Nación

Dolor y clamor de justicia en entierro de Eddy Montes

"Estaban precisados para que retiráramos el cadáver, porque no querían otra autopsia independiente" detalla Francisco Montes, primo del preso político

Cientos de ciudadanos despidieron este domingo, en Matagalpa, al preso político nicaragüense con nacionalidad estadounidense, Eddy Montes, asesinado de un disparo en la espalda en la cárcel La Modelo. En la ceremonia, familiares, amigos y vecinos portaron banderas de Nicaragua, entonaron las notas del Himno Nacional y gritaron “Viva Nicaragua libre”, “Eddy Montes presente, presente, presente” y “Justicia”.

Montes, abogado de profesión y qunie prestó servicios militares en Estados Unidos, fue sepultado entre lágrimas y el clamor por justicia en medio de la crisis sociopolítica que vive el país desde el 18 abril del año pasado, cuando comenzó el Gobierno respondió con una matanza y represión a la rebelión ciudadana contra la dictadura orteguista, dejando cientos de muertos y presos políticos, y decenas de miles en el exilio.

Familiares y amigos de la familia de Montes se congregaron en una parroquia en Matagalpa, a 131 kilómetros al norte de Managua, minutos antes de partir hacia el cementerio en medio del dolor de la familia y de sus compañeros de prisión que han sido excarcelados en medio de una negociación para superar la crisis. Eddy Montes no habría tenido este final si el Gobierno hubiera cumplido con la liberación de otro grupo de presos políticos, entre los que estaba él.

“El Gobierno lo mató”

“Eddy no murió, el Gobierno lo mató”, “Era un abogado, no era delincuente”, “(Ortega) es un delincuente, no es un Presidente”, gritaron, entre otras consignas, quienes acompañaron a Montes y su familia.

Varios hombres cargan el féretro de Eddy Montes este domingo durante la misa previa a su entierro, en Matagalpa. // Foto: EFE

Los nicaragüenses que participaron de la ceremonia, algunos con sus rostros cubiertos y otros cargando la bandera de Nicaragua, símbolo de las protestas contra el Gobierno de Ortega, también clamaron por justicia y que los responsables paguen por la muerte de Montes y de los manifestantes antigubernamentales que han fallecido en el marco de la crisis.

Se referían a Ortega y a su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, y a la Policía Nacional, dirigida por Francisco Díaz, consuegro de la pareja presidencial, a quienes la ciudadanía atribuye la violencia en Nicaragua.

Montes, de 57 años, opositor a Ortega, murió el jueves pasado en la cárcel La Modelo. Las autoridades aseguran que se trató de un intento de amotinamiento protagonizado por un grupo de presos políticos, mientras el testimonio de estos refuta la versión oficial y sostiene que se trató de una provocación y ataque dirigido, que dejó noventa lesionados, entre ellos 17 con heridas mayores, incluyendo heridas con arma blanca y fracturas.

Vista de un retrato de Eddy Montes este domingo, durante el homenaje rendido en Matagalpa. // Foto: EFE

Montes, quien había sido reportado como desaparecido en octubre pasado y luego apareció en prisión, recibió un disparo en la espalda, a manos de un custodio, según el testimonio que los presos políticos compartieron con sus familiares.

La Unión de Presos Políticos de Nicaragua informó que al menos 31 manifestantes convictos resultaron heridos durante ese disturbio, y distribuyó una serie de audios y fotografías filtradas desde el interior de la prisión que presentan una versión diferente de la que dio el Gobierno.

Autopsia independiente

Francisco Montes, primo de la víctima, dijo a Acan-Efe que realizaron una autopsia independiente para determinar las causas de la muerte.

Una mujer sostiene un pequeño cartel con el nombre del nicaragüense-estadounidense Eddy Montes durante su funeral este domingo, en Matagalpa. // Foto: EFE

“Ellos (autoridades) estaban precisados para que retiráramos el cadáver, porque precisamente lo que no querían era otra autopsia y retrasamos la salida del cuerpo para lograr otra autopsia”, explicó.

Indicó que su pariente tiene dos orificios, uno en la ingle y otro en la parte baja de la espalda, pero que aún no saben “cuál es el de entrada y cuál es el de salida”.

“La autopsia va a determinar si el disparo que recibió fue a quemarropa o de largo”, agregó.

Los familiares del fallecido responsabilizan al Estado por esa muerte.

Departamento de Estado exige investigación exhaustiva

El Departamento de Estado de Estados Unidos demandó a través de un comunicado una investigación “inmediata, exhaustiva y transparente” sobre la muerte de Eddy Montes, a la vez que reiteró su llamado para la “liberación incondicional de todos los prisioneros políticos”.

“Estados Unidos responsabilizará al régimen de Ortega y a todas las fuerzas de seguridad nicaragüenses involucradas en abusos y violaciones a los derechos humanos”, agregó.

En la comunicación, el Departamento de Estado calificó de homicidio la muerte de Montes, y sostuvo: “Condenamos enfáticamente el homicidio del Sr. Eddy Montes. Su muerte, así como la muerte de cientos de inocentes civiles a manos de las fuerzas de seguridad y parapolicías de Ortega al igual que la continua detención de numerosos prisioneros políticos muestran el absoluto desprecio por la vida humana y las libertades democráticas”.

El viernes pasado, el embajador de Estados Unidos en Managua, Kevin K. Sullivan, también demandó al Gobierno de Ortega transparencia sobre el caso.  El diplomático estadounidense informó a través de Twitter que se reunió con el ministro nicaragüense de Relaciones Exteriores, Denis Moncada, “para demandar una investigación completa y transparente de este trágico suceso que dejó también otros presos heridos”.

“Todos ellos (manifestantes antigubernamentales) deben ser liberados lo más pronto posible para evitar más sufrimiento e injusticia”, abogó.

Un grupo de jóvenes grita arengas durante el funeral del nicaragüense-estadounidense Eddy Montes. // Foto: EFE

En un comunicado, la Cancillería de Nicaragua lamentó los sucesos ocurridos el jueves. “Lamentamos también las heridas causadas a los custodios del Sistema Penitenciario”, agregó la Cancillería, sin referirse al fallecido ni a los prisioneros heridos.

El embajador Sullivan informó que también se reunió con familiares de Montes. Los familiares “merecen informe completo y creíble del injustificado uso de fuerza letal contra un preso desarmado”, señaló.

Obispo Álvarez: Nicaragua gime de dolor y sufrimiento

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, lamentó este domingo el asesinato de Eddy Montes.

“La muerte dramática y violenta de Eddy ha conmocionado a la sociedad nicaragüense. Toda muerte dramática y violenta conmociona a un pueblo que tiene sensibilidad social, cuya conciencia está viva. Por eso es que hay dolor en el alma del nicaragüense, por eso es que el corazón del nicaragüense está partido en cuatro, gime de dolor y sufrimiento”, declaró.

Durante su homilía dominical, Álvarez agregó que los derechos humanos “no son una gratuidad de una institución por más fuerte que sea, sino que son connaturales de cada persona, por eso no los puede arrebatar una ley ni una fuerza por muy coercitiva que sea y no son objeto de arreglos ni acuerdos coyunturales”.

Más en Nación

Send this to a friend