Nación

El significado de las bicicletas blancas y la promesa pendiente de construir ciclovías

En 2019 se registraron 372 accidentes que involucraron el uso de una bicicleta y 21 ciclistas fallecieron ese año, tres más que en 2018

Circular a bordo de una bicicleta en Nicaragua es toda una “hazaña”. Pocas ciclovías, lidiar con conductores de automotores que te ven como un estorbo, calles sin mantenimiento, puestos comerciales improvisados en las aceras y carreteras sin arcén son algunos del sinnúmero de riesgos a los que se enfrentan los amantes de andar en bicicleta, o quienes por comodidad, convicción o conveniencia frecuentan este medio para transportarse. 

El 28 de septiembre, la muerte del ingeniero y ciclista José Augusto Téllez conmovió a un sinnúmero de personas que, al igual que él, exponen sus vidas diariamente solo por asumir su derecho vial. Docenas de amantes del ciclismo expresaron, a través de las redes sociales, su rechazo a la falta de respeto que impera en la sociedad con los amantes de las bicicletas y al Estado de Nicaragua le reclamaban la falta de proyectos de infraestructura vial que permita a los ciclistas circular más seguros.

El 10 de octubre, más de 100 ciclistas llegaron hasta el kilómetro 19 de la carretera Managua-Masaya, donde ocurrió el deceso de Téllez, para colocar una bicicleta blanca en la cima de un poste, además de pintas sobre el carril derecho de la carretera, donde aún se miraba el croquis que marcó el sitio en el que Téllez dio su último respiro.

“Lamentablemente, no es la primera bicicleta blanca que ponemos, que se pone en honor a un ciclista que murió en las vías”, afirma Orlando Olivares, un ciclista capitalino que participó y fue parte de los organizadores del evento.

El significado de las bicicletas blancas

Una bicicleta blanca, impuesta sobre la vía pública, refieren ciclistas capitalinos, significa, además de un homenaje a la muerte de un compañero, un llamado de atención para el Estado y la sociedad sobre la urgencia de dar espacios seguros para quienes a diario deciden transportarse en una bicicleta. 

La bicicleta blanca, refieren ciclistas, significa que un usuario o amante de las ruedas sin motor falleció en esa zona, además de un llamado de atención para que el Estado y la sociedad garanticen espacios seguros de movilización ciclística. Foto: Cortesía / Crazy Bikes.

Y es que el número de ciclistas colisionados aumenta cada año. El anuario estadístico de la Policía revela que en 2019 se registraron 372 accidentes en los que estuvieron involucradas bicicletas; 71 más que en 2018. 

Asimismo, el número de muertes de ciclistas también ha aumentado. El anuario policial de 2019 indica que 21 personas fallecieron en accidentes donde se vieron involucradas bicicletas, es decir, tres muertes más que en 2018.

El número de lesionados es aún mayor al de las muertes referidas por la Policía. Los lesionados de accidentes donde estuvieron involucradas bicicletas fueron en 2019 un total de 96, es decir, 28 más que en 2018.

Ciclovías en Nicaragua siguen siendo una promesa

Olivares, quien practica el ciclismo desde 2016, refiere que es urgente que las autoridades construyan ciclovías en Nicaragua y estas dejen de ser una promesa, pues a diario exponen sus vidas en carreteras que ni siquiera tienen arcén, es decir, los márgenes en las carreteras donde queda algún espacio para circular fuera de un automotor.

El ciclista lamenta que a tan solo cuatro meses de que comenzó a practicar el ciclismo fue impactado por un taxi en la zona del kilómetro 7 de la Carretera Sur, en Managua.

“Me atropelló y el conductor se iba a dar a la fuga, pero afortunadamente andaba con un grupo grande de ciclistas y no dejaron que se fuera. Entonces, ya cuando recuperé la consciencia ya estaba todo el alboroto, me llevaron al hospital y resulté con un hombro lesionado”, relata.

