Emergencia Coronavirus

Exfuncionario OPS: “Una agencia técnica no debe politizar la salud”

Oswaldo León-Fariello: El alineamiento político de la directora de OPS con el régimen Ortega, contradice orientaciones de la OMS ante covid-19

El 26 de junio de 2018, un funcionario nicaragüense de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se tomó la palabra, durante una asamblea celebrada en su sede en Washington D.C, para denunciar a su propia organización y a su directora.

Su mensaje tuvo gran resonancia en las redes sociales y en la opinión pública nicaragüense, pero no modificó en nada la posición de la directora de la OPS, la doctora Carissa Etienne, originaria de la isla de Dominica.

El oficial de Comunicación y Gestión de Conocimiento, Oswaldo León-Fariello, experto en relaciones internacionales con ocho años de servicio profesional en la OPS, seguía de cerca la crisis de Nicaragua a raíz del estallido de la protesta cívica de abril, y la represión que llegó incluso a instrumentalizar el sistema de salud para negarle atención a las víctimas.

Por su cargo en la institución, tenía acceso a información técnica sobre la crisis nacional en los hospitales del país, y abogaba por una declaración de la OPS ante las violaciones a los derechos de la salud de los nicaragüenses. Otros miembros de la institución, entre el 18 de abril y el 18 de mayo, enviaron más de 40 mensajes a la directora de la OPS en Washington, Carissa Etienne, instándola a declarar una emergencia para poder gestionar recursos que le permitieran a la OPS enfrentar la crisis en Nicaragua en mejores condiciones.

A Etienne le tomó tiempo a atender la petición y más bien reforzó su respaldo incondicional al régimen Ortega-Murillo y a la ministra de Salud, Sonia Castro, quien en junio de 2019 sería sancionada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, señalada de graves violaciones a los derechos humanos.

OPS Nicaragua
La directora de la OPS en Washington, Carissa Etienne, (segunda de izquierda a derecha) junto a la exministra de salud, Sonia Castro. Foto: OPS

Oswaldo León-Fariello empezó a involucrarse en actividades de protesta frente a la Embajada de Nicaragua en Washington, y a partir de su activismo advirtió que en la OPS se redujeron sus privilegios profesionales y el acceso a la información intena en la institución. “Lo interesante es que si bien no tenía acceso fue así como comenzaron a llegar a mi casa sobres anónimos con copia de información importante, documentos, informes, o bien de forma misteriosa aparecían sobres en mi escritorio”, dice el ahora exfuncionario de la OPS.

El 26 de junio de 2018, relata León-Fariello, se llevaría a cabo un evento importante en la sede. “Sabía que no me concederían el favor del micrófono, usé la fuerza de mi voz, saqué la bandera de Nicaragua y grité unas palabras que había meditado esa mañana: Esta organización que representa la señora Etienne no ha tenido la dignidad de dedicar un minuto de silencio a esas trescientas personas asesinadas, eso es inhumano, no es aceptable, hablo en nombre de Nicaragua para que sea condenado”, dijo León-Fariello, hasta que personal vinculado a la oficina de recursos humanos lo desalojó del auditorio.

Oswaldo, vos fuiste despedido de tu cargo como funcionario de la OPS en Washington, después que te tomaste la palabra en un evento público para hablar sobre la crisis de Nicaragua en junio de 2018. ¿Cuál era tu demanda ante la OPS?

En efecto, el 26 de junio del 2018 me tomé la palabra en un acto que la OPS organizaba para el personal en Washington y para las 27 representaciones que tiene la OPS en toda América Latina y el Caribe. Yo exigía que la directora Carissa Etienne le pidiese perdón a las madres de todos los jóvenes que habían sido asesinados hasta ese momento. En los quirófanos de los hospitales (negaron atención) por órdenes de las autoridades del Ministerio de Salud. Era un tema del mandato de la OPS, y la responsabilidad de esta directora. Yo sentí que ella tenía un deber de pedir una disculpa al pueblo nicaragüense por no haber condenado, no haber exteriorizado una palabra, no haber puesto un comunicado, y no haberse, siquiera, hecho sentir con el pueblo de Nicaragua. Unos meses atrás en esa misma sala la misma directora nos había pedido guardar un minuto de silencio por las víctimas del Ébola en Africa, por “nuestros hemanos y hermanas”, dijo ella, pero para las madres de Nicaragua no tuvo esa delicadeza.

