron que me iban a dar el beneficio de libertad. Firmé el acta de libertad y no me pusieron condiciones”, relató.

Ruiz Narváez precisó que el documento que firmó señalaba que quedaba libre, sin embargo, los oficiales que lo trasladaron desde La Modelo a su casa no le dejaron ninguna copia del papel que firmó. A pesar de su insistencia le comunicaron que no le entregarían absolutamente nada.

Lesther fue capturado el 16 de mayo de 2019. Los policías llegaron a su casa y lo trasladaron a la delegación departamental sin explicarle absolutamente por qué se lo llevaban. En la celda le ajustaron mucho las esposas sin importar el dolor que esto le provocaba. Al tercer día un oficial le dijo que iba a salir libre porque no le encontraron cargos y fue regresado a su casa.

“Pero al día siguiente encontré a un oficial con la camioneta frente a mi casa. Me dijeron que me iban a entregar mi camioneta. Yo accedí a ir, pero cuando llegué me encarcelaron y me hicieron firmar un papel que decía que me iban a trasladar al Chipote nuevo. El papel que firmé decía terrorismo, que estaba acusado por terrorismo”, narró el ahora excarcelado.

Ruiz no entendía por qué la Policía lo recapturó. Intuye que fue para fortalecer el caso de la supuesta banda delincuencial que él integraba junto a dos personas más de Carazo. También cree que fue una pasada de cuentas porque varios miembros de su familia participaron en las protestas cívicas.

“Yo no participé en las protestas. Estábamos con el Gobierno, pero nos tratan así y nos hacen cambiar de opinión. A los antimotines les enseñé mi carné de militante y me dijeron que esa mierda la sacaba cualquiera. Yo era militante, no respetaron eso. Eso lo lleva a uno a cambiar de opinión, porque como dicen, por puro aire estuve ahí nueve meses”, afirmó Ruiz.

Pidió al Gobierno que “tome conciencia y haga valer su palabra” y saque a todos los presos políticos de las cárceles, pues “no es fácil estar ahí, se vive horrible”.

“Tengo un pedazo de mi corazón aquí y otro allá”

Víctor Alfonso Pérez aseguró tener el corazón dividido en dos. Por un lado, está contento de regresar con su madre a su natal Masaya, y por el otro, se encuentra triste porque su hermano, Uriel Pérez, quedó encarcelado en el sistema penitenciario La Modelo.

Ambos hermanos fueron capturados por la Policía el 13 de noviembre de 2019 en horas de la madrugada. Allanaron la vivienda y les “pusieron droga”. Víctor sostiene que la verdadera causa de la detención es porque ellos son “azul y blanco”. Aseguró que son inocentes de cualquier delito imputado.

“No me dijeron el porqué de la liberación, si era amnistía o indulto, solo me dijeron ‘fuiste beneficiado’. Gloria al señor que estoy acá, pero tengo un pedazo de mi corazón aquí y uno allá, mi hermano sigue allí, está enfermo, ahí no hay condiciones para nadie, son pésimas”, relató Víctor al medio digital Artículo 66.

Relató que no sufrió maltrato físico. “Pero sí psicológico. Nos preguntaban sobre los tanques, sobre los ‘azul y blanco’, sobre bombas, todo lo que tenía que ver con la alianza azul y blanco”, afirmó Víctor, quien en todo momento dejó clara su preocupación por su hermano.

De acuerdo a la información compartida por Víctor, su hermano Uriel tienen padece varias enfermedades, entre ellas hipertensión, dolores en el hígado y también tiene problemas con la diabetes.

“Tengo temor de ser asediado como han sido asediados varios excarcelados. También temo por mi hermano. La lucha de nosotros va a continuar porque es algo justo, pedimos la libertad del país, pedimos justicia por las injusticias cometidas. Espero que Daniel reflexione y que se ponga a pensar en el país que ha sufrido demasiado”, finalizó Víctor

Régimen informa de liberación de 1000 reos comunes

La dictadura orteguista anunció a través de sus medios oficialistas que 1000 presos comunes recibieron este 13 de febrero el beneficio legal de convivencia familiar en vísperas del día del amor y la amistad, que se celebra en Nicaragua este 14 de febrero.

La información publicada en los medios oficialistas no brinda detalles de quiénes son estos 1000 presos que recibieron este beneficio. Tampoco informó si dentro de esta lista están los presos políticos que fueron excarcelados o si incluye a otros reos de conciencia detenidos en los distintos sistemas penitenciarios del país.

De acuerdo a los medios oficialistas, la ministra de Gobernación, María Amelia Coronel, declaró durante la liberación de los reos comunes que están convencidos “que los que hoy recuperan la libertad sabrán aprovecharla”.

La última excarcelación

La última excarcelación que realizó el régimen orteguista ocurrió el 30 de diciembre del 2019. En esa ocasión salieron de las cárceles 91 presos políticos entre ellos los integrantes de la llamada “Banda de Los Aguadores”. El ministerio de Gobernación hizo pública la excarcelación horas después que los primeros reos de conciencia llegaron a sus casas. La liberación todavía no es definitiva puesto que a algunos reos de conciencia les otorgaron casa por cárcel.

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional a través del Ministerio de Gobernación, ratifica la voluntad de contribuir a la reconciliación nacional y al reencuentro de las familias para la convivencia armoniosa que nuestra Nicaragua merece”, aseguraba el comunicado de Gobernación.

“Sabemos de qué no es una libertad total, es casa por cárcel, pero independientemente de eso estoy feliz porque tendré a mi hija en mi casa, podré cuidarla, seguir de cerca su salud. Me llena de felicidad pero debemos tener claro que la lucha debe seguir, este debe ser un cambio radical porque mientras no seamos libres estaremos siempre con la zozobra que hemos tenido”, expresó en ese momento Tamara Zamora, madre de Amaya Coppens y miembro del Comité de padres de presos y presas políticas.

 

Más en Nación

Share via
Send this to a friend