Nación

Doce rostros de la resistencia cívica en 2019

Confidencial seleccionó a doce ciudadanos que simbolizan la lucha cívica: estudiantes, encarcelados, sacerdotes, madres de los asesinados, entre otros

En 2019, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo mantuvo invariable su política de criminalizar cualquier tipo de expresión opositora, reprimiendo la protesta cívica y encarcelando a los manifestantes. Sin embargo, la resistencia cívica desafío el estado policial, a través de diversas formas de protesta: piquetes exprés, huelgas de hambre, promociones escolares, y procesiones religiosas.

Estudiantes universitarios, presos políticos, defensores de derechos humanos, activistas, campesinos, periodistas, artistas, madres y familiares de asesinados, han logrado elevar ante el mundo su voz de denuncia contra la dictadura, demandando justicia y resistiendo a la tiranía.

CONFIDENCIAL seleccionó a doce ciudadanos que simbolizan la resistencia cívica contra el régimen en 2019 y ponen cara a los miles de nicaragüenses que siguen exigiendo democracia y libertad.

Amaya Coppens Zamora

Estudiante de Medicina y presa política por segunda ocasión

La estudiante universitaria, de nacionalidad belga-nicaragüense, se ha convertido en uno de los símbolos de la lucha contra la represión dictatorial, que a medianos de noviembre la arrestó ilegalmente por segunda ocasión.

La primera vez, Coppens permaneció 245 días en prisión, tras ser capturada cerca de la iglesia La Recolección, de León. Ahora ya supera los treinta días, tras ser apresada nuevamente cerca de un templo, cuando llevaba agua y ayuda humanitaria a un grupo de madres de presos políticos que mantenía una huelga de hambre en la iglesia San Miguel, de Masaya.

Amaya Coppens
Amaya Coppens. Foto: Cortesía Jorge Mejía Peralta

Coppens y los jóvenes autodenominados “Los Aguadores” enfrentarán un juicio político por supuesto “tráfico ilegal de armas”, programado para el 30 de enero de 2020.

Tras su primera excarcelación, la universitaria denunció en los países europeos la represión del régimen. “Es impensable quedarnos callados, están pisoteando nuestros derechos”, reclamó. Sus padres han denunciado que la joven de 25 años ha sido maltratada en prisión.

Victoria Obando

Activista, mujer trans, excarcelada política

Victoria Obando
Victoria Obando, activista trans blufileña, universitaria y excarcelada política. // Foto: Cortesía | Reino de Países Bajos

Victoria Obando afirma que no conoce otra forma de vivir que no sea derribando muros contra lo que le parece injusto. Ha sido activista de la comunidad LGTBI, peleando contra los prejuicios por ser mujer trans.

Asumió su identidad de género a los 18 años, y se ha integrado en los movimientos de diversidad sexual. En la cárcel fue una de las prisioneras políticas más torturadas por el régimen Ortega-Murillo.

“Todos sufrimos maltrato físico y psicológico por igual. Pero a nosotras, las mujeres transgénero, nos amenazaban por decir que nuestro nombre es Victoria, Carolina o Kisha. Nos decían que en las celdas nos podían violar, que podían hacer lo que quisieran con nosotras, y aunque gritáramos nadie iba hacer nada”, denunció.

El pasado cinco de diciembre, Victoria recibió el premio Tulipán de los Derechos Humanos, de parte del Reino de los Países Bajos. Asistió a la ceremonia vestida con el uniforme azul de los presos políticos.

Susana López

Asociación Madres de Abril, madre de Gerald Vásquez

Susana López
Susana López forma parte de las Madres de Abril. Carlos Herrera | Confidencial

“Callaron la voz de mi hijo, pero yo soy su voz”, dijo conmocionada en una sesión extraordinaria de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Susana López, madre de Gerald Vásquez, asesinado durante el ataque armado a la iglesia Divina Misericordia, en julio de 2018.

“El Gobierno mandó a asesinar a los universitarios”, agregó, demandando que los crímenes de la dictadura no queden en la impunidad.

Gerald era estudiante del Técnico Superior en Construcción, en la UNAN- Managua, y su madre se unió a la Asociación Madres de Abril (AMA), para exigir justicia y no repetición para los más de 328 asesinados en las protestas. López representa el dolor de las madres y familiares de los asesinados, que este año promovieron el primer Museo de la Memoria contra la Impunidad.

