Política

El coletazo en Nicaragua del efecto “Cicig-Pérez Molina” en Guatemala

El Golpe al PNUD

Gobierno suspende todos los programas de la organización y asume control de cooperación externa "sin intermediarios"



No hubo una notificación oficial ordenando el cierre de todos los programas de cooperación externa del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ni se declaró “non grata” a la coordinadora del Sistema de Naciones Unidas, Silvia Rucks. Pero en menos de tres semanas toda la cartera de proyectos del PNUD, calculada en unos 20 millones de dólares anuales, quedó suspendida, mientras que la diplomática fue retirada del cargo y salió del país el viernes pasado de forma intempestiva.

Así culminó una relación de más de tres décadas, con cinco gobiernos de por medio, en los que el PNUD contribuyó al desarrollo de Nicaragua, no sólo movilizando millonarios recursos externos y asistencia técnica, sino además propiciando espacios de diálogo e interlocución política, en un país que sigue urgido de puentes y tolerancia para poder alcanzar consensos.

El 22 de septiembre, en una reunión extraordinaria en Cancillería, se bajó “la nueva línea” gubernamental a los responsables de todos los programas de cooperación externa bilateral y multilateral. El procurador Hernán Estrada, el Ministro de Hacienda Iván Acosta, y la nueva secretaria de cooperación externa Arlette Marenco, proclamaron que “por una decisión soberana del gobierno, todas las gestiones de cooperación externa y la implementación de los proyectos se realizarían sin ninguna clase de intermediarios”, reveló un diplomático latinoamericano que participó en la reunión.

Aunque la medida tomó por sorpresa a los funcionarios extranjeros, esta únicamente representa la última etapa de un proceso que se viene ejecutando desde 2009, cuando empezó el retiro de las principales agencias cooperantes, para alinear la cooperación en tormo a la estrategia política y gubernamental. La decisión afectó a todas las agencias de cooperación, pero en particular al PNUD, que actúa como una entidad movilizadora de recursos.

El golpe de timón en el manejo de la cooperación externa parte de la premisa de que el gobierno ahora posee mayor capacidad para ejecutar proyectos, y además cuenta con su propia base de datos y estadísticas de indicadores sociales para evaluar los resultados.

El martes pasado, el gobierno presentó la Encuesta de Medición del Nivel de Vida realizada en 2014 por el INIDE, con el acompañamiento del Banco Mundial, según la cual la pobreza se redujo a un 29.6% de la población.

Economistas independientes e investigadores sociales han denunciado un “apagón informativo”, por el atraso en la publicación de estadísticas oficiales y el mismo censo de población, al extremo de que el PNUD dejó de publicar el Informe Nacional de Desarrollo Humano desde 2011, por la inexistencia de indicadores sociales actualizados.

El cierre de los proyectos del PNUD

Después de la reunión en la Cancillería se inició una revisión de los programas del PNUD, caso por caso. La entidad manejaba una cartera de proyectos con un presupuesto de ejecución de unos 20 millones de dólares anuales en torno a cuatro programas: “Desarrollo con equidad, Gobernabilidad democrática, Medio ambiente y energía, y Equidad de género”.

En una semana, bajo la tutela del operador político presidencial Gustavo Porras y la secretaria de Cooperación Arlette Marenco, se produjo el cierre de siete proyectos gestionados por el PNUD, a los que luego se sumó el resto de iniciativas que ahora están en proceso de revisión.

Las contrapartes gubernamentales de cada proyecto ya solicitaron su cierre y demandaron que el remanente de fondos sea trasladado a la unidad ejecutora del gobierno, sin embargo, esta es una decisión que solo puede adoptar el donante. Para ello, el gobierno convocó de forma individual a los donantes bilaterales – Suiza, Alemania, Francia y Japón, entre otros— así como al Banco Mundial y la Unión Europea a fin de reorientar dicha cooperación de forma directa, pero se desconocen los resultados de estas negociaciones.

Vía correo electrónico, la Embajada de Alemania indicó que fue informada –junto a los miembros del cuerpo diplomático– sobre los cambios en el proceso de organización del gobierno. La entidad explicó que los programas y proyectos de Cooperación Alemana al Desarrollo se ejecutan tradicionalmente a través de sus agencias: GIZ (cooperación técnica) y KFW (cooperación financiera), con las respectivas instituciones nicaragüenses.

“Para esto, estamos en un diálogo constante con el gobierno de Nicaragua. Se nos aseguró que la decisión no afectaría nuestro trabajo de Cooperación al Desarrollo. Asumimos que seguiremos trabajando en conjunto, en beneficio del pueblo nicaragüense”, declaró la embajada.

Paranoia gubernamental

Al margen del alegato oficial sobre la concentración de los recursos de cooperación externa, el golpe contra el PNUD se interpreta además como una “acción política preventiva”. La fuente latinoamericana que estuvo presente en Cancillería, advirtió que “hay una especie de paranoia con la cooperación externa y los programas que involucran apoyo a la sociedad civil, sobre todo en temas de gobernabilidad y democracia”. Al parecer, el gobierno se está viendo en el espejo de Guatemala después de las investigaciones de la CICIG y de las protestas que culminaron con la renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

En una entrevista con el diario El País el pasado 6 de Septiembre, Valerie Julliand –responsable de la ONU en Guatemala– expresó que lo sucedido en dicho país puede fácilmente expandirse en la región gracias a Internet. “Lo que ocurre en Guatemala puede ser el inicio de un cambio en toda la región, porque en otros países se han dado cuenta de que se puede hacer”, dijo.

La diplomática también agregó que el modelo con el que se creó la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) –organismo de investigación que destapó el escándalo de corrupción del caso aduanero La Línea– puede exportarse a otras naciones latinoamericanas cuyos problemas de corrupción son similares a esta nación. Las declaraciones de Julliand alertaron al gobierno de Nicaragua y generaron un airado reclamo.

El pasado 1 de Octubre, en el debate general de la 70ª Asamblea General de la ONU, el vicepresidente de la República Omar Halleslevens aseguró que Nicaragua abogaba por la “refundación de la ONU” y por la promoción de un rol respetuoso, responsable y ético de parte de la organización “ajeno a cualquier forma de injerencismo, interferencia e intervención en los asuntos internos de los Estados soberanos”, sin mencionar el rol del PNUD en Nicaragua.

1402507707_SILVIA

Se llevan a Rucks

Violeta Granera, directora del Movimiento por Nicaragua, lamentó el retiro de Silvia Rucks asegurando que el liderazgo de la diplomática uruguaya pudo haber desempeñado un papel importante en la nación. “Era una mujer conciliadora, de amplitud de mente y capacidad de escucha en un contexto en el que resulta difícil trabajar para organismos internacionales porque hay mucho control por parte del gobierno”, declaró.

Una fuente cercana al ámbito diplomático aseguró que el retiro de Rucks también está relacionado con la percepción que existía en el gobierno sobre la funcionaria. “Aunque Rucks nunca se confrontó con el gobierno y más bien actuaba como un socio confiable, era una persona independiente, que no es sí señor, no señor, en cuanto al manejo de los principios básicos de Naciones Unidas, o temas como la transparencia y las relaciones con la sociedad civil. Hubo también un asunto de fuerza y de choque personal”, dijo la fuente, al referirse a la forma brusca en que se forzó su salida del país.

En un comunicado divulgado el lunes pasado, el PNUD indicó que la Representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Dra. Socorro Gross, asumirá el cargo de Coordinadora Residente interina del Sistema de las Naciones Unidas; y la Representante Residente Adjunta del PNUD, Sra. Mónica Merino, asumirá como Representante Residente interina de dicha organización, para adaptarse a ¨la nueva política de cooperación internacional de Nicaragua”.

El impacto en la transparencia

Una fuente oficial de alto nivel ligada al tema de la cooperación negó a Confidencial que el gobierno hubiese solicitado a Naciones Unidas el retiro de Rucks, quien asumió el cargo hace quince meses y debía permanecer en el país por cuatro años. No obstante, justificó la estrategia del Ejecutivo. “Resulta irracional que se consigan fondos externos para que sean ejecutados por terceros, si el gobierno cuenta con unidades ejecutoras que lo pueden hacer bien o mejor”, resumió.

Mario Arana, empresario y ex presidente del Banco Central, indicó que los órganos de cooperación de cada país deberán analizar si el Estado tiene la suficiente madurez y las capacidades necesarias para administrar los recursos de esta manera. El exfuncionario del gobierno de Enrique Bolaños advirtió que la transparencia es vital para garantizar el éxito del modelo y recordó que el poco acceso que existe a información clave, principalmente económica, ha generado preocupación a nivel gremial.

“Cualquier país necesita transparencia o rendición de cuentas, sino te exponés a todo tipo de problemas. Primero, porque el mercado pierde Norte sobre lo que está ocurriendo en el país y eso es fundamental para que una economía de mercado funcione y se creen las condiciones idóneas para que haya inversión. Si Nicaragua quiere aumentar su crecimiento económico, debe crear condiciones institucionales y reglas de juego estables que permitan el desarrollo de la inversión”, dijo.

Norman Caldera, ex canciller de la República durante el gobierno de Enrique Bolaños, explicó que este modelo podría traer ventajas, porque permitiría manejar más eficientemente los proyectos que haciéndolo a través de varios intermediarios. “Pero el problema, de nuevo, radica en la transparencia (…) Para que esto se dé, los donantes requieren de transparencia absoluta en el manejo de los fondos, y es allí donde difícilmente podrá implementarse en Nicaragua. Hemos visto lo poco transparentes que han sido (el gobierno) en el manejo de la cooperación venezonala”, criticó.

En ese sentido, Mauricio Díaz, diputado al Parlacén por el Partido Liberal Independiente, aseguró que la aplicación de dicho modelo es un asunto de voluntad política e institucionalidad. “¿Por qué hasta ahora deciden abrir esa “caja”, después de que lo manejaron como un secreto de Estado, sin rendirle cuentas al país, como ha sucedido con la cooperación venezolana? Sabemos que son casi cuatro mil millones de dólares. ¿Dónde están? Esa es la pregunta que todos nos hacemos (…) Esto podría ser una manera de intentar demostrar al mundo que las cuentas se manejarán de forma transparente, pero ya corrió demasiada agua sobre ese puente”, lamentó.

Violeta Granera, directora del Movimiento por Nicaragua, agregó que la cooperación también fue saliendo del país a raíz de los fraudes electorales. “Lo peligroso de esto es que no estamos frente a un gobierno transparente. Considero que la cooperación debe tener problemas con esta política”, advirtió.

El Grupo de Reflexión Estratégica

Además de ser una agencia movilizadora de recursos externos al servicio del gobierno, el PNUD fue desde sus inicios un facilitador de diálogos, reflexiones, e interlocución política en Nicaragua. “La vocación del PNUD es tender puentes, propiciar consensos, y servir como una última instancia para diálogar en momentos de crisis, sobre todo en sociedades divididas”, explicó un ex funcionario de Naciones Unidas.

Aplicando esa filosofía, el antecesor de Silvia Rucks, Pablo Mandeville, creó el Grupo de Reflexión Estratégica (GRE), un encuentro heterogéneo en el que participan dirigentes gubernamentales, políticos, empresarios, académicos y ex funcionarios de distinos gobiernos, para reflexionar sobre los grandes desafíos y la visión de largo plazo del país.

La naturaleza de este grupo era de carácter privado y así continuó bajo el mandato de Silvia Rucks, organizando reuniones bimensuales en las que se discutieron temas como la economía nacional, educación, elecciones y ley electoral, y coyuntura internacional.

En el GRE participaban: René Núñez, presidente de la Asamblea Nacional, y Alba Luz Ramos, presidenta de la CSJ. Los ex ministros sandinistas y empresarios Jaime Wheelock y Alejandro Martínez Cuenca; y el ex alcalde Dionisio Marenco. También estaban el presidente del COSEP José Adán Aguerri, y los ex ministros Antonio Lacayo y Mario Arana; los políticos Jose Antonio Alvarado e Indalecio Rodríguez; Violeta Granera, del Movimiento por Nicaragua, y la Dra Mirna Cunnigan, dirigente miskita; el ex embajador y académico Arturo Cruz y los rectores universitarios Ernesto Medina y Benjamín Cortés, entre otros.

Al menos dos de los miembros de este grupo, consultados por Confidencial, coincidieron en describirlo como  “un espacio único de diálogo, e intercambio de ideas y reflexiones sobre el futuro”, “el único espacio verdaderamente plural que existe en Nicaragua, y fue un acierto del PNUD mantenerlo vivo, aunque no tuviera una incidencia pública, quizás pensando en la utilidad que podría tener en el futuro en un momento de crisis”.

Con la salida de Silvia Rucks, también este espacio de facilitación de diálogo vive sus últimas horas.

La cartera de proyectos del PNUD

Estos son algunos de los proyectos que actualmente tiene en ejecución el PNUD en Nicaragua. Ni el gobierno ni el PNUD han informado de manera oficial cuáles de estos proyectos han sido cancelados de forma definitiva o reorientados bajo una nueva modalidad.

  1. Programa Desarrollo con equidad: apoyo al gobierno para la construcción de capacidades institucionales e individuales y reducción de la pobreza y fomentar un desarrollo económico con equidad.

Proyectos específicos:

Tecnología de Información para tramitología

Presupuesto: USD 433,461.00

Período de ejecución: Octubre 2013- Diciembre 2016

Vivienda sostenible adaptada al Cambio Climático

Presupuesto: US$ 2, 491,546.76

Período de ejecución: Abril 2012- Diciembre 2015

Gestión Integral y Sostenible de Residuos Sólidos en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur de Nicaragua (GISRES)

Presupuesto total: US$1.774.610.00

Período de ejecución: Diciembre 2012- Julio 2017

Desarrollo económico local sostenible en la Costa Caribe de Nicaragua a través del sector turismo

Presupuesto total: US$ 30,000,000

Duración prevista: 66 meses en site circuitos turísticos definidos por los gobiernos regionales de la Costa Caribe y el Intur.

  1. Programa Gobernabilidad Democrática: Trabaja en la promoción de la gobernabilidad democrática, ayuda con el proceso de la formación de ley por la Asamblea Nacional y la promoción del acceso de los pueblos indígenas y afrodescendientes a la justicia y al libre ejercicio de sus derechos.

Proyectos específicos:

Apoyo al fortalecimiento institucional de la Asamblea Nacional de Nicaragua

Presupuesto: U$ 491,235.78

Periodo de ejecución: Julio 2013- Diciembre 2017

  1. Programa Medio Ambiente y Energía: apoya en la formulación, implementación y evaluación de políticas y programas para alcanzar un manejo sostenible de los recursos naturales.

Proyectos específicos:

Desarrollo de capacidades de organizaciones locales para mejorar la participación comunitaria en la gestión ambiental

Presupuesto: US$ 110,000.00

Período de ejecución Marzo 2012- Diciembre 2015

  1. Programa Equidad de Género:

Mejoramiento de la prevención y acceso a la justicia para víctimas de violencia contra las mujeres, intrafamiliar y sexual

Presupuesto: US$ 2, 140,399.54

Período de ejecución Octubre 2012-Diciembre 2015