La segunda demanda era que esta directora terminase con el alineamiento político que ella, desde el inicio de su gestión en el año 2013, había demostrado con el Gobierno de Daniel Ortega, con Venezuela y con Cuba, pero específicamente mi preocupación era el alineamiento político que ella demostró hacia el Gobierno de Ortega. No es usual que un director de una agencia de salud, una agencia técnica como la OPS, politice la salud, no es correcto y no es saludable desde ningún punto de vista.

Tenía una tercera petición y se relacionaba con la corrupción y el acoso laboral que oficialmente yo había denunciado ante la Oficina de Ética de la OPS por medio de mi abogado

¿La directora de la OPS, la señora Carissa Etienne, en los intercambios que tuviste con ella, antes y después de ese evento público, brindó alguna justificación para no reconocer la emergencia de Nicaragua y la actuación antihumanitaria de las autoridades de salud del país?

No, no brindó ninguna declaración, ni justificación, todo lo contrario, lo que ha reinado siempre es el silencio absoluto, un silencio que se traduce en complicidad y en una comunicación que sabemos existe, entre, directa, no solamente entre la representación de la OPS en Managua y Rosario Murillo en El Carmen, sino directamente entre la OPS aquí en Washington y Rosario Murillo. Ella lo dijo en una de sus letanías, que había hablado directamente con la doctora Ettiene, y bueno, que había alabado tantas cosas del sistema de salud de Nicaragua. Ese día cuando me tomé la palabra entregué a la directora un folder con documentos, copias, fotos y evidencia sobre la corrupción y el acoso laboral sobre los cuales ella no había hecho nada. Tengo toda esa evidencia y voy a usarla ahora.

Oswaldo León-Fariello
Oswaldo León-Fariello empezó a involucrarse en actividades de protesta frente a la Embajada de Nicaragua en Washington. Foto: Cortesía | Confidencial

En enero de este año, la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia el coronavirus y orientó a todos los países, evitar el contacto y las aglomeraciones masivas, sin embargo, en Nicaragua el Gobierno ha hecho todo lo contrario, pero la delegada de la OPS en Managua más bien ha celebrado las acciones del Gobierno, y dice que están haciendo lo correcto, ¿Puede la organización regional en este caso la OPS, contradecir a la OMS?

No debe hacerlo, porque si bien la OPS es afiliada a la OMS y representante regional de la OMS para América Latina, sin embargo, es independiente como organización. No obstante, no debe en ningún momento contradecir las indicaciones con las observaciones de la OMS porque esas provienen de acuerdos, y en este caso concreto vienen del Reglamento Sanitario Internacional, que es un instrumento jurídico reconocido por todos los Estados, incluido Nicaragua, y que la OPS y la OMS deben promover y asegurar su cumplimiento. Entonces la respuesta es: no, no debe contradecirlo.

Sin embargo, lo que ha ocurrido la relación de la representante en Managua con el Gobierno, eso es una orientación y resultado de la politización de la cual hablaba anteriormente.

Lo que están diciendo es que la representación de la OPS en Managua no tiene autonomía para representar y cumplir su mandato, ¿actúa más como una proyección del Gobierno de Nicaragua?

Sí, está actuando como una proyección del Gobierno de Nicaragua, pero con la complacencia y con la venia de la directora de la OPS, que es Carissa Etienne. Ella no ha ocultado sus simpatías con Daniel Ortega, con Maduro, y el apoyo ha sido constante. Entonces, esa conducta de la representante no es una casualidad sino que responde a una orientación directa de Carissa Ettiene aquí en Washington, y sus intereses, viene de (Dominica) un país del Alba, dominado por la izquierda de Nicolás Maduro, Hugo Chávez, de Ralph Gonsalves, que están todavía amarrados a esos sueños del pasado.

