Blogs

Ejercicios Kegel para hombres

Este tipo de rutina es fácil de hacer y, en el caso de los hombres, mejora su desempeño sexual. Les explico por qué en este post

Los Kegel son fáciles de hacer y benefician la vida sexual a corto y largo plazo como pocas otras actividades. Este tipo de rutina ayuda a ejercitar el músculo pubocoxígeo (ó músculo PC), que se extiende desde el hueso púbico hasta el cóccix, formando una “hamaca” que sostiene los órganos internos en su lugar. También incluye aberturas para los esfínteres del cuerpo, la uretra y el recto (y la vagina en el caso de la mujer) y los controla.

En el caso de los señores, los ejercicios Kegel ayudan a:

  • Tener erecciones más firmes y por más tiempo
  • Controlar y darle más potencia a la eyaculación
  • Previene y/o disminuye problemas de disfunción eréctil y control urinario
  • Mejora el poder, la duración y la sensación general del orgasmo

¿Cómo se hacen?

Lo primero que debemos hacer es identificar los músculos que vamos a trabajar. Como son internos, hay que sentirlos para identificarlos. Los músculos PC son los que usamos para retener la orina o detener el flujo una vez empezamos a orinar, así que la próxima vez que tengás que orinar, tratá de detener brevemente el flujo y fijate qué músculos usas para esto. Ojo: es solo para efectos de identificar el músculo, ya que detener la orina muchas veces te pueden provocar infecciones en el tracto urinario.

Es muy importante identificar correctamente el músculo PC, ya que si el ejercicio es realizado incorrectamente puede incluso debilitarlo más. Para evitarlo, tratá de:

  • No sostener la respiración. Respirá normalmente
  • No pujar en vez de apretar
  • No contraer el abdomen, las nalgas o los muslos

Es recomendable realizar el ejercicio sentado las primeras veces, con el tiempo vas a poder practicarlo de pie también. Cuando no estés orinando ni erecto, practicá apretar los músculos PC y mantenerlos así por cinco segundos. Repetí 10 veces asegurándote de relajar completamente el músculo entre cada contracción. Con el tiempo, aumentá el período de retención hasta poder mantenerlos apretados por 10 segundos. Es importante ir aumentando los tiempos gradualmente. Este movimiento es para incrementar la fuerza del músculo.

Para trabajar sobre el control que se tiene del músculo PC, se contrae y se relaja el músculo lo más rápido que se pueda. Empezá con sets de 10 repeticiones 4 veces al día e incrementá gradualmente el número de repeticiones de cada set hasta llegar a 50 repeticiones por set, para un total de 200 repeticiones diarias. Recordá descansar unos 10 segundos entre cada set.

Es recomendable ligarlo a alguna actividad cotidiana, para hacerlo también parte de nuestra rutina diaria, ya que como cualquier clase de ejercicio, lo más importante para ver resultados es la constancia. Una vez que desarollás la habilidad en el ejercicio, podés practicarlo durante la masturbación y más tarde incluir estos ejercicios en el sexo compartido.

Sólo hay que cuidarse de no exagerar, hay que mantener una tendencia real. Siendo éste un ejercicio que mejora la vida sexual y en general es bueno para el practicante, como todo ejercicio, puede ligar o causar cansancio excesivo en el músculo.

Consulte el blog de la autora.

Más en Blogs

Send this to a friend