Confidencial

Doble derrota de la dictadura en OEA

El gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo sufrió una doble derrota política en la Organización de Estados Americanos (OEA): 21 países del hemisferio aprobaron este miércoles una resolución que condena la represión y la violencia del régimen contra “el pueblo de Nicaragua”.

El Consejo Permanente de la OEA realizó una sesión especial para abordar la crisis de Nicaragua, que este 18 de julio cumplió tres meses y suma más de 350 muertos, según organismos de derechos humanos.

Los países miembros votaron el proyecto de resolución titulado “La Situación en Nicaragua” tras reiterados intentos del canciller Denis Moncada, y las delegaciones de Venezuela y Bolivia, de imponer otro proyecto de resolución presentado por el gobierno de Daniel Ortega.

Moncada insistió en el seno de la OEA que el gobierno de Ortega enfrenta una intentona golpista, la ruptura del orden constitucional por opositores que piden el adelanto de elecciones, y un plan terrorista “financiado” por actores “nacionales e internacionales”.

Moncada torpedeó desde el inicio la sesión al querer leer el proyecto de resolución de Managua, titulado “Restitución de la Paz en Nicaragua”, pese a que no estaba previsto en el orden del día.

“Nicaragua está ante una situación de un golpe de Estado que se viene desarrollando paulatinamente y progresivamente. Estamos ante una situación de ruptura del orden constitucional del Estado y del Gobierno de Nicaragua. Estamos ante acciones terroristas de grupos internos, de grupos externos, financiados por grupos externos”, insistió Moncada.

Ante la negativa de los Estados miembros de permitir el incumplimiento del orden del día de la sesión, Moncada acusó a la OEA “de Santa Inquisición, desde el medioevo”, que “sataniza” al Gobierno de Nicaragua “a partir de concepciones a priori, que no necesariamente reflejan la realidad de lo que está ocurriendo en nuestro país”.

Moncada consiguió leer el proyecto de resolución escrito en El Carmen y presentar un video con pruebas del terrorismo, según él. La pieza incluía clips de los ataques a los obispos en la ciudad de Diriamba, pero señalaba a los religiosos como “cómplices del terrorismo”. Estados Unidos presentó otro video en el que comparó la retórica de paz del régimen con la represión sufrida por la población en las calles.

De inmediato, después de los recurrentes atrasos de Nicaragua, la presidencia del Consejo Permanente sometió a votación el proyecto “La Situación en Nicaragua”, que fue promovida por por las Delegaciones de Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú y Estados Unidos.

Bolivia había presentado “enmiendas” a la resolución que condena el régimen de Ortega. Sin embargo, tras un receso de quince minutos las retiró. En contra solo apoyaron Venezuela y San Vicente. A favor de la condena a Nicaragua votaron: Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, Uruguay, Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá y Chile. Mientras que el Salvador se abstuvo. El embajador salvadoreño del gobierno de Salvador Sánchez Cerén argumentó su abstención con que no tuvo “suficiente tiempo” para analizar la propuesta.

Condenan violencia paramilitar

OEA | Cortesía

El primer punto de la resolución aprobada reitera “su enérgica condena y su grave preocupación por todos los actos de violencia, represión, violaciones de derechos humanos y abusos, incluyendo aquellos cometidos por la policía, grupos parapoliciales y otros actores contra el pueblo de Nicaragua, según lo documentado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Al renglón seguido, alienta “a que se proceda a identificar a los responsables, a través de los procedimientos legales correspondientes y exigir el desmantelamiento de los grupos parapoliciales”.

Los 21 países del hemisferio condenaron los ataques contra el clero, el hostigamiento a los obispos católicos que participan en el Diálogo Nacional, y los actos de violencia en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), la sede de Caritas en Sébado, y otros manifestantes pacíficos.

“Hoy se cumplen tres meses del 18 de abril, fecha a partir de la cual se cuenta cerca de 300 personas muertas. Si la progresión de muerte se mantiene, estaremos hablando de muchas más. Son cifras tan escalofriantes y luctuosas, es imperativo poner fin a la violencia y a la operación de grupos irregulares”, aseguró Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del Secretario General de la OEA, Luis Almagro.

La resolución urgió al gobierno y todas las partes a que participen “activamente y de buena fe en el Diálogo Nacional”, como un mecanismo para “generar soluciones pacíficas y sostenibles” a la situación que se registra en Nicaragua y el “fortalecimiento de la democracia en ese país”.

Adelantar elecciones

Cortesía | OEA

El punto cuatro de la resolución exhorta al régimen “a apoyar el calendario electoral acordado conjuntamente en el Diálogo Nacional”, que por ahora está estancando. Tanto la Secretaría de la OEA como los obispos de la iglesia católica han planteado el anticipo de elecciones para el primer trimestre de 2019. Sin embargo, el comandante Ortega se ha negado a adelantar comicios y, mucho menos, dejar el poder.

“Exhortar al Gobierno de Nicaragua a que considere todas las opciones para lograr este objetivo, que colabore para la efectiva implementación de los esfuerzos tendientes a fortalecer las instituciones democráticas en Nicaragua a través de la implementación de las recomendaciones de la Misión de Observación Electoral de la OEA, y que apoye un calendario electoral acordado conjuntamente en el contexto del proceso de Diálogo Nacional”, reza textual la declaración.

El Consejo Permanente también reiteró “decididamente su apoyo a la CIDH y al Departamento para la Cooperación y Observación Electoral (DECO), al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, y a la Unión Europea “para que acompañen las labores de la Comisión de Verificación y Seguridad”.

El embajador de Estados Unidos, Carlos Trujillo, dijo que el gobierno de Ortega “debe cumplir con el llamado del pueblo” y, por tal razón, respalda la “propuesta de elecciones libres y transparentes de inmediato como parte del Diálogo Nacional, estos son el mejor camino para la recuperación de la democracia”. Paraguay y Canadá también se expresaron en favor de adelantar comicios.

El canciller Moncada arremetió contra Estados Unidos y aseguró que su apoyo a adelantar elecciones responde a una “política injerencista”. “Nos queda demostrado que Nicaragua sufre una situación que no es espontanea, ni responsabilidad del Estado, los crímenes de odio, secuestros, violaciones a derechos humanos de la población”, dijo.  Se está volviendo a una época de golpes blandos y golpes duros”, agregó.

La doble derrota política del régimen en la OEA no pudo ser contenida por el canciller Moncada, quien se limitó a decir que las imágenes presentadas en el video de Estados Unidos “son de noticias falsas”.

La vicepresidenta Rosario Murillo brindó declaraciones este mediodía, mientras en la sesión en Washington de la OEA seguía la sesión del Consejo Permanente, y no se refirió a la doble derrota política sufrida. Doble porque el canciller Moncada sometió a votación la propuesta de resolución del régimen, pero fue rechazada por 20 países.

Murillo dijo que la conmemoración del 39 aniversario de la revolución sandinista este 19 de julio se “realizará en los municipios” este jueves, pero no aclaró si Daniel Ortega realizará un acto público en Plaza la Fe, como lo hace cada año.

El embajador de Colombia en la OEA, Andrés González, dijo en su argumentación que “más que golpistas, las personas están siendo sujetas a la criminalización por expresar sus ideas, por defender sus posturas” en Nicaragua.

Al dejar la sede la OEA, el canciller Moncada fue abucheado cuando se retiró del edificio.


Celebran aprobación de resolución 

“Que esta votación sea en memoria de los que ya no nos acompañan y por los presos políticos. Gran triunfo para Nicaragua“, comentó Juan Sebastián Chamorro, uno de los representantes del sector empresarial en la Alianza Cívica.

Desde los mercados más populares, hasta en centros comerciales y restaurantes, los ciudadanos festejaron con júbilo lo que consideraron “apoyo internacional”, justo en el momento en que el Gobierno de Ortega celebra haber desarticulado las protestas populares contra el presidente. En el populoso Mercado Oriental, que en un día normal es visitado por más de cien mil personas, los comerciantes, compradores y visitantes se reunieron alrededor de televisores para luego irrumpir en alegría al conocer la decisión de la OEA.

En el centro comercial Metrocentro, el más céntrico y uno de los más visitados de Nicaragua, los visitantes y dependientes detuvieron sus actividades para entonar el Himno Nacional. En diversos restaurantes y comedores, el júbilo fue similar al de un gol en la recién finalizada Copa Mundial de Fútbol Rusia 2018.

“¡Gracias hermanos países del continente americano que se han solidarizado con el dolor y la lucha del pueblo de Nicaragua!”, publicó el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, en sus redes sociales.

Este miércolesse cumplen tres meses del inicio de las protestas, que comenzaron el 18 de abril contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, un movimiento que comenzó por unas fallidas reformas de la seguridad social y que se ha convertido en un reclamo que pide su renuncia, después de 11 años en el poder.