Economía

Empresarios apoyan cuarentena y emplazan al Gobierno a declarar emergencia

José Adán Aguerri llama a los empleados públicos a protegerse: hay brotes de covid-19 en Hacienda, Asamblea Nacional, Aeropuerto, la Policía

La empresas de actividades no esenciales, aquellas que pueden organizar el teletrabajo o trabajo remoto y también los trabajadores del sector informal que puedan hacerlo, deben quedarse en casa en cuarentena voluntaria durante las próximas cuatro semanas, según el llamado de Asociaciones Médicas Nicaragüenses, que ha sido respaldado por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham) y también por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, reiteró en una entrevista en el programa Esta Noche que hay que insistir al Gobierno para que tome medidas que permitan combatir el crecimiento de los contagios, porque “si declaran una emergencia, por lo menos se abre la posibilidad de que puedan obtener recursos para traer el equipo y el medicamento necesario, en este momento en que estamos subiendo el volcán”.

El llamado al Gobierno es más extenso y más complejo. En primer lugar, porque ya ha trascendido cómo están teniendo que lidiar con brotes en la Asamblea Nacional, el Ministerio de Hacienda, la Policía Nacional, el aeropuerto, por lo que insisten en invitar a los empleados públicos a protegerse, a tomar el control de sus vidas, sin esperar un permiso de las autoridades.

A la mayoría de trabajadores que hacen malabares desde el sector informal de la economía para cubrir las necesidades básicas de su familia aun en medio de la crisis sanitaria por la covid-19 en Nicaragua, Aguerri recomienda que “si tienen que ir a trabajar porque necesitan cubrir la necesidad de alimentos, el resto de la familia se tiene que resguardar en casa, y es el llamado que estamos haciendo en conjunto -empresa y ciudadanía- para que tomemos la decisión de protegernos”.

Recordó que a los padres de familia les han pedido “que no manden a sus niños a clase, porque estamos en un momento en que el contagio está afectando a todas las familias”.

A la Administración de Daniel Ortega y Rosario Murillo, le hace notar que “no hay un solo país en la región centroamericana que no haya recibido al menos de 200 millones de dólares”, mientras Nicaragua solo logra acceso a recursos más bien tangenciales.

“Hay que insistir en el llamado que hemos hecho a las autoridades para que apliquen medidas que ayuden a estos sectores, como la moratoria en el pago de los servicios; la reducción de las tarifas de agua y energía; y que no haya corte a los morosos de esos servicios, para ejemplificar medidas que sí se pudieran estar haciendo, a pesar que no se tiene el recurso”, señaló.

Esfuerzo coordinado del sector privado

El Cosep suscribió esta semana el llamado de las asociaciones médicas en el que, ante la indolencia del Gobierno de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo de cara a la pandemia de covid-19, se suplicó a la ciudadanía que aplicara una autocuarentena, ante lo que denominaron “el colapso en el sistema de salud pública y privada” del país.

Aguerri explicó que el endoso a la petición de los médicos forma parte del esfuerzo coordinado del sector privado, para impulsar tres ejes: el sanitario; el del abastecimiento médico y alimentario; y el de protección al empleo, y la sostenibilidad de las empresas.

Todo ello en un contexto en el que el Cosep, junto con la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), “con la asesoría académica y estratégica” del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), crearon un ‘Grupo de Trabajo’, para coordinar la respuesta del sector ante la crisis sanitaria que sufre el país y el mundo.

Aguerri reconoció que la labor del Grupo de Trabajo llena algunos vacíos, especialmente, en lo que corresponde a la atención de las necesidades esenciales de la población. Por eso, “estamos monitoreando los hospitales, los inventarios de productos médicos, los protocolos que están determinando tanto los hospitales públicos como privados para atender a la gente”, explicó.

La meta de ese seguimiento es “ver qué hace falta, qué se está acabando que se tiene que traer; o los equipos que son necesarios” para reforzar los hospitales que están saturados.

El Fondo de Emergencia del sector privado ha reaudado entre 1.5 y 2 millones de dólares “para darle respuesta a la ciudadanía… a los que no tienen comida… a los médicos que no tienen el equipo para poder protegerse”, asegurando que esta semana se hizo la primera entrega de equipos de protección a los profesionales de la medicina.

“No somos el único fondo. Afortunadamente hay otras empresas que ya se hicieron cargo de los 39 asilos de ancianos en el país, y otras que darán equipo de protección especial a médicos en otros hospitales del sector público y del sector privado”, relató Aguerri.

“Aquí hay una combinación de esfuerzos que se están desarrollando en las empresas para entregar equipos de protección especial al personal médico, y hacer llegar paquetes de alimentos a familias vulnerables”, complementó.

Reitera llamado al Gobierno

Además de la crisis sanitaria, “Nicaragua vive una crisis sociopolítica por la violación de derechos humanos que no ha sido resuelta, y eso significa que no tenemos acceso a recursos que los otros países de la región sí tienen. Mientras no se resuelva esa crisis, seguiremos teniendo una limitante”, que se expresa en una escasez de recursos por parte del Gobierno, para atender este tipo de circunstancias, dijo Aguerri.

“El Gobierno… tiene que tomar esas decisiones que hemos venido demandando, como el cierre o suspensión de clases, las medidas que la OPS y la OMS han implementado en el resto del mundo”, demandó.

Desde que el 18 de marzo se informara del primer contagiado en el país, hasta este martes tres de junio, el Ministerio de Salud (Minsa), reporta 1118 personas infectadas, y 46 muertes por la enfermedad que azota al mundo, mientras que el Observatorio Ciudadano covid-19, elevó esa cifra hasta los 4217 contagios y 980 muertos.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend