Economía

Empresarios regresan al Incae… sin el Cosep

Economista asegura que no es por dividir al sector privado, sino porque los Ortega-Murillo no quieren hablar con sus antiguos socios

Dos centenares de empresarios y profesionales se darán cita este martes ocho de enero en el campus nicaragüense del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), para hacer su propio análisis de la situación del país, y presentar sus propias conclusiones a la nación.

“Partiendo del amplio conocimiento de los graves problema políticos, sociales y económicos por los que atraviesa actualmente el país, le invitamos a participar en este importante evento junto con el Dr. Néstor Avendaño y Dr. Arturo Cruz, con el objetivo de analizar y conocer el pronóstico económico/sociopolítico 2019/2020 para tomar decisiones”, reza la invitación que circuló de forma selectiva.

Las invitaciones se giraron atendiendo a la posición de los individuos en las empresas, pero no por razones políticas o ideológicas, lo que explica que no haya nadie del Gobierno, ni empresarios sandinistas, aclaró Avendaño, que aparece como organizador de la actividad, junto con Ricardo Meléndez, Roberto Rondón, Edgar Chamorro y Alejandro Bolaños Davis.

Si bien algunas voces consideran sospechoso que no se invitara al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) como organización, ni a nadie del gran capital, aunque sí a los directivos de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham).

Avendaño explicó a Confidencial que lo que se pretende es evitar la animadversión mostrada por la pareja presidencial hacia quienes fueron sus socios en el esquema de ‘negociación, alianza y consenso’, con el que se cogobernó el país hasta el primer trimestre del presente año.

“Queremos establecer comunicación entre las entidades públicas y los empresarios. No se invitó al gran capital, porque Ortega no quiere ver nada con ellos después del divorcio”, entre ellos, explicó el economista.

Si bien la idea es “aglutinar la mayor representatividad posible”, los organizadores no invitaron a las cámaras y organizaciones gremiales, sino solo a unos 200 empresarios y profesionales del país a título personal “para generar ideas”. Los invitados son, fundamentalmente gerentes y dueños de empresas grandes y medianas.

“Pretendemos aglutinar los esfuerzos dispersos para presentar la mejor propuesta posible. Estamos preocupados por la falta de comunicación entre gobierno y gobernados. Dado que no hay una solución política, queremos ver hacia dónde nos lleva el empeoramiento social, político y económico de la crisis”, declaró.

50 años de estadísticas

Después de las formalidades con las que suele iniciar este tipo de eventos, Avendaño presentará un trabajo conteniendo las estadísticas económicas y sociales del país entre 1970 y 2017, segmentadas por periodos de gobierno, mientras Cruz hará una disertación sobre la situación política del país.

Los pronósticos del economista indican que, en una situación óptima, (definida como aquella en la que hay una negociación política aceptable), el país decrece 0.8% en 2019; la tasa de desempleo abierto pasa del 14.1% observado en 2018 a 16.2%, y los niveles de pobreza general crecen del 24.7% en 2018 al 24.9% en 2019, mientras la pobreza extrema sube del 6.8% al 6.9% en un año.

En el escenario probable, (en el que hay una caída del total de la inversión fija bruta de 50% en 2019), el Producto Interno Bruto decrece en -12.5%; la tasa de desempleo abierto llega hasta el 20.7%, y los niveles de pobreza general y extrema marcan 27.0% y 7.7% respectivamente.

Finalmente, en la versión pesimista, (marcada por una caída del total de la inversión fija bruta de 80% en 2019), la economía cae -20.0%; la tasa de desempleo abierto alcanza el 23.3%, y los niveles de pobreza general y extrema se sitúan en 28.3% y 8.3% respectivamente.

Con esos y muchos otros datos, los participantes trabajarán en grupos “para encontrar las tareas mayoritarias que se hayan propuesto desde la base, y luego presentar las principales al auditorio”, que son las que se harán públicos. “Se hará un llamado que luego se entregará a las cámaras, las organizaciones de la sociedad civil, las autoridades públicas, los medios de comunicación, etc.”, detalló el economista

Si bien Avendaño no olvida que la administración Ortega Murillo se caracteriza por ignorar este tipo de llamados, dijo que ellos cumplirán con el deber ciudadano de presentar su aporte. Luego es “opción de los tomadores de decisión si los escuchan, analizan e implementan”.

El grupo de empresarios y profesionales incluye una cuota de 30 emprendedores, para ampliar el espectro de opiniones. Avendaño dijo que ese mismo esfuerzo se replicará después con los micro y pequeños empresarios del país.

Advertisements

Más en Economía

Send this to a friend