Política

Congresista republicana exige Ley Magnitsky "para cómplices de Ortega"

EE.UU. restringe visa a funcionarios de la represión y demanda más sanciones

Planton

"Los abusadores de los derechos humanos y aquellos que socavan la democracia no son bienvenidos en Estados Unidos", sentencia el Departamento de Estado



El Departamento de Estado de los Estados Unidos informó este jueves que establecerá una serie de restricciones de visas “contra personas involucradas en abusos contra los derechos humanos o que socavan la democracia en Nicaragua”. La decisión, según el comunicado publicado este siete de junio en su página oficial, fue tomada por Mike Pompeo, secretario de Estado del presidente Donald Trump.

“La violencia política de la Policía y los matones progubernamentales contra el pueblo de Nicaragua, en particular los estudiantes universitarios, muestra una flagrante falta de respeto por los derechos humanos y es inaceptable”, sentencia el texto.

De acuerdo a lo difundido en el sitio web, entre los afectados por estas medidas se encuentran oficiales de la Policía Nacional, funcionarios del gobierno municipal y un funcionario del Ministerio de Salud, específicamente aquellos que dirigen o supervisan la violencia contra otros que ejercen sus derechos de reunión pacífica y libertad de expresión”.

Debido a las leyes de confidencialidad de visas de Estados Unidos, en el comunicado no se identifican con nombre y apellido a los sancionados, pero sí se señala que “estos funcionarios han operado con impunidad en todo el país, incluso en Managua, León, Estelí y Matagalpa. En ciertas circunstancias, los miembros de la familia de esas personas también estarán sujetos a restricciones de visa”.

El Departamento de Estado insistió en que este es un mensaje “claro de que los abusadores de los derechos humanos y aquellos que socavan la democracia no son bienvenidos”.

Esta medida no está dirigida al pueblo nicaragüense en general, enfatizó el texto. También señaló que este país solicita el fin de la violencia, apoya la salida pacífica a la crisis, estará en constante monitoreo de la situación en Nicaragua y tomará “medidas adicionales según sea necesario”.

Piden Ley Magnitsky para más funcionarios públicos

La madrugada de este siete de junio, hora de Nicaragua, la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, demandó al Congreso estadounidense que aplicara la Ley Global Magnitsky a “Francisco López, jefe de Albanisa por lavado de dinero y corrupción. Y Francisco Díaz, que encabeza la Policía Nacional, por orquestar la represión y los asesinatos de nicaragüenses”.

El ahora expresidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, fue sancionado con esta misma ley en diciembre de 2017 y su nombre se coló en una lista de “personas envueltas en serios abusos a los derechos humanos o corrupción”.

Ros-Lehtinen, quien ha estado cabildeando para que se aprueben las medidas contra López y Díaz, este jueves incluyó a otros nicaragüenses que, a su juicio, deben ser sancionados y entre ellos están Gustavo Porras, jefe de la Asamblea Nacional, Sonia Castro, ministra de Salud, Roberto López, presidente del Instituto de Seguridad Social, y Tirso Celedón, desarrollador inmobiliario.

“Cada uno de estos individuos es parte del círculo interno de Ortega y es responsable de esos actos de corrupción y violaciones de derechos humanos, todos los cuales han sido ampliamente reportados. Insto a la administración a que no se demore más, y que tome medidas rápidas para congelar activos, cancelar visas y sancionar, en toda la extensión de nuestra ley, a aquellos que son responsables de tanta corrupción y tantos homicidios en Nicaragua“, finalizó la congresista.