Política

Alianza de estudiantes universitarios, empresarios y sociedad civil en jornada crucial

El diálogo va por un plazo para el retiro de Ortega del poder

Retiro de Ortega del poder

María Nelly Rivas: “hace un mes nosotros estábamos en un lugar diferente, este es otro país, el tema clave es la democratización”



Los delegados para el Diálogo Nacional, Víctor Cuadras y Fernando Sánchez, de la Coalición Universitaria; María Nelly Rivas, del sector empresarial, y Azahálea Solís, de la sociedad civil, anunciaron que la agenda en el reinicio de las conversaciones con el gobierno, tendrá como temas principales la democratización del país, justicia para las víctimas de la represión y el castigo para los responsables de sus muertes.

Victor Cuadras, de la Coalición Universitaria, aseguró que este lunes será un día clave en la mesa de Diálogo Nacional, pues presentarán los mecanismos por los cuales quieren conseguir democracia, justicia y la seguridad. Si bien saben que el Gobierno opondrá resistencia, presentarán sus propuestas de manera “frontal”. 

La resistencia del Gobierno, continuó Cuadras, quedó en evidencia el primer día de sesión del Diálogo, cuando los delegados por el presidente Ortega, intentaron hacer de las conversaciones un “rifi  rafa”. El estudiante expresó que ese día fue clave la presencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pues a través de las pruebas se logró desmontar “el teatro y toda la farsa, y las máscaras de estas personas quedaron en evidencia”. 

Creo que mañana, con mucha confianza en la unidad creada, vamos a conseguir un plazo corto de tiempo para que Ortega se retire del poder. Ese es el mayor objetivo que llevamos, porque tenemos el escenario que nos ha demostrado que este gobierno no puede mantener un buen rumbo en el país. Ortega y su comitiva han demostrado que no son capaces de gobernar Nicaragua”, sentenció Cuadras.

El representante de la Coalición Universitaria destacó que a pesar de que el presidente Ortega no ha reconocido que en Nicaragua existe una rebelión cívica, lo más importante es que el pueblo nicaragüense tiene claro que esta lucha es un “sentir popular” y un “levantamiento cívico, patriótico y justo”.

Empresarios: “estamos en un país diferente” 

María Nelly Rivas, presidenta de la Cámara de Comercio Americana (Amcham), explicó en una entrevista en el programa televisivo Esta Semana, que la democratización “pasa por fortalecer” las instituciones del Estado, tener elecciones libres, y que los nicaragüenses  tengan el derecho de elegir a sus autoridades, expresarse y manifestarse, sin temor a ser reprimidos por el Gobierno.

“Tenemos que entender que este es otro país. Hace un mes nosotros estábamos en un lugar diferente, y desde el sector privado estamos conscientes de esto y por eso es que estamos presentando como punto clave en el diálogo el tema de la democratización. El cómo es algo que nosotros vamos a ver en esa mesa pero que hemos estado trabajando, precisamente para asegurar que no vuelva a pasar, lo que pasó hace un mes aquí en Nicaragua”, afirmó Rivas.

Azahálea Solís, abogada constitucionalista y representante por la Sociedad Civil, agregó que la agenda no es distinta a las peticiones que han realizado los miles de ciudadanos nicaragüenses en las calles.

“No hay agendas distintas. No está el diálogo por una parte y la calle por otra. Nosotros somos mandatados por lo que dice la calle y ha dicho justicia, castigo y reparación  las víctimas y ha dicho democracia”, expresó Solís.

Semanas atrás algunos representantes del sector empresarial expresaron que se necesitan reformas electorales y judiciales, y que era conveniente que el presidente Daniel Ortega, terminara su periodo presidencial hasta 2021, a cambio de que no se reeligiera más ni él ni su esposa.

La presidenta de Amcham aseguró que el sector empresarial siempre sostuvo la idea de proponer reformas electorales, pero nunca establecieron ningún  plazo o periodo. “Hoy nosotros somos parte de una coalición y esa coalición está llevando una demanda a esa mesa. Eso es algo que vamos a estar viendo, los mecanismos, son cosas que se van a estar discutiendo en esa mesa”, manifestó.

Rivas consideró que si bien la situación de crisis que atraviesa el país ha dejado pérdidas económicas importantes para Nicaragua, la prioridad para el sector empresarial es la justicia, la democratización y la seguridad, pues esto permitirá sentar bases para un futuro crecimiento de la nación.

“El mensaje que nos da esta situación es que tenemos que pensar en Nicaragua. Hoy implica buscar esa democratización para que no volvamos a vivir lo de hace un mes y no volvamos a caer en las pérdidas económicas que estamos teniendo ahora. Hay afectaciones y queremos soluciones para que esas afectaciones se bajen, pero en la mesa será primero la justicia y democracia”, afirmó Rivas.

