Confidencial

Dirigente universitario Edwin Carcache sufre tortura en El Chipote

Edwin Carcache, a leader of the April 19th Student Movement presented by police as the leader of a terrorist group. Photo: TN8 / Confidencial

A Edwin Carcache Dávila, líder del Movimiento Estudiantil 19 de Abril, lo tienen aislado, en camisola y calzoncillo. Por las noches, de vez en cuando le tiran baldes de agua helada. “Lo están afectando física y psicológicamente”, denuncia su padre Edwin Carcache Bello.

Carcache Bello afirmó que la información sobre las torturas psicológicas y físicas a su hijo, fueron confirmadas por una fuente dentro de las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, mejor conocidas como “El Chipote”.

“Nos dijo que este fin de semana lo empezaron a torturar. Nosotros queremos ver a nuestro hijo, queremos saber si está vivo y si está bien”, demanda el padre del líder estudiantil, quien agrega que hasta el momento no ha sido presentado en los juzgados, pese a que la semana pasada, obtuvieron información de que las autoridades tenían previsto realizar audiencia a las 8:00 de la noche.

Carcache Dávila, también miembro de la Alianza por la Justicia y la Democracia, fue detenido el martes cuatro de septiembre y presentado por la Policía Nacional la mañana del jueves seis del mismo mes.

El comisionado mayor Farlen Roa, segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, acusó a Carcache, de ser el líder de una banda “terrorista” que cometió robo agravado, obstrucción de funciones, “facilitación” de evasión, portación ilegal de armas de fuego, tentativa de homicidio, lesiones gravísimas e incendio en perjuicio del Estado de Nicaragua.

“Son autores de actos terroristas en tranques, destrucción, saqueo e incendio de recinto universitario, instituciones públicas y privadas, buses de transporte colectivo, tortura, secuestro y robos”, dijo Roa.

Según la versión policial, el pasado domingo dos de septiembre, en los semáforos del autolote El Chele, Carcache y otros cinco ciudadanos, identificados como Jefferson Padilla, Carlos Lacayo, Jonathan Lacayo y Óscar Rosales, secuestraron, lesionaron y robaron el escudo antidisturbios al policía Cristian Amador.

Carcache Bello reiteró que el único día que vieron a su hijo, fue precisamente cuando la Policía lo presentó. El padre del dirigente estudiantil tachó de “circo” tal acción y reiteró que “no hemos podido ver a nuestro hijo desde que los secuestraron los paramilitares. Tengo derecho a verlo. Ellos me lo tienen detenido ilegalmente”.

Líderes campesinos en la misma situación

Alfredo Mairena, hermano de Medardo Mairena, también denunció que no tenía información sobre su familiar y sobre Pedro Mena, también líder campesino. “Hemos llegado a dejar alimentos, pero no sabemos si se los están entregado”, afirmó.

Mairena explicó que algunas personas les han manifestado que su hermano y Mena están enfermos y no reciben atención médica para tratar su malestar. Agregó que desconocen cuál es el padecimiento de los líderes campesinos, e insistió en que las autoridades han bloqueado cualquier oportunidad de contacto con los suyos.

“Nosotros preguntamos si van a dejar que hagamos visitas, pero lo único que nos han dicho es que nos van a avisar para que podamos verlos, pero todavía no nos han llamado. Yo hago el llamado al sistema judicial para que nos permitan ver a Medardo y a Pedro. Nos están quitando ese derecho”, afirmó.

El hermano de Medardo expresó que la última vez que él y Kesler Mena, vieron a sus familiares, fue en una visita que lograron tener en La Modelo, el pasado 26 de julio. En esa ocasión lograron hablar con ellos durante quince minutos, a través de un vidrio polarizado.

“Luego la audiencia fue el 15 de agosto pero no nos dejaron entrar para estar con ellos. No se les está garantizando el derecho a la defensa, el abogado solo esa vez los pudo ver y ya. No se están garantizando sus derechos a los presos políticos”, reafirmó Mairena.

Al respecto Pablo Cuevas, abogado de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), expresó que en el caso de Carcache, se está criminalizando la protesta y no están permitiendo a los ciudadanos ejercer el derecho a protestar o manifestarse.

“Las autoridades, su razón de ser es el respeto de la ley, pero ellos la están irrespetando, la Constitución y la Ley. Han pasado siete días y no se ha presentado a Edwin ante un juez y tampoco lo presentan a sus familiares. En un Estado de derecho este joven debería estar en libertad”, refirió.

Sobre el caso de Mairena y Mena, el abogado de la CPDH, manifestó que las autoridades del sistema penitenciario deben permitir la visita de los familiares de los líderes campesinos y respetar sus derechos.

Medardo Mairena está confinado a “El Infiernillo”, una prisión de máxima seguridad del sistema penitenciario La Modelo, en Tipitapa, Managua. En esta cobacha también están Pedro Mena y Silvio Pineda.