OPS en Nicaragua
Daniel Ortega y Rosario Murillo con la representante de la OPS en Nicaragua, previo a una reunión virtual con el SICA, el 12 de marzo. // Foto: Gobierno

Este jueves la OPS publicó en su página web que en Nicaragua existen seis casos positivos de coronavirus y no dos como mantenía el Gobierno, pero unas horas después, a casi a medianoche la representante salió en una conferencia de prensa diciendo que había ocurrido un error de digitación, y le ofrecía excusas al Gobierno de Nicaragua.

¿La OPS lleva sus propias estadísticas sobre la situación de salud, o se limita a respaldar lo que dice el Gobierno?

Las estadísticas en ninguna organización internacional son independientes, tienen que ser una combinación de ambas cosas, y es lo mismo en este caso, es una combinación de lo que provee el Gobierno y de otros estudios. Sin embargo, yo pienso que en este caso sí hubo un error, puede ser en la digitación, sobre todo porque conozco el entorno, pero también por la forma en que estaba presentada la cantidad pues, una estadística presentada en una tabla Excel no es algo de mucha confianza. Yo creo que sí fue un error, pero lo extraño es la conducta de la representante para hacer una especie, como de humillación ante Daniel Ortega y la Rosario Murillo, un absurdo.

¿Tiene la OPS en su mandato alguna obligación con la sociedad civil nicaragüense, más allá del Gobierno? En Nicaragua los representantes del sector privado y de organizaciones de la sociedad civil han demandado a la OPS que entre en contacto con ellos para coordinar acciones preventivas ante el coronavirus, sin embargo no ha existido ninguna respuesta ¿por qué?

La OPS es miembro del Sistema de Naciones Unidas, por lo tanto tiene un mandato de trabajo con la sociedad civil que es bien amplio, ya desde hace más de 30 años pasó de ser un paradigma, un enfoque de trabajo diario, lo mismo la OEA. La OPS responde a la OEA, es parte del sistema interamericano. Entonces tiene un mandato de trabajo con la sociedad civil, específicamente en lo que son los determinantes sociales de la salud.

Ahora bien, esta señora (la directora de la OPS) no tiene un concepto de sociedad civil muy inclusivo, y no creo que ella sea de la idea que hay que dialogar y que hay que tomar en cuenta esa participación. La OPS no ha cumplido con su responsabilidad para hacer cumplir lo que el Reglamento Sanitario Internacional incluye en estos casos de pandemia. No han cumplido absolutamente ninguna de las orientaciones que estipula este reglamento.

OPS Carissa Etienne
La directora de la OPS en Washington, Carissa Etienne, visitó Nicaragua en 2016. Foto: OPS

Estados Unidos se ha convertido ya en el país que registra mayores niveles de contagio del coronavirus hay medidas de prevención en distintas ciudades, en Washington DC, donde vos estás; en New York, San Francisco; en Miami; en Houston; Chicago,. ¿Cómo están viviendo los nicas la cuarentena en Estados Unidos? Vos sos miembro de la Nicaraguan Freedom Coalition coalición de nicaragüenses en Estados Unidos.

Aquí en Estados Unidos todo el país prácticamente hemos entrado en este autodistanciamiento, no cuarentena, la cuarentena es obligatoria; el autodistanciamiento es una política que ha sido promovida por todos los Estados, y la estamos siguiendo.

Las organizaciones Nicaraguan Freedom Coalition, ConeXión Nica-USA, que están bien activas en esta zona donde yo vivo y en otros estados; nos hemos estado educando sobre las formas de prevenir el contagio, y nos hemos estado enriqueciendo con información para poder ser de ayuda a Nicaragua.

Estas organizaciones han estado trabajando bastante, pasando toda esa educación, toda esa información que han adquirido en estos días sobre la pandemia del coronavirus hacia Nicaragua, haciendo una triangulación efectiva de la información. Eso ha sido muy importante, pues, porque, que los grupos de la diáspora no nos hemos contentado con protegernos y aprender, sino que nos hemos interesado en reproducir ese que conocimiento en el contexto de Nicaragua, dado que el Gobierno ha seguido una política cero en cuanto a educación, para que las personas sepan cómo abordar, como protegerse frente a esta pandemia.


La entrevista con Oswaldo Leon-Fariello se transmite hoy a las 8.00 p.m. en el programa Esta Semana, en el canal de YouTube Confidencial Nica.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend