Política

EE. UU. reducir plazos para Ortega en OEA

Embajador Carlos Trujillo propone rebajar el plazo de tres meses propuesto en borrador de resolución, que será discutido y votado este viernes

Medellín, Colombia-. El embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, dijo que para su país no es “aceptable” el borrador de resolución sobre Nicaragua que será discutido y votado este viernes en la Asamblea General del Organismo, que plantea darle tres meses más a la dictadura Ortega-Murillo para cumplir los acuerdos suscritos en la mesa de negociación con la Alianza Cívica.

“Es el primer borrador. A veces las cosas se filtran sin contexto y la gente piensa que es lo máximo que podemos abordar. Ese borrador no es aceptable. Nosotros vamos a cambiar ese texto”, prometió Trujillo en una conferencia de prensa brindada junto a la Subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, la tarde de este jueves en Medellín. “Estamos trabajando con nuestros colegas, con países que tienen interés en el tema de Nicaragua. Esos 90 días se van a bajar a una cifra, un tiempo que se está negociando, que sea aceptable”.

El proyecto de resolución fue presentado por el Grupo de Trabajo para Nicaragua, encabezado por Canadá y acuerpado por seis países más, en esta Asamblea General. El texto insta a la reanudación del diálogo nacional, insiste en el reingreso a Nicaragua de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y demanda que se liberen a todos los presos políticos entre otros puntos para la democratización.

Sin embargo, para cumplir esas demandas le pretenden brindar al gobierno tres meses más de tiempo, algo que causa desazón en la oposición y la ciudadanía nacional, quienes alegan que a Ortega ya se le venció el plazo el pasado 18 de junio, y no honró los acuerdos adquiridos.

Las declaraciones de Trujillo se produjeron en la víspera de la discusión y la votación de la resolución, durante una jornada intensa de cabildeo de la oposición ante las delegaciones acreditadas en la OEA para lograr incidir en el borrador. La propuesta de resolución entró en el temario de la Asamblea General aprobado este jueves por todos las delegaciones, pese a la objeción del enviado de la dictadura Valdrack Jaentschke.

Trujillo pidió que le den “oportunidad” al proceso de negociaciones en torno al borrador de resolución. “Espero que eso (el plazo de 3 meses) se pueda abordar en las próximas 24 horas”, prometió el embajador norteamericano.

“La posición de los Estados Unidos ha sido bastante clara en este tema. Fuimos los primeros en sancionar a la señora (Rosario) Murillo, a su hijo, y la semana a cuatro funcionarios más. La estrategia de Estados Unidos es que Nicaragua regrese a la democracia. Como cualquier resolución en la OEA, necesitamos la mayoría de los votos. Todavía estamos trabajando la resolución y pienso que va a mejorar de lo que se ha filtrado en internet”, insistió Trujillo.

Guillermo Incer, del consejo político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), participó en el lobby diplomático, y relató que las delegaciones “tomaron nota” de su requerimiento de reducir el plazo a la dictadura. “Nos dijeron que van revisar el plazo de tres meses. Pedimos que lo anulen o reduzcan drásticamente”, dijo Incer. 

Esta tarde, la delegación de Argentina, representada por Paula Bertol, tuiteó lo siguiente: “Los intervalos seguimos trabajando junto a todas las delegaciones para alcanzar consensos”. De acuerdo a fuentes diplomáticas, ni Argentina ni Ecuador tampoco estarían de acuerdo en darle más tiempo y oxigeno político a la dictadura. Sin embargo, la OEA apuesta a una solución dialogada a la crisis con el orteguismo y no una expulsión del organismo.

Carta Democrática no traería sanciones

En la sesión plenaria de cancilleres este jueves, el canciller ecuatoriano José Valencia Amores dio más detalles que confirman las versiones diplomáticas recabadas por Confidencial en Medellín.

“A nuestro juicio, la aplicación de la Carta Democrática no entraría forzosamente en la activación de un mecanismo de sanciones… pretende más bien constituir un intento por apoyar una salida dialogada a la crisis, que por sus características debe ser evaluada y reflejarse en un pronunciamiento contundente para bien del pueblo de Nicaragua”, explicó Valencia Amores. Y antes aclaró: “La situación de Nicaragua despierta nuestra preocupación. Tal como se señala en la resolución, la apreciación colectiva que hace el Consejo Permanente se inscribe en el articulo 20 de a Carta Democrática y se fundamenta en las discusiones y acciones del Grupo de Trabajo de Nicaragua, así como en las acciones del Secretario General”.

Guillermo Incer relató a Confidencial que los diplomáticos le explicaron que para suspender al gobierno de Ortega con la Carta Democrática hay que “agotar todas las vías posibles” establecidas en el mecanismo, las cuales no han sido usadas.

Valdrack Jaentschke y Almagro se saludan en la foto de familia tomada este mediodía en Medellín. EFE

Por su parte, los delegados de Estados Unidos defendieron la efectividad de las sanciones impuestas por Washington y Canadá. “El efecto que han tenido las sanciones han puesto presión para que lleguen (gobierno) a la mesa de dialogo de buena fe. Como ha dicho en reiteradas ocasiones el Secretario de Estado, Mike Pompeo, vamos a hacer todo lo posible para que en Nicaragua se pueda celebrar democracia”, dijo Trujillo.

Tanto Canadá como El Salvador y otros países, criticaron al régimen Ortega-Murillo la tarde de este jueves en Medellín. El canciller de Argentina calificó la ley de amnistía de la dictadura como “contraria a su finalidad”. El país austral insistió en el reingreso de los organismos de monitoreo de derechos humanos. “Estamos convencidos que la resolución es para continuar la apreciación colectiva del Consejo Permanente, y para avanzar en aplicación de la Carta Democrática”, dijo Jorge Faurie.

Más en Política

Share via
Send this to a friend