Uno de los proyectos más sonados y que siguen sin ser tangibles para los ciclistas en Managua fue la construcción de ciclovías que se comprometió realizar la Alcaldía de Managua en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), anunciado en el 2006 en la saliente administración de Enrique Bolaños. En 2008, bajo la administración del régimen de Daniel Ortega, el proyecto se hizo público a través del proyecto NIC10-59044, titulado como “Promoción de un Transporte Ambientalmente Sostenible para Managua Metropolitana”. 

El diseño del proyecto contemplaba toda una red de ciclovías para la capital. En la primera fase se indica la construcción de 49 kilómetros, que abarcaba la zona norte de la capital. En las dos fases siguientes, se dejó diseñada la proyección de un total de 144 kilómetros de ciclovías entre 2010 y 2015, mientras que para después de 2015 se pretendía fueran construidas un total de 188 kilómetros de ciclovías en Nicaragua. 

Imagen captura del informe de 2008 del proyecto NIC10-59044 “Promoción de un Transporte Ambientalmente Sostenible para Managua Metropolitana”.

Sin embargo, más de diez años después los proyectos siguen en papel y los ciclistas se continúan quejando de la falta de espacios seguros para movilizarse. 

Olivares, quien constantemente circula en la capital, apunta que en lugares como Tipitapa y Ciudad Sandino, donde hay “intentos” de ciclovías “no pueden ser utilizadas porque  están sucias, tienen vidrios, arena, objetos que al final también lo pueden hacer a uno tener un accidente. Entonces, no es solo construirlas sino darles mantenimiento, porque al final el ciclista se tiene que ir al carril porque éstas (ciclovías) no están en óptimas condiciones”.

Ciclistas: Uso del “casco no es por adorno, es por seguridad”

Olivares rescata que, en estos cuatro años, ha podido constatar la importancia del uso de la indumentaria necesaria para practicar el ciclismo, pues en el accidente que tuvo en 2016 usar el casco lo libró de una posible fractura en su cabeza.

“Yo andaba casco, chaleco, luces, todo, porque acababa de comprar esas cosas, porque era nuevo practicando el ciclismo como medio de transporte, pero sucedió el accidente y pasé dos meses sin andar en bicicleta. Me costó quitarme el miedo, pero logré superarlo y volví a transportarme en bicicleta… Sin embargo, las secuelas son inevitables. Ahora, tras el accidente, no puedo nadar mucho porque no me lo permite la lesión en el hombro”, lamenta.

Marvin Jarquín, fundador del grupo Crazy Bikes, donde se agrupa “un semillero de ciclistas que está comenzando a adentrarse en el mundo del pedal”, refiere que además de la construcción de ciclovías en Nicaragua, es importante la educación vial para toda la sociedad, promoviendo el respeto a la distancia de los 1.5 metros entre vehículo y ciclista, para evitar accidentes.

“Tengo tres años de practicar ciclismo recreativo, además la uso para ir a trabajar, es una forma de vida… En este tiempo, debo confesar, no he tenido accidentes graves, pero muchas veces tengo que cambiar de ruta para evitarlos, pues en muchas ocasiones siento como me pasan rozando los vehículos”, lamenta.

Agrega, como recomendación para los ciclistas nuevos, que el uso del casco, chaleco, luces e incluso retrovisores se usan “por seguridad” y que estos no lo vean como una “opción o un lujo, sino objetos que pueden ayudarte a salvar la vida”. 

Jarquín revela que, a través de una investigación realizada por Crazy Bakes, conoció que de los accidentes reportados en los medios de comunicación, entre el primero de enero al dos de octubre de 2020, el 54% no fueron provocados por los ciclistas, sin embargo, la mayoría de estos amantes de las ruedas sin motor no portaban cascos. 

En la zona roja de Managua, según los datos de Crazy Bikes, está la carretera Masaya. Solo entre enero y octubre de 2020, según la revisión de medios realizada por la agrupación, 16 ciclistas fallecieron, seis de estos en la carretera Managua-Masaya.

Jarquín insiste en que, además de la construcción de ciclovías de carácter urgente en Carretera Norte, Pista Juan Pablo II y Carretera Masaya, el Estado debe preocuparse por promover la educación vial en todos los sectores; conductores de automotores, peatones y amantes de los medios de transporte sin motor, para crear conciencia sobre el derecho que tienen todos sobre la vía.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend