Emergencia Coronavirus

Empresa de zona franca suspende operaciones por covid-19

La empresa con presencia en San Marcos, Rivas y Masatepe indica que no tienen materia prima porque fábricas en Honduras suspendieron labores

La zona franca Gildan, una de las empresas más grandes del sector textil en Nicaragua, con más de 11 000 empleados repartidos en tres plantas ubicadas en San Marcos, Rivas y Masatepe anunció que suspende operaciones, como una medida para prevenir un numeroso contagio por coronavirus covid-19.

“Con el fin de velar por la salud y bienestar de nuestros colaboradores y ante falta de materia prima debido a la suspensión de operaciones en nuestras plantas textiles ubicadas en Honduras, siguiendo las medidas de prevención que ese país ha establecido ante el covid-19, Gildan Nicaragua ha decidido, en acuerdo con los representantes de las organizaciones sindicales, la suspensión temporal de labores a partir de este lunes 23 de marzo“, indica la empresa en un comunicado.

La compañía afirma que el personal retomará sus labores después de la Semana Santa e invitan a todos sus trabajadores a seguir las indicaciones de prevención, dictadas por autoridades sanitarias y “recordar las medidas de higiene promovidas a diario” en sus plantas.

El comunicado indica que comunicarán “de manera oportuna a sus colaboradores cualquier información que sea de importancia para el desarrollo de sus trabajos”.

Trabajadores aliviados

Entre los trabajadores de esta empresa adscrita al régimen de zona franca había demanda de incrementar la seguridad para evitar el contagio de covid-19 y ya se esperaba esta medida porque la materia prima procedente de Honduras empezó a escacear.

De 168 000 trabajadores de la maquila en Honduras, unos 165 000 fueron suspendidos de sus labores a partir del 17 de marzo para evitar la propagación del coronavirus, informó la semana pasada, Mario Canahuati, presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM).

“Carlos”, un trabajador de Gildan, celebró la decisión de la zona franca de suspender operaciones por dos semanas y explicó que les adelantaron las vacaciones. “Nos van a pagar los turnos rezagados, las vacaciones y pues al final estamos contentos porque lo primero es nuestra seguridad“, manifestó.

Lo que hicieron fue adelantar nuestras vacaciones de junio y es una buena medida para evitar el contagio porque somos muchas personas juntas en un mismo espacio”, expresó “María”, quien tiene cinco años de trabajar en esta zona franca.

“Nosotros hemos estado muy preocupados por nuestra seguridad y la de nuestras familias por el contagio del coronavirus. Es preferible pasar encerrados, que perder la vida”, indica Junior, operario de Gildan en San Marcos.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend