Política

Proponen 15 puntos para restablecer democracia, “sin acuerdo político no hay solución a la crisis”

Empresarios llaman a unidad por un “acuerdo de nación”

Es el compromiso que el sector empresarial tiene, no solo como empresarios, sino como ciudadanos, explicó José Adán Aguerri, presidente del Cosep



Las veintiséis organizaciones que conforman el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), definieron 15 puntos para el restablecimiento de la democracia, los derechos fundamentales de los nicaragüenses, y la recuperación económica del país. “Es una propuesta que hacemos pública para compartirla con todos los sectores con los que hemos venido trabajando”, afirmó José Adán Aguerri, presidente de la asociación.

El documento presentado a los medios de comunicación señala que para el gremio empresarial la democracia es esencial para retomar el desarrollo social, político y económico del país. Insiste en que los cambios estructurales que requerimos como nación, deben lograrse bajo las reglas y procedimientos propios de un Estado democrático de Derecho. Igualmente, que el compromiso del sector privado es contribuir a la consolidación de este mismo, retomar el camino de la prosperidad del país y que se alcance justicia y seguridad para todos los nicaragüenses.

Aguerri aclaró que este documento es una propuesta de las 26 organizaciones que conforman el Cosep. Cuando se le consultó si estos puntos estaban “aprobados” por los cinco empresarios del gran capital, que se reunieron en febrero de este año con el Gobierno para reanudar el diálogo, afirmó que no podía hablar en nombre de ellos y que no estuvieron en el evento.

“Es parte del compromiso que el sector empresarial tiene, no (solo) como empresarios, sino desde lo que somos todos en Nicaragua: ciudadanos. En esta propuesta estamos hablando de unirnos por la democracia, por las elecciones anticipadas libres y transparentes, unirnos por una nueva cultura democrática, por el respeto al estado de derecho, para exigir el cumplimiento de acuerdos ya firmados, por el desarrollo sostenible. Unirnos por un acuerdo de nación, unirnos con Nicaragua”, enumeró el presidente del Cosep.

De acuerdo a las declaraciones de Aguerri, el mensaje que ha calado en el sector empresarial es que Nicaragua es primero. Y que deben tener incidencia en el restablecimiento del sistema democrático para que, de alguna manera, se fortalezca la participación ciudadana en los procesos electorales y se reduzca, de esta forma, el abstencionismo.

“El compromiso que tenemos en fortalecer la educación cívica, electoral. El involucramiento de todos en la supervisión de las elecciones como un aporte de transparencia. Crear una plataforma ciudadana como instrumento cívico para mejorar esta cultura y garantizar la participación en los procesos electorales de la ciudadanía. Estamos apostando a una salida a través de los votos”, aseguró Aguerri.

Los 15 puntos presentados por los empresarios son los siguientes: Democracia, elecciones anticipadas, libres, transparentes y observadas. Cultura democrática, institucionalidad, respeto al estado de derecho.

Defensa de todos nuestros derechos, exigir el cumplimiento de los acuerdos firmados, justicia, respeto de los derechos humanos. Desarrollo sostenible, seguridad jurídica y ciudadana, reactivación económica. Estado facilitador y moderno, igualdad, equidad y la tolerancia. Educación y un acuerdo de nación.

“Sin un acuerdo político no hay solución a la crisis. Urge una solución negociada antes que la crisis sociopolítica y sus efectos económicos se profundicen aún más en detrimento de todos los nicaragüenses.  El respaldo e impulso de un proceso de transición democrática, debe estar basado en el diálogo amplio e incluyente, que permita el consenso para la elaboración e implementación de un Acuerdo de Nación que nos permita una nueva oportunidad para resurgir como país”, dice el documento.

Denuncian ante Ministerio Público agresión en León

El sábado 7 de septiembre Aguerri, Michael Healy, el comentarista político Jaime Arellano, y el periodista Aníbal Toruño, fueron atacados por una turba de simpatizantes del régimen de Daniel Ortega, mientras estaban en presencia de la Policía Nacional. Los sujetos les lanzaron piedras, dispararon balines y golpearon con bates de aluminios el vehículo en que se desplazaban sin que los oficiales hicieran algo para frenar el ataque.

Aguerri informó en conferencia de prensa que sus abogados interpusieron la denuncia ante el Ministerio Público para que investiguen la agresión. El presidente del Cosep indicó que los empresarios han sufrido distintas formas de represión. Lo sucedido el sábado, expuso, fue una expresión más que se suma a la lista de acciones que la dictadura ha emprendido contra ellos.

“Recordemos las tomas de tierra, los bloqueos aduaneros. La no entrega de documentación legal, los embargos contra empresas. Todo esto lo que produce es una situación donde sigue siendo la confianza y la certidumbre, dos palabras que, en el clima de negocios para dar empleos, no estamos cerca de ellas. Al contrario, nos alejamos más”, expresó.

Aguerri manifestó que desde el sector privado quieren hacer entender que el país necesita un acuerdo para poder reactivarse y que, si se continúa por el paradigma revolucionario en el que la salida es cerrar las puertas e imponer voluntades, la nación va a retroceder y perder todo el crecimiento de los últimos años.

“Podemos esperar cualquier cosa cuando vemos situaciones como estas, donde se pierde el respeto al derecho del otro porque piensa diferente. Quedó claro que lo del sábado subió el nivel (de violencia)”, expuso.

El presidente del Cosep recordó los asesinatos que están ocurriendo en contra de campesinos en el norte del país. “Los organismos de derechos humanos están poniendo la mirada en nuestros hermanos campesinos. (Las víctimas) tienen un denominador común: han participado en procesos de protestas”, afirmó.

El tema electoral

Sobre el tema de reformas electorales, adelanto de elecciones y observación nacional e internacional, Aguerri señaló que están esperando una respuesta formal a la carta que envió el régimen Orteguista al secretario general de la OEA, Luis Almagro, en la que exponen el deseo de que se discuta estos temas solo con el Gobierno.

“El hecho de que, en las Naciones Unidas, Michelle Bachelet y el representante del Vaticano, hayan sido contundentes en cuanto a demandar que se tiene que retomar la negociación y unas reformas electorales que permitan elecciones libres, creíbles y observadas, te están dando un indicativo de que lo que estamos demandando nacional e internacionalmente, es una realidad que necesita el país. Lo que están diciendo es que hay que sentarse a dialogar”, opinó Aguerri.

Agregó que la Alianza no permitirá que las reformas electorales se realicen solo entre la OEA y el Gobierno, sino que deben estar presentes todos los sectores de la sociedad civil, productores, campesinos, estudiantes, de tal forma que el acuerdo no sea entre dos partes.

“Cuando hablamos de consenso lo que planteamos es que debe haber una negociación en donde no sea unilateral y se tenga la visión de los otros. Si no hay una real negociación donde participemos los demás, no tendrían legitimidad los resultados que queremos para el país”, finalizó.