Economía

Recesión económica amenaza con convertirse en una depresión

EIU: “Nicaragua con dramático deterioro económico”

Publicación británica advierte que existe un alto riesgo de fracturas dentro del régimen si las condiciones económicas o políticas empeoran



El precio de la represión orteguista a las demandas cívicas ciudadanas ha sido “extremadamente alto”, afirmó The Economist Intelligence Unit (EIU), en su último reporte sobre Nicaragua. La unidad de análisis del grupo británico The Economist advirtió además que tal situación ha “conducido a un dramático deterioro de la economía” y que la actual recesión económica amenaza con convertirse en una “depresión”.

La publicación, especializada en ofrecer análisis y pronósticos sobre países, puntualizó que, en el caso de una escalada significativa de las presiones políticas y económicas, el control del presidente Daniel Ortega sobre el poder “estará determinado por el papel desempeñado por las fuerzas de seguridad del país”.

En ese sentido, recalcó que Ortega “ejerce una influencia significativa” sobre la Policía y el Ejército de Nicaragua. “Altos oficiales militares han sido aplacados con el acceso a activos comerciales”, subrayó.

“Aunque hasta ahora esto ha sido suficiente para asegurar la lealtad de las fuerzas de seguridad, existe un alto riesgo de fracturas dentro del régimen si las condiciones económicas o políticas empeoran”, según la publicación.

Camino a la depresión económica

La advertencia económica de EIU coincide con recientes informes de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) y el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), que muestran que entre enero y abril pasado hay una persistente caída en la producción y las ventas de al menos 26 actividades formales.

Nicaragua entró formalmente en recesión económica en octubre pasado cuando empalmó dos trimestres consecutivos sin que el Producto Interno Bruto (PIB) mostrará signos de crecimiento. La última vez que el país cayó en recesión fue en 2009.

Como en previos análisis, el centro británico pronosticó que Ortega o cualquiera que él designe se mantendrán en el poder hasta 2022 —cuando corresponde el cambio de Gobierno—, aunque alertó que su predicción puede fallar ante el endurecimiento de las sanciones estadounidenses.

“La escena política es altamente volátil y existen riesgos sustanciales para nuestro pronóstico. Una de las principales vulnerabilidades del régimen de Ortega es su exposición a las acciones de los Estados Unidos”, afirmó.

Salida negociada

“La agitación política junto con una serie de sanciones financieras internacionales han conducido a un dramático deterioro de la economía”, aseguró el reporte de EIU, que agregó que la “presión ha aumentado para que el régimen de (Daniel) Ortega encuentre una solución negociada a la crisis”.

Pese al alarmante escenario económico, Ortega “no muestra ninguna voluntad de forjar una resolución negociada de la crisis”, según la publicación, que añadió que la pareja presidencial “ha adoptado un enfoque cada vez más autoritario”.

“Los límites del mandato presidencial han sido eliminados y el Gobierno ejerce una fuerte influencia sobre todas las instituciones públicas. El FSLN ha utilizado su mayoría legislativa para fortalecer los poderes presidenciales, así como el (ya fuerte) aparato de seguridad estatal”, detalló.

Medidas insuficientes

La influyente publicación británica destacó que el Gobierno ha implementado “importantes cambios” tributarios para incrementar sus ingresos fiscales, aunque aclaró que la reforma a la Ley de Concertación Tributaria (LCT), no traerá los resultados esperados por el régimen.

“Las medidas fiscales solo agravarán el ya débil sentimiento del consumidor e inversionista, mitigando efectivamente el alcance de que estas reformas fiscales ayudarán a traer nuevos ingresos”, indicó el documento.

Previendo esa posibilidad, el asesor económico presidencial, Bayardo Arce Castaño, adelantó en junio pasado que el Gobierno ya evalúa los resultados de la reforma fiscal, que entró en vigencia en marzo pasado. “Ahorita estamos invitando a cámaras, a empresas, para ver cómo les está yendo con la reforma, qué experiencia han sacado y que aportes dan para encauzarla”, señaló.

Economistas independientes revelaron a CONFIDENCIAL, en mayo pasado, que a pesar de su meta recaudatoria la reforma fiscal no generó más recursos, sino menos. Durante el primer trimestre de 2019, los ingresos fiscales alcanzaron los 2584.8 millones de córdobas (-11.2%) menos que en el primer trimestre del año anterior.

Sin financiamiento externo

EIU señaló que a la insuficiente recaudación tributaria se ha sumado una incapacidad del Gobierno para vender bonos del Estado, o para aumentar el financiamiento externo.

“Nueva asistencia internacional y préstamos multilaterales en condiciones concesionarias, se han reducido considerablemente desde la crisis política de 2018”, recalcó la publicación británica.

Además, reveló que en febrero pasado el régimen anunció un préstamo de 100 millones de dólares de Taiwán; sin embargo, “las cifras de ejecución del primer trimestre del Gobierno central no revelan desembolsos de ese país, sugiriendo que los fondos están actualmente en suspenso”.

El análisis subraya que la incapacidad del Gobierno para conseguir financiamiento seguro, de fuentes no tradicionales, “empeorará” los desequilibrios en los indicadores macroeconómicos.