El informe de la CIDH

Este lunes se conocerá el informe preliminar de la CIDH sobre la situación de los derechos humanos en Nicaragua. Durante tres días varias delegaciones de este organismo visitaron Managua, León, Masaya, Matagalpa,  para recoger las denuncias de los ciudadanos y familiares víctimas de la represión de la Policía Nacional y las fuerzas paramilitares. 

La presencia de la CIDH en Nicaragua, ha despertado en la población un sentido de reivindicación nacional y la confianza en que se establezca la verdad. Sin embargo, la pregunta que queda en el aire es cómo hacer justicia si el Gobierno controla la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia.

Azahálea Solís, delegada de la sciedad civil, recordó que la CIDH vino a Nicaragua por la presión de la ciudadanía. Esta misma presión debe seguir rumbo al planteamiento de activación de otros mecanismos de las Naciones Unidas para hacer justicia.

“Un mecanismo es el del alto Comisionado de Naciones Unidas. Y esto implica que haya una comisión de la verdad independiente, formada por especialistas en la materia y que tengan credibilidad y que puedan continuar con las investigaciones que ya ha conocido la CIDH. Es factible y está en los mecanismos de protección de derechos humanos internacional”, aseguró Solís.

La presentación de este informe servirá para que los delegados en el Diálogo Nacional, tengan insumos para otros temas que quieren poner sobre la mesa, expresó la presidenta de Amcham.

Los tranques en las carreteras

El informe de la CIDH será expuesto ante la población nicaragüense, en medio de un ambiente tenso, producto de la ruptura de la tregua por parte del Gobierno, luego que la noche de este sábado ocurriera un ataque armado contra estudiantes de la Universidad Nacional Agraria (UNA).

Durante la tregua los que protestan retirarían los tranques de las principales vías y abrirían el paso en la rutas cercanas a las universidades. Vencido el plazo de 48 horas que ambos sectores propusieron, Rivas aseguró que seguirán llamando a que la ciudadanía se manifieste de forma pacífica.

Sobre los tranques que mantienen los campesinos en zonas como San Pedro de Lóvago, explicó que ellos están en todo su derecho de manifestarse pacíficamente y cerrar la vía de las principales carreteras. Rivas recordó que la semana pasada estos ciudadanos adoptaron medidas responsables durante las protestas y abrieron el paso cada cierto tiempo.

“Nosotros hemos llamado a la población a que se manifieste pacíficamente. El caos es culpa de Ortega y Murillo porque nos han metido en incertidumbre. Nosotros sabemos que han metido infiltrados que atacan negocios y tratan de boicotear nuestras movilizaciones, pero la misma población puede distinguirse de estos malhechores”, aseguró el estudianye universitario Fernando Sánchez.

“Cuando se comprometieron a cesar las fuerzas irregulares, el Gobierno admitió que las controla y esas fuerzas irregulares junto con las fuerzas policiales, son las culpables de lo que ha ocurrido a partir del día 18. Eso hace más ilegítimo al Gobierno”, agregó Solís.

La segunda sesión del Diálogo Nacional no fue transmitida en vivo por el canal de la iglesia católica. 

 “Nosotros también llevamos un planteamiento porque hemos escuchado de la propia Conferencia Episcopal que el pueblo de Nicaragua es el garante del diálogo, entonces, creo que tiene que haber un mecanismo de comunicación eficiente y el pueblo debe saber de lo que se trata”, afirmó Solís.

Sánchez reveló que las actitudes de los representantes del Gobierno fueron distintas durante la primera sesión del Diálogo. Cómo jóvenes, exigirán que las próximas sesiones sean televisadas para que la población conozca de lo que se está hablando con el Gobierno.

Medidas cautelares pata los estudiantes univrsitarios y sociedad civil

Durante la primera sesión del Diálogo Nacional, los estudiantes universitarios y demás representantes de los sectores que han protestado en contra de la violencia del régimen del presidente Daniel Ortega, se solicitó a la CIDH otorgar medidas cautelares a los involucrados.

Si el organismo de derechos humanos diera el visto bueno a esa petición, el encargado de dar seguridad sería el Estado de Nicaragua. Al respecto Fernando Sánchez, de la Coalición Universitaria, declaró que no tienen ninguna seguridad con las instituciones que dirige el Gobierno y por ello se acordó una forma más sólida para garantizar la protección de estas personas.

“Conversábamos con la CIDH, que las medidas cautelares funcionan de la siguiente manera: estas van a tratar de abogar por los jóvenes más vulnerables a este gobierno opresor, y por medio de un comunicado que llegaría a instancias internacionales con los nombres de las personas a las que no nos puede suceder nada. Claro, es todo un proceso”, explicó Sánchez.