Confidencial

Estados Unidos pide castigo por asesinatos en Nicaragua

Decenas de personas siguen protestando en todo el país. Carlos Herrera | Confidencial

El Departamento de Estado de EE.UU. consideró este viernes que los responsables de asesinatos y abusos de derechos humanos en Nicaragua“deben ser llevados ante la Justicia” y llamó al Gobierno de Daniel Ortega a que cree las condiciones necesarias para un “diálogo creíble”.

“Aquellos responsables de los asesinatos y de otras violaciones de derechos humanos deben ser llevados ante la Justicia”, destacó en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert.

“Hacemos un llamado al Gobierno nicaragüense para que respete los derechos de los manifestantes y cree las condiciones necesarias para un diálogo creíble, incluido el cese de toda violencia”, señaló la portavoz de la diplomacia estadounidense.

Insisten en visita de la CIDH

El Departamento de Estado de EE.UU., además, reiteró su petición para que el Gobierno de Ortega permita a organizaciones internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), evaluar la situación de respeto a los derechos humanos en el país centroamericano.

En su comunicado, el Departamento de Estado dijo estar “profundamente preocupado” por la crisis en Nicaragua y condenó la violencia de esta madrugada que ha dejado más muertos y heridos”.

“Reiteramos nuestro firme apoyo al pueblo nicaragüense y a sus demandas para una democracia auténtica”, señaló.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, rechazó este viernes la violencia que causó muertos y heridos en la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI) la madrugada de este viernes.

“Lamentamos muerte de estudiantes Kevin Joel Valle y Jimmy Parajón y acompañamos a sus deudos en su dolor”, escribió Almagro en su cuenta de Twitter.

Senadores piden investigación

Mientras un grupo bipartidista de senadores estadounidenses pidió al Gobierno del presidente Donald Trump que trabaje con la Organización de Estados Americanos (OEA) para investigar la violencia vivida en Nicaragua a raíz de las protestas contra Ortega.

“Alentamos al Departamento de Estado a trabajar con la Organización de los Estados Americanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para avanzar en una investigación creíble de los acontecimientos recientes”, escribió el grupo de senadores, liderado por el republicano Marco Rubio y el demócrata Bob Menéndez.

Estudiantes de la UNAN – Managua mantienen protesta y exigen el cese a la represión. Carlos Herrera | Confidencial

Según informó  la oficina de Rubio, la misiva fue dirigida al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y al titular del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin.

Rubio y Menéndez, junto con otros seis senadores, expresaron su preocupación por los más de 49 manifestantes que han perdido su vida a manos de la Policía de Nicaragua en las últimas semanas y aseguraron que este es un “claro ejemplo” de la impunidad y los abusos de poder presentes en el país centroamericano.

Rivas en la mira

Por otro lado, los legisladores instaron al Ejecutivo de Trump a seguir indagando sobre el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua, Roberto Rivas, que ya fue sancionado en diciembre pasado por EE.UU. por actos de “corrupción significativa” y “graves violaciones a los derechos humanos”.

“El señor Rivas ha encarnado durante 22 años el mal uso del gobierno y la corrupción contra la que los nicaragüenses se han manifestado en las últimas semanas”, añadieron.

Desde que comenzaron las protestas los enfrentamientos violentos han causado al menos 49 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Con información de EFE