El museo, compuesto por doscientos objetos personales de los hijos y familiares de las Madres de Abril fue expuesto en la UCA y permanece con una versión virtual en www.museodelamemoriganicaragua.org

Diana Lacayo

Unidad de Familiares de Presos Políticos

Diana Lacayo
Diana Lacayo durante la huelga de hambre en la iglesia San Miguel. Carlos Herrera | Confidencial

Diana Lacayo afirma que ha vivido un infierno e insiste estar viva contra la voluntad de la dictadura. Permaneció, junto con ocho madres y familiares de reos políticos en una huelga de hambre en la iglesia San Miguel, de Masaya.

“Nosotras nunca nos esperamos que este Gobierno nos asediara de esta manera; nos cortó el agua, la luz, nos cortó toda ayuda humanitaria que quisiera llevar hasta nosotras, incluyendo la atención médica, todo el tiempo estuvimos secuestradas”, declaró tras permanecer internada unos días en el hospital ante la falta de comida y agua. Su hijo Scannierth Merlo Lacayo está preso desde noviembre de 2018, acusado de robar el carné de un militante sandinista.

Cerca de cien agentes policiales, acompañados de fuerzas paramilitares, rodearon el templo y retuvieron a cualquier persona que intentara ayudarlas.

“Decían que íbamos a salir muertas de allí”, recuerda Lacayo, que representa a un grupo de familiares que ha exigido todo el año la liberación de más de 160 presos políticos que permanecen en las cárceles acusados de falsos delitos.

Lesther Alemán

Estudiante universitario que volvió del exilio

Lesther Alemán regresa a Nicaragua, Lesther Alemán
Lesther Alemán regresa a Nicaragua este siete de octubre. En la foto, camina durante su llegada, en el Aeropuerto Internacional. // Foto: EFE

El universitario Lesther Alemán, que en el primer diálogo para superar la crisis exigió a Daniel Ortega que ordenara el cese de la represión, volvió a Nicaragua el siete de octubre, tras más de un año en el exilio.

Alemán, de 21 años, llegó a Nicaragua procedente de Estados Unidos y representa a cientos de nicaragüenses que han retornado pese a la falta de garantías para su seguridad e integridad física.

“No he dejado de luchar a pesar de estar fuera, ahora lo hago desde aquí, el motivo es continuar con lo que iniciamos”, dijo Alemán a su regreso.

Alemán ironizó la falta de garantías con la seguridad personal de Ortega. “Detrás de mí no hay nadie, no ando con chaleco antibalas, no tengo un Mercedes (Benz) blindado, no tengo Ejército, ni tengo seguridad”, sostuvo.

Alemán se convirtió en enemigo de la dictadura por alzar la voz a Ortega. Tras su retorno ha denunciado la persecución de policías y paramilitares.

Familia Reyes Alonso

Torturados, humillados y golpeados en León

La familia Reyes Alonso, quienes fueron agredidos por la policía del régimen de Daniel Ortega. Cortesía | Confidencial

La familia Reyes Alonso, de reconocidos opositores a la dictadura, ha sido víctima del asedio orteguista durante todo el año. Día y noche han sido hostigados por turbas, paramilitares y policías, como varias familias leonesas.

Lo peor lo vivieron el 25 de noviembre, cuando agentes antidisturbios, encabezados por el comisionado Fidel Domínguez, jede de la Policía de León, llegaron a su vivienda y los obligaron a comprometerse en un video “a no seguir jodiendo” a la Policía y a los militantes del Frente Sandinista.

Parte del ataque a la vivienda de los Reyes Alonso quedó registrado en una transmisión en vivo de Facebook. Luego circularon los videos de la familia esposada, agredida y obligada a repetir las palabras del jefe policial de León.

“Pero esto no ha sido razón para callar nuestra voz, para hacer siempre resistencia aquí en León, y en todo Nicaragua, porque nunca vamos a estar a favor de las injusticias, jamás”, afirmó María Eugenia Alonso.

Yubrank Suazo

Excarcelado político de Masaya y miembro de la Alianza Cívica

Luego de ser liberado Yubrank Suazo realizó un par de bailes folclóricos para sus amigos. Carlos Herrera | Confidencial

Permaneció encarcelado en las celdas de máxima seguridad de la cárcel La Modelo y fue golpeado salvajemente después de divulgar una protesta en el techo del penal. Lo más difícil, afirma, fue ver morir a sus amigos.

Su casa, como muchas otras en Masaya, fue marcada con la palabra “Plomo”, la amenaza directa que han recibido varios excarcelados y manifestantes.

Su vivienda, donde también fabricaban hamacas artesanales, también fue quemada por paramilitares en julio de 2018.

Tras sufrir cárcel por nueve meses, la liberación del apasionado del folclor se convirtió en una fiesta popular, en Masaya.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia lo incorporó por unanimidad por ser un “destacado luchador por la libertad y la democracia”.

Su natal Masaya ha sido uno de los íconos de la resistencia, pese al recrudecimiento de la represión. Una de las acciones de repudio fue el abucheo y desprecio al comisionado general, Ramón Avellán, en la celebración de la Octava de San Jerónimo, patrón de los masaya.

Luis Enrique Mejía y Jandir Rodríguez

Cantautores por una Nicaragua libre

Jandir Rodríguez es autor de la canción “Héroes de abril”, una de las composiciones icónicas de la protesta cívica, creada como una crónica de la masacre contra la Rebelión de Abril.

“Traté de hacer la analogía de Nicaragua como una mujer a la que le han matado a su hijo, y es ella misma la que cuenta su propia historia”, explicó.

Continúa componiendo temas y cantando en distintos países para denunciar la represión de la dictadura orteguista. Su canción tiene más de un millón de reproducciones en Facebook y es una de las más escuchadas en Spotify.

A nivel internacional, otro artista que ha resonado es el salsero nicaragüense Luis Enrique Mejía, quien ganó un premio Latin Grammy y aprovechó la ceremonia de premiación para dedicárselo al pueblo de Nicaragua que “sigue luchando para ser verdaderamente libre” y lo dedicó también a las Madres de Abril, que perdieron a sus hijos durante las protestas.

Edwin Román

Sacerdote de Masaya, amenazado por apoyar a manifestantes

Edwin Román. Carlos Herrera | Confidencial

El padre Edwin Román es considerado, desde el inicio de las protestas en Nicaragua, un héroe cívico por haber abierto las puertas de la parroquia San Miguel Arcángel, en Masaya. Las ha abierto para atender heridos durante la brutal represión desatada por fuerzas paramilitares y policiales contra la población atrincherada en barricadas, para resguardar a manifestantes asechados y por refugiar a las madres de presos políticos que decidieron iniciar una huelga de hambre para exigir la liberación de sus hijos.

Este último hecho provocó, incluso, afectaciones a su salud. Sin embargo, celebra que “unas cuantas mujeres hicieron mover el mundo. Unas cuantas mujeres han hecho tambalear a una dictadura. Si bien es cierto sus hijos no salieron libres, esta fuerte presión mundial va a contribuir a que estas personas encarceladas puedan salir en libertad”, dijo.

El sacerdote ha denunciado el acoso constante de los fanáticos de la dictadura y asegura que él seguirá apoyando al pueblo en su lucha cívica como lo ha hecho desde 2018.

Vilma Núñez y María Oviedo

Defensoras de los Derechos Humanos

El régimen de Daniel Ortega canceló la personería jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y confiscó sus instalaciones en diciembre de 2018, pero la labor de la defensora Vilma Núñez es imparable.

“La mejor defensa de los derechos humanos es la que hace la gente cuando conoce sus derechos y sabe cómo defenderlos”, afirma, y es por esa razón que aún sin una oficina para recibir denuncias, el Cenidh ha seguido acompañando a la ciudadanía que reclama justicia y lucha contra la impunidad.

“Nosotros al calor de la noticia —cuando nos quitaron nuestra personería jurídica— nos comprometimos a no retroceder, nos comprometimos a seguir defendiendo y seguimos acompañando en la medida de lo posible”, precisó Núñez al cumplirse un año de la confiscación ilegal de la organización que fundó en mayo de 1990.

El Cenidh ha recogido cientos de denuncias, que evidencian el deterioro de los derechos humanos: las ejecuciones selectivas de campesinos, la barbarie policial, el recrudecimiento del hostigamiento y la persecución, la reiterada prohibición de la protesta cívica, los femicidios y la persecución política.

La abogada penalista María Oviedo trabajó durante varios años en el Ministerio Público, pero ante las constantes acusaciones falsas contra manifestantes y defensores, decidió renunciar. Semanas después, se integró a la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) para defender a los presos políticos.

Oviedo es la única defensora de derechos humanos condenada por la justicia del régimen, en un caso que despertó la indignación de la población y dejó una vez más en evidencia la obediencia de la justicia orteguista.

Fue declarada culpable, tras un juicio de más de diez horas, por obstrucción de funciones policiales. Su delito: estampar una bofetada al teniente Óscar López, de la Policía de Masaya, que la manoseó y agredió físicamente durante una visita a la delegación junto al exreo político, Cristhian Fajardo.

Le impusieron un mes de cárcel, y aunque de inmediato le suspendieron la pena, luego la Corte Suprema de Justicia le aplicó una sanción de seis meses sin actividad profesional. “La intención en sancionarme y en limitarme mis espacios como abogada defensora de derechos humanos es clara”, reaccionó.

Lucía Pineda y Miguel Mora

Periodistas de 100% Noticias y exreos políticos

Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, el 11 de junio de 2018, tras su excarcelación después de casi seis meses de prisión ilegal. // Foto: Carlos Herrera

El periodista Miguel Mora, director del Canal 100% Noticias, y Lucía Pineda, su jefa de prensa, fueron encarcelados durante 172 días en celdas de máxima seguridad.

“Eso es lo más espantoso que puede pasarle a un ser humano. Te entierran en vida para desbaratarte moralmente, para que te quebrés, que tu pensamiento y principios cambien a favor de ellos”, recordó Mora al ser liberado.

Mora y Pineda fueron sometidos a un juicio político, acusados por los presuntos delitos de “incitación al odio”, “conspiración”, y “terrorismo”.

El Canal 100% Noticias continúa confiscado y ocupado por la Policía. Sin embargo, los periodistas trabajan en su relanzamiento, y continúan informando junto a su equipo a través de plataformas digitales.

Ambos periodistas recibieron, en Nueva York, el Premio Internacional a la Libertad de Prensa, otorgado por el Comité Internacional para la Protección de los Periodistas (CPJ).

“Mientras exista un celular, una computadora, el internet, una página web, las redes sociales, una calle, una plaza, una iglesia, incluso desde una celda oscura seguiremos informando con la verdad”, ha dicho Pineda, también galardonada con el premio internacional Coraje en Periodismo 2019 de la Fundación Internacional de Mujeres Periodistas (IWMF).

Medardo Mairena y Francisca Ramírez

Líderes campesinos

El líder campesino y excarcelado político Medardo Mairena ha continuado, tras su excarcelación, denunciando las violaciones a los derechos humanos, la persecución a opositores del régimen Ortega-Murillo, pero sobre todo las ejecuciones extrajudiciales ocurridas en el norte del país.

“Hemos llevado la voz de nuestros hermanos. La dictadura continúa asediando y matando”, ha insistido.

Mairena ha informado de la atrocidad con que actúan paramilitares y agentes del régimen, aplicando ejecuciones extrajudiciales contra campesinos, por ser opositores.

Precisamente el sector campesino, que ha luchado durante años contra la dictadura, ha sido uno de los sectores más amenazados por la dictadura. La líder campesina Francisca Ramírez ha elevado su voz a nivel internacional para denunciar la brutalidad y la represión.

“Doña Chica” recibió en marzo el premio Homo Hominni en República Checa por su destacada labor como defensora de derechos humanos, desde el Movimiento Campesino.

“Le pedimos al mundo que nos ayuden para que los pueblos seamos libres y podamos alcanzar una democracia verdadera y justicia para las víctimas”, dijo doña Francisca durante su intervención en la ceremonia de apertura del Festival “One World” en Praga.

Ambos líderes campesinos han llamado la atención sobre el desplazamiento forzado que viven miles de campesinos que tuvieron que huir de sus tierras ante el asedio y las amenazas.

Más en Nación

Send this to a friend