Emergencia Coronavirus

Dos médicos en cuidados intensivos por covid-19

A pesar del menor registro de casos, el personal médico sigue expuesto al virus y advierten de no bajar la guardia

Dos miembros del gremio médico se encuentran en estado delicado tras contagiarse por covid-19, informaron miembros de la Unidad Médica Nicaragüense a CONFIDENCIAL, en un contexto en el que se desconoce a ciencia cierta cuál es el impacto real del virus en el país.

El cirujano Benito Reyes y la internista Lucía Muñoz, están en condición delicada. El primero fue ingresado en el Hospital Salud Integral, mientras que la segunda se encuentra en el Hospital Bautista.

“Tenemos dos médicos que te puedo decir que están graves: un médico que fue hospitalizado en terapia intensiva en Salud Integral y una doctora que está hospitalizada en el Hospital Bautista”, dijo el doctor Javier Núñez, miembro de la Unidad Médica Nicaragüense.

Núñez además dijo que el contagio de estos médicos demuestra que el virus no se ha ido del país y que posiblemente estos médicos se hayan contagiado dentro de alguna unidad médica, pero desconocen el lugar del contagio.

“El contagio en las áreas de salud y centro de salud sí está aumentando, porque acordate que es donde la mayoría de la gente llega. Quizás los que llegan son asintomáticos, pero es vector de transmisión entonces hay que tener mucho cuidado, no hay que bajar la guardia”, remarcó Núñez.

Según los datos del Observatorio Ciudadano COVID-19, hasta el dos de septiembre ya habían muerto 107 miembros del personal médico como consecuencia del covid-19. Casi el 50% representan médicos y el resto son personal de enfermería, administrativo, de laboratorio, visitadores médicos y odontólogos.

Otra fuente vinculada al Ministerio de Salud, también confirmó que un residente del Hospital Antonio Lenín Fonseca se encuentra de reposo en su casa por presentar síntomas sospechosos a covid-19.

Curva de contagio no se ha ralentizado

El doctor Núñez advirtió que, a pesar que los casos de contagio parecen estar disminuyendo, no se puede hablar, por el momento, de que la curva de contagios se ha ido disminuyendo y la razón principal, según expresa, es porque hay mucho secretismo por parte del Ministerio de Salud en el manejo de la pandemia.

Los datos de la Unidad Médica Nicaragüense demuestran que incluso las atenciones telefónicas que han brindado a personas que tienen síntomas de covid-19 han disminuido, pasando de 80 en julio, a 120 en agosto y ahora reciben entre 50 y 60.

“Es cierto pareciera que la gente está acudiendo menos a los centros de salud, eso puede ser dos fenómenos: que la gente no está acudiendo por el hecho de que se está automedicando, aunque no podemos decir que la tasa de contagios ha disminuido y lo segundo es que la gente estemos adquiriendo un poco de inmunidad y la sintomatología clínica sea menos florida”, expresó Núñez.

Pero también hizo un llamado para que las personas no relajen las medidas de seguridad: uso de mascarillas y evitar aglomeraciones, considerando que el riesgo de un rebrote es latente y la información, por el momento, es escasa.

Menos pacientes en hospitales

Fuentes de diversos hospitales del país comentaron a CONFIDENCIAL, que por el momento no se está viendo una gran cantidad de personas que estén acudiendo a los hospitales.

Por ejemplo, una fuente de Corn Island mencionó que “no hay nada el Hospital  Primario Ethel Kandler, ubicado en la isla, donde en julio el Minsa decidió mezclar a pacientes con covid-19 con pacientes de otros padecimientos, en lo que parecía un intento de replicar lo que se conoce como “inmunidad de rebaño”.

Además, el Ministerio de Salud decidió enviar médicos casa a casa para atender a posibles pacientes con covid-19, una estrategia que, según la fuente, podía tener como principal objetivo ocultar los casos de coronavirus en los hospitales y mantener los datos de contagios alejados de la opinión